Post frontera.(XVI)

País de llegada: los mil oficios. Quinta parte. Siempre he visto como un privilegio de la vida el que creciera en un área marginal, con carencias económicas, donde el día a día se lucha para que termine con la ilusión de tener con un plato de comida en la mesa y un candil en el corredor, y que el emigrar desde mi llegada al país trabaje en el sector exclusivo donde viven los millonarios del Estado. Dos mundos totalmente distintos han estado en mis manos y ante mis ojos. Digo que es un privilegio porque me ha permitido ver dos…

Continuar leyendo…

¡A la mierda los extranjeros comunistas!

Es lo que quiso gritar a los cuatro vientos el editorial de Prensa Libre del día lunes 26 de mayo. ¡A la mierda los extranjeros justos, honestos y honrados! Nos están troceando, no sean culeros. Bueno, los culeros somos nosotros los oligarcas por vende patrias y arrastrados pero al fin de cuentas somos guatemaltecos, tenemos derecho a vender a nuestra propia madre, ¿pero ustedes? ¿Ustedes que están en país ajeno pretenden venir a defenderlo de saqueadores como nosotros? No jodan, ni intenten siquiera porque los que tenemos el sartén por el mango, queremos decir los que tenemos al presidente y…

Continuar leyendo…

Post frontera. (XV)

País de llegada: los mil oficios. Cuarta parte. Siempre me han acompañado los pensamientos suicidas y lo intenté en tres ocasiones. La primera inocentemente fue a los 13 años, pensé que sacándome la comida provocándome el vómito en unas semanas moriría, -pensamientos de ishta- pero pasó el año y no sucedió nada, hasta que mi mamá me encontró en plena maniobra y pensó que estaba embarazada y me metió una tamarindeada de aquellas…, me hincó en maíz y me puso a rezar no sé cuántos padres nuestros y aves marías, mientras me chicoteaba. Le juré que no estaba embarazada y…

Continuar leyendo…

Post frontera. (XIV)

País de llegada: los mil oficios. Tercera parte. El trabajo que tenía en casa de la familia coreana era de medio tiempo y no alcanzaba ni para la gasolina, pero por no hablar inglés no podía conseguir en otro lugar para llenar la semana, al año salió uno de medio tiempo, con una familia filipina –me persiguen las familias asiáticas- tenía que cuidar tres niños y hacer limpieza en la casa. Dos hermanos filipinos, un hombre y una mujer, el hermano tenía dos niños: uno de cinco y una de un añito, la hermana tenía una niña de dos años.…

Continuar leyendo…

Post frontera. (XIII)

País de llegada: los mil oficios. Segunda parte. Si algo me enseñó mi Nanoj fue a no tenerle miedo al trabajo ni a la adversidad, “porque la vida allá afuera es dura” siempre nos lo ha dicho. “¿Vos creés que yo soy mala? ¡Pues esperáte a salir a la calle a ver cómo te tratan! ¿Vos creés que yo te lastimo? ¡Pues esperá a crecer y me dirás! ¿Vos creés que yo no te quiero? Nadie en el mundo te quiere más que yo, porque te tuve nueve meses en mi estómago y te parí con dolor, fuiste la hija…

Continuar leyendo…

Post frontera. (XII)

País de llegada: los mil oficios. Primera parte. Cuando estamos en el país de origen nos dicen cosas como: en dos años ahorrás y te vas de regreso, en tres años podés juntar para poner tu negocio y te vas, si mucho cuatro años y lográs ahorrar para pagarles la universidad a tus hijos, si trabajás bien en dos años ya juntaste para construir tu casa. Eso no me lo dijo mi hermana porque mi situación de salir fuera del país nada tuvo que ver con dinero, lo mío fue una depresión profunda. Trabajando como maestra y árbitra de fútbol…

Continuar leyendo…

La Puya, bajo ataque militar y oligarca.

Hermano dame tu mano vamos juntos a buscar Una cosa pequeñita que se llama libertad Esta es la hora primera este es el justo lugar Abre la puerta que afuera la tierra no aguanta más. –Hermano dame tu mano. Mercedes Sosa. El título de este artículo da para colocarlo entre signos de admiración, algo así como diciendo, ¡despierten! ¡Es la hora! Como preguntando, ¿Qué esperan? La urgencia era para ayer, ayer de hace siglos, décadas, meses. Pero también ayer de hace horas, cuando el Gobierno de genocidas, narcotraficantes y desfalcadores envió a cuanto efectivo policial pudo para arremeter contra la…

Continuar leyendo…