“Educar a nuevas ciudadanías, historia de una indocumentada, migrar desde Latinaomérica hacia EE.UU”

 

Mis amores, les comparto que en la Escuela de Psicología y Ciencias de la Formación, de la Universidad de Bolonia, en la sede de Rimini, se estará llevando a cabo el 30 de noviembre, un seminario sobre las temáticas de migración latinoamericana hacia Estados Unidos.

Una especie de mesa redonda  donde está incluido mi libro de Travesía. El nombre del seminario es: “Educar a nuevas ciudadanías, historia de una indocumentada, migrar desde Latinoamérica hacia EE.UU”.

Lo presentan: Luigi Guerra, Federica Tarabusi, Arianna Taddei, Armida Loffredo y Maria Rossi.

Muy agradecida por la oportunidad que le están dando a mi libro en Italia y por el interés en dar a conocer la temática de las migraciones forzadas.

Oasis de la incoherencia y el oportunismo

Sociedades de doble moral, sociedades incoherentes y chambonas que forman vergeles de tierra fértil para la impunidad de los oportunistas. Sociedades racistas, misóginas, clasistas donde proliferan los peleles. Los cómodos y los insensibles: peor aún, los solapadores. Guatemala es una sociedad de esas.

En Guatemala los absurdos en materia de Derechos Humanos se cuentan hasta el infinito, uno tras otro, ya es costumbre que poblaciones enteras de indígenas sean despojadas de sus tierras, les quemen sus casas y asesinen desde el brazo armado de las clicas criminales que pupulan en el gobierno y que defienden intereses oligárquicos.

Sigue leyendo

Perché avanza il neoliberismo in America Latina?

Tradotto da Monica Manicardi

Dal gene naturale di autodistruzione che abbiamo come umanità. Questo proprio ego, l’egoismo come la chiama la psicologia; accaparrare tutto il possibile senza importare che l’altro rimanga senza nulla.

Partendo da questo gene possiamo scomporre i diversi aspetti che ci portano a tentare di analizzare il comportamento collettivo delle nostre società davanti alla politica neoliberale che ci trascina.

Sigue leyendo

Pilsen Days: el encuentro de dos mundos

Son las 6:30 de la tarde del día sábado 28 de octubre, en Chicago en la época del frío la noche llega pronto, en la oscurana del crepúsculo busco estacionamiento en la 18th Street en Pilsen, corazón del barrio mexicano, y comienzo a caminar sobre la avenida buscando La Catrina Café, lugar donde se lleva a cabo la exposición Pilsen Days.

Ir a Pilsen es como regresar al corazón del arrabal donde crecí, los arrabales comparten el mismo ADN, no importa en qué lugar del mundo estén, el tejido social es el mismo. Después de caminar unas cuantas cuadras sobre las calles alfombradas de hojas ocres que sopla el viento y observando la personalidad del lugar, que es muy singular, me encuentro con la puerta de entrada a La Catrina Café, antes de abrir me asomo por la ventana y contemplo la atmósfera, entre bohemia y tertulia con carácter de guateque callejero en arrabal.

Sigue leyendo

El encanto del Che

Estados Unidos es un país con una diversidad de culturas, impresionante. En la parada de un semáforo, esperando cruzar la avenida, puede haber cincuenta personas y todas son de distinto país y todas tienen una historia, un pasado, una raíz. La cantidad de religiones y pensamiento político es también así de variada. En una reunión social, en un restaurante, en un simple supermercado o en el parque se puede encontrar una variedad de culturas e idiomas que es imposible identificar.

Y me he encontrado con personas de países que yo no sabía que existían y que me han tenido que enseñar en el mapa, que al entablar conversación conmigo me preguntan por el Che, Allende, Chávez y Fidel. Como esperando a que yo les cuente historias de esos mitos, que dan por sentado que me sé de memoria. Y ahí están como niños esperando a que les cuenten un cuento.

Sigue leyendo

Aprender a escribir

Con frecuencia recibo mensajes de lectores que me piden consejos sobre cómo aprender a escribir. A buena sombra se arriman. A petición de ellos hoy escribo este texto y daré mi opinión sobre el tema.

No doy consejos, no soy nadie para darlos, no sé nada de técnicas de escritura ni algo parecido, jamás asistí a cursos sobre escritura; pero escribir para mí es como vivir, ¿hay alguna escuela donde se aprende a tomar decisiones personales? No. Uno lo aprende en el día a día y quebrándose la cara en cada caída.

Entonces existen escuelas donde se aprende sobre técnicas de escritura pero no sobre escribir, como la pintura; cómo mezclar los colores, cómo sostener el pincel, la espátula, qué material va con qué material, qué número de lápiz usar en tal momento, pero no enseñan sobre la expresión y creatividad porque eso es individual y al igual que escribir es una necesidad propia y única, como única es nuestra nuestra huella digital.

Sigue leyendo

Ilka Oliva: Sono state le parole quelle che hanno dato voce al vuoto impenetrabile che vive in me

Tesori miei,

vi condivido l’intervista che ha effettuato il quotidiano guatemalteco, LA HORA. E’ la prima volta che accetto di rilasciare un’intervista ad un mezzo di comunicazione guatemalteco e ho avuto molto a che fare con la giornalista che l’ha realizzata, per questo ho accettato. Voglio ringraziare Mariela Castañon per far conoscere la mia storia in Guatemala e per il suo interesse nel raccontarla.

Ilka.


Ilka Oliva: Sono state le parole quelle che hanno dato voce al vuoto impenetrabile che vive in me

Di Mariela Castañon,Tradotto da Monica Monicardi

Ilka Oliva è una scrittrice guatemalteca che vive negli Stati Uniti da quasi 15 anni. Migrò in modo irregolare negli Stati Uniti, dopo una delusione professionale. Le sfide che ha affrontato non le hanno impedito di eccellere nella scrittura. Attualmente ha pubblicato 12 libri che sono stati tradotti in varie lingue.

Oliva ha concesso una intervista a LH Voz del Migrante e ha spiegato le ragioni per le quali si trova lontano dal Guatemala, la situazione delle persone migranti, le sfide e le mete raggiunte.

Sigue leyendo

3 textos de mi autoría, publicados en El Telégrafo, Ecuador

Cuando mi relato, El oficio de sirvienta, fue publicado en el prestigioso El Telégrafo, en Ecuador, sentí  una gran alegría, aquello para mí fue como un chiripazo (en lenguaje de niños que juegan cincos). Un texto de mi autoría en ese diario, lo veía  como algo maravilloso pero sinceramente no pensé que se fuera a repetir.

Anoche me enteré que dos textos más de mi autoría fueron publicados  nuevamente. Una sorpresa realmente.  Los textos son: La patria es ahora, e Inquebrantable.

Muchas gracias a El Telégrafo, por llevar mis letras a sus lectores. Muchas gracias Ecuador, te amo Sur.

Recensione a “Storia di una indocumentata” di Ilka Oliva Corado (Gentiana Minga)

Mis amores, les comparto esta reseña sobre mi libro de Travesía, traducido al italiano por Maria Rossi  y publicado por Edizioni Arcoiris.

Agradezco a Gentiana Minga  por haberla escrito.

Ilka.


Il viaggio inconsueto della Chilipuca fortunata: Recensione a “Storia di una in documentata- Attraversamento del deserto di Sonora- Arizona” di Ilka Oliva Corado (Arcoiris 2017)

“Abbiamo perduto per strada perfino il diritto di chiamarci americani,

anche se gli haitiani e i cubani si sono affacciati alla storia come

popoli nuovi un secolo prima che i pellegrini della Mayflower

si stabilissero sulle coste di Plymoth”

(Eduardo Galeano, Le vene aperte dell’America Latina)

Ventisei anni fa, un ragazzino dei borghi di Durazzo, seguendo il fiume rumoroso di gente proveniente da tutte le parti del paese si è trovato a bordo della nave mercantile Vlora. Il 7 agosto 1991, la nave era di ritorno da Cuba, carica di zucchero di canna, ma una folla di circa 20.000 persone costrinse il comandante a partire per l’Italia. Un giorno dopo, lo stesso ragazzino si è visto a Bari sotto le grandi tende con altri ragazzini rannicchiati per terra, un po’ sperduti e un po’ meravigliati. É cosi che sono diventati prima in – documentati, clandestini sul suolo del mondo. Uno scrocchiare le dita. Per loro era come se stessero seguendo un aquilone. Anche Alice ha varcato i confini, perché annoiata di stare seduta accanto alla sorella intenta a leggere un libro tra l’altro senza figure e senza dialoghi; s’infilò nella buca della conigliera seguendo uno strano Coniglio bianco. E se fosse così limpido il viaggio come nelle favole, o come nelle avventure dei ragazzi?

Più delle volte si diventa indocumentati per costrizione. Quel che è curioso è che non si pensa seriamente al tragitto, allo spazio da percorrere dal punto x al punto y. Chi ha scelto il mare cerca di non considerare un improvviso impazzimento delle onde. Ci si concentra sull’obiettivo per azzittire la paura che ugualmente si fa sentire con l’arrivo della notte quando barlumi di luce frivola della luna e delle stelle colano sulle guance e sulle palpebre trovandoti sola e insicura.

Sigue leyendo

Ilka Oliva: Han sido las letras las que le han dado voz al vacío insondable que me habita

Mis amores, les comparto la entrevista que me realizó el periódico guatemalteco, La Hora. Es la primera vez que yo acepto dar una entrevista para un medio guatemalteco, y tuvo mucho que ver la periodista que la realizó, por ella acepté. Quiero agradecer a Mariela Castañón por dar a conocer mi historia en Guatemala y por su interés en contarla.

Ilka.


Ilka Oliva: Han sido las letras las que le han dado voz al vacío insondable que me habita

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

Ilka Oliva es una escritora guatemalteca que vive en Estados Unidos desde hace casi 15 años. Migró de manera irregular a Estados Unidos, tras una decepción profesional. Los desafíos que ha enfrentado no le han impedido sobresalir en la escritura. Actualmente ha publicado 12 libros que han sido traducidos a varios idiomas.

Oliva concedió una entrevista a LH Voz del Migrante y explicó las razones por las que se encuentra lejos de Guatemala, la situación de las personas migrantes, los desafíos y las metas alcanzadas.

LH Voz del Migrante ¿Cuánto tiempo tiene de vivir en Estados Unidos y qué circunstancias la obligaron a salir de Guatemala?

Ilka Oliva: En noviembre cumplo 15 años viviendo aquí. Emigré por una decepción profesional, yo era árbitra de fútbol en Guatemala y me estaba preparando para ser árbitra internacional, ese era mi sueño, quería representar a Guatemala en el arbitraje femenino, le aposté a mi país, luché con todas las fuerzas de mi ser por ese sueño,  pero en la Comisión Arbitral de Fútbol me pidieron cama a cambio del gafete de árbitra internacional. Entonces me decepcioné tanto que sin pensarlo dos veces decidí poner tierra de por medio e irme de Guatemala, la única opción que tuve a la mano en ese momento fue hacerlo sin documentos, atravesando México.

LH Voz del Migrante ¿A qué se dedicaba antes de salir del país y qué hace actualmente?

Ilka Oliva: En Guatemala tengo la profesión de maestra de educación física, ejercía en la mañana el magisterio y en la tarde estudiaba psicología en la Universidad de San Carlos de Guatemala, en las noches entrenaba para estar preparada físicamente para los juegos de fútbol de los fines de semana. En Estados Unidos desde que llegué trabajo en los mil oficios. En este momento trabajo de niñera, que es como decir empleada doméstica, porque es el mismo trabajo solo que con diferente nombre. Pero se viene a hacer de todo, cualquier trabajo que vaya saliendo, es la realidad de los indocumentados en este país. A lo largo de los años he trabajado limpiando nieve, limpiando casas, oficinas, estacionamientos de centros comerciales, sirviendo cenas en fiestas de judíos, limpiando cocinas de restaurantes, de árbitra de fútbol, de todo lo que salga.

La Federación de Fútbol de Estados Unidos me trató distinto,  querían darme la oportunidad de dirigir a nivel superior, porque sigo siendo la única mujer latinoamericana en Chicago que dirige juegos de hombres,  pero  yo no tenía los documentos,  fue una enorme oportunidad que se perdió,  pero dirigí aquí 10 años fútbol europeo, africano, asiático, latinoamericano, estadounidense. Algo que tal vez de haber sido árbitra internacional no hubiera logrado: la vida tiene sus recovecos. Los sueños tienen tantas formas que camuflan muy bien. El sueño que yo anhelaba  se podría decir que se hizo realidad a miles de kilómetros de mi país de origen.

LH Voz del Migrante ¿Cuáles son los principales desafíos de migrar de manera irregular?

Ilka Oliva: Perder la vida, es el riesgo principal. Atravesar México de forma indocumentada es poner la vida en riesgo. El abuso viene principalmente de las autoridades del país que también forman parte de las bandas delictivas que secuestran, desaparecen y asesinan  a los migrantes. Los secuestran ya sea para explotación laboral, explotación sexual o el tráfico de órganos en el mercado negro. El peligro de perder la vida también está en la frontera entre México y Estados Unidos, entrar a territorio estadounidense es ser blanco de disparos, golpes, asesinatos  por  parte de la Patrulla Fronteriza,  de los que nadie se dará cuenta porque ocurren en el desierto. El migrante es utilizado como  presa para los cazadores de migrantes que van por las noches a jugar tiro al blanco con ellos.  Quien migra sin documentos ya está muerto en vida, solo una persona fuera de sí, puede atreverse a una hazaña de esas.

LH Voz del Migrante ¿Cuándo empezó a escribir libros y que la motivó a hacerlo?

Ilka Oliva: Mi primer libro trata sobre mi experiencia como indocumentada en la travesía desde Guatemala hasta Estados Unidos. Lo escribí en el 2014. Lo escribí 10 años después de haberla vivido, porque 10 años duró el silencio, la depresión profunda, diez años para recuperarme y decidir contar lo que vivimos los indocumentados en la travesía hacia Estados Unidos. Lo que me movió a escribirlo fue contar desde la experiencia de una migrante lo que vivimos millones. Ya que son muchos los que hacen películas, documentales, reportajes, libros, exposiciones artísticas sobre nosotros,  y ya era necesario que se contara la realidad desde dentro, desde nuestra propia voz, desde nuestra vivencia como migrantes en tránsito.

LH Voz del Migrante ¿Cuántos libros ha publicado y con cuál se identifica más?

Ilka Oliva: He publicado 12 libros, Historia de una indocumentada, travesía en el desierto Sonora-Arizona, que ya fue traducido al italiano, al sueco,  al portugués y al francés y se está traduciendo al inglés.
Post Frontera. Poemarios Luz de Faro,  En la melodía de un fonema, Niña de arrabal, Destierro, Nostalgia, Agosto, Ocre y Desarraigo. Relatos, Crónicas de una inquilina y Transgredidas.   Publicados en Amazon.com. Todos son mis crías, pero el libro que me define es el último poemario, Desarraigo, en él está mi vida completa. Son 19 poemas inéditos que le escribí a Coapa –en el departamento de Jutiapa-, el pueblo donde nací  y a Ciudad Peronia, el arrabal donde crecía: mis grandes amores.

LH Voz del Migrante. Aparte de los libros publicados ¿tiene otros espacios de opinión?

Ilka Oliva: Sí, tengo  un blog personal llamado Crónicas de una Inquilina, ahí escribo con regularidad, artículos de opinión, relatos, poesía, y mis artículos de opinión se publican en más de 150 medios alternativos  alrededor del mundo. Se traducen al inglés, italiano y portugués. Te puedo nombrar por ejemplo, Telesur, en Venezuela, Cubadebate, en Cuba, SuraméricaPress en Suecia, Revista Latice, en Suecia. Página Popular, e  Argentina. Rebelión, en España, Nostramerica, en Italia. Diário Liberdade y Revista Diálogos do Sul, en Brasil. Clarín de Chile. Noticias Énfasis y Somos Más, en México. También tengo una columna radial que se  reproduce en más de 25 países. Y soy la editora de un portal cultural llamado Latinoamérica Exuberante que yo misma creé, para todos los latinoamericanos fuera de la Patria Grande.

LH Voz del Migrante ¿Qué desafíos ha enfrentado para lograr las publicaciones de sus libros?

Ilka Oliva: En Guatemala toqué puertas en todas las editoriales habidas y por haber, mi sueño era publicar en mi país, le aposté nuevamente a mi país,  ninguna quiso publicar mis libros. No soy una persona de contactos, ni me codeo con gente del medio, soy una paria de arrabal, además una empleada doméstica  indocumentada en Estados Unidos, creo que eso influyó mucho en que no tomaran en cuenta mi trabajo y lo rechazaran por estereotipos y clasismo. En Estados Unidos no puedo publicar por no tener documentos, no podría trabajar con ninguna casa editorial aquí. Entonces encontré la opción de la editorial de Amazon, que en Estados Unidos es la número uno, increíble pero muchos escritores  han dejado las casas editoriales convencionales y han decidido publicar en Amazon. Es una plataforma internacional, desde cualquier lugar del mundo se puede publicar y comprar los libros. Gracias a que la editorial Edizioni Arcoiris, en Italia supo ver mi trabajo y no mi origen y estatus legal, mi libro Historia de una Indocumentada, travesía en el desierto de Sonora en Arizona, se pudo traducir en italiano, ya está a la venta. Lo mismo con la editorial Éditions Nzoi en Francia, ya está publicado también y tengo entendido que se publicó en Francia, y en la República Democrática del  Congo. La publicación en portugués aún estamos en charlas con la editorial que lo publicará.

LH Voz del Migrante ¿Cuál es la situación de los migrantes guatemaltecos –al menos en el Estado en el que usted vive- ¿Qué les afecta? ¿Cómo viven?

Ilka Oliva: Es como la de todos los indocumentados latinoamericanos. Aquí todos somos mexicanos,  y como mexicanos somos tratados. Nos explotan laboralmente, somos la mano de obra barata. Aquí la gente para poder enviar las remeses a Guatemala trabaja hasta tres turnos al día,  de lunes a domingo.  En cualquier trabajo, somos mil usos.

Sin documentos no se pueden ejercer profesiones. La paranoia de las deportaciones que son constantes es un atenuante para que la gente viva enferma, aquello que conocemos como psicosomático,  y no importa quién sea el presidente de turno. Es más, está comprobado que los demócratas han deportado más inmigrantes que los republicanos, para ejemplo Obama que ha sido el que más indocumentados ha deportado en la historia de Estados Unidos. Y él llegó a la presidencia con el voto latino que creyó en su palabra de una Reforma Migratoria.

Aquí la gente va de la casa al trabajo y del trabajo a la casa, aquí no se habla de vacaciones, de un  fin de semana de descanso, de un feriado de descanso, aquí se trabaja de sol a sol, porque sin documentos no hay derechos laborales. Por ser indocumentados no se puede salir,  manejar es sinónimo de una detención de tráfico y una deportación inmediata, no se puede viajar en avión, hay migración en los vuelos nacionales y si por suerte toca, pues deportación inmediata.  No alcanza el dinero para tres días de vacaciones, ni dan permiso en los trabajos ni pueden salir por miedo a las deportaciones. La gente viene a Estados Unidos para ir de la casa al trabajo y del trabajo a la casa. Es así en todos los estados del  país.

LH Voz del Migrante ¿Qué es lo que más le preocupa como ciudadana guatemalteca?

Ilka Oliva: Me preocupa el abandono del Estado, un gobierno infestado de clicas criminales que es incapaz de velar por el bienestar de su pueblo y que lo oprime, lo estafa y lo mancilla a su antojo. Y me preocupa una sociedad indolente, acomodada en la fe, en el racismo, clasismo y doble moral que es incapaz de reaccionar colectivamente para crear un cambio de raíz.  Me preocupa la infancia de mi país, su futuro incierto con un gobierno de corruptos y una sociedad que los solapa; una infancia que como ayer, que como hoy, se verá obligada a migrar para ir a buscar a otro lugar, lo que su país le niega.

LH Voz del Migrante ¿Piensa regresar a Guatemala algún día?

Ilka Oliva: Mi relación con Guatemala es agridulce, es el país que amo y es la tierra donde más he sufrido discriminación. No está en mis planes regresar por mi propio pie, al menos no lo veo como un plan inmediato,  pero soy indocumentada y la deportación puede llegar en cualquier momento. Mientras no llegue yo sigo aquí, en esta tierra de nadie, en la diáspora, en el desarraigo. De cualquier manera, nunca me fui, yo sigo en Guatemala, en cada vendedor de mercado.

LH Voz del Migrante ¿Cómo se siente de los logros que ha obtenido como escritora?

Ilka Oliva: Es algo curioso  porque la escritura vino como una catarsis, como un desahogo, como una forma de salvar mi vida, como un último intento. De adolescente escribía poesía y lo dejé de hacer. Muchos años después, en mi auto exilio, la busqué de nuevo, para refugiarme en ella, y han sido las letras las que le han dado voz al vacío insondable que me habita.

Nunca imaginé que publicaría libros y mucho menos que mis textos serían traducidos y publicados en tantos países, en el mundo. Es algo que todavía no asimilo bien. Porque yo me sigo viendo como una niña que vendía helados en el mercado de Ciudad Peronia. Y desde ese mercado veo el horizonte lejano por donde vuelan mis letras, lejos, lejos de mí. Ellas han encontrado la libertad  para viajar a otros suelos. Son la realización de mi alma.

LH Voz del migrante ¿Qué metas tiene a corto plazo?

Ilka Oliva: Sabes que no hago planes,  hace muchos años sí, cuando vivía en Guatemala, me proponía cosas, les ponía fecha de caducidad, y vivía así, tratando de subir un escalón más y otro y otro,  de una escalera que no me llevaba a ningún lugar, porque mientras yo estaba tratando de subir esos escalones la vida pasaba por otro lugar.  Desde que crucé la frontera, desde que sobreviví  a esa travesía, vivo el día a día, porque es lo único que uno tiene.

Sigo escribiendo, sigo pintando mis abstractos, porque son mi felicidad, y estoy trabajando en mi próximo libro de relatos inéditos, se llama Norte.

 

Mi amores: mi libro de Travesía fue traducido al francés

Mis amores, hoy quiero compartirles que mi  primer cría, mi libro de Travesía, fue traducido al francés y publicado en Francia y en la República Democrática del Congo, en agosto pasado por  Éditions Nzoi.

Hace tres noches, cuando regresé del trabajo me encontré con el paquete, venía desde Francia, traía los libros que me enviaba la editorial. Mi corazón voló no sé hacia dónde y luego regresó revoloteando. Los veía, los acariciaba y no podía creerlo. Mi bebé ya fue publicado en Italia, por Edizioni Arcoiris, a inicios del verano. Está por publicarse en portugués, en Brasil. Y ya fue traducido al sueco y publicado en Amazon.com. Está siendo traducido al inglés.

Son cosas que aún no logro asimilar muy bien, algo nunca imaginé, este libro nació de la serie publicada en mi blog, después de 10 años de silencio post frontera. 10 años de depresión profunda, de culparme, de enmudecer, de embriagarme para no pensar, no sentir y no recordar. 10 años de curtirme en el dolor de la desolación post travesía.  Jamás imaginé que terminaría escribiendo   esa historia que es  la de miles alrededor del mundo  y  mucho menos que  se publicaría y no digamos   que sería un libro y que se  traduciría. No es fácil ser sobreviviente de frontera, el estigma queda, los recuerdos son latentes, la herida nunca cierra y el vacío es insondable. Nunca la vida es igual después de la travesía… Sigue leyendo

Video. Los parias en la soledad del olvido

Vídeo

Una fotografía que muestra la esencia del México que tanto queremos

Esta fotografía me lleva dando vueltas en la cabeza desde ayer que la vi. Es como el eco de un pueblo marginado que aún en la adversidad y en el dolor de la mancilla, da lo poco que tiene para quien lo necesita, cuando los necesitados son ellos.  Hay fotografías a las que no se les puede poner título  porque son tan inmensas en su significado que decir algo  está de más.

La señora descalza, yendo a dejar lo poco que tiene para los damnificados por el terremoto. Una estampa del México que tanto queremos, de la esencia que lo vuelve el gigante de América Latina. Nunca un pueblo fue tan solidario como México.

No sé quién la tomó,  yo la tomé de las redes sociales, del muro de Leopoldo Olvera, gracias por compartirla.

Poesía pura

Las imágenes de guatemaltecos manifestando frente al Congreso de la República el viernes por la noche y exigiendo la renuncia de los diputados traidores, se deslizaban por los aires como versos de un poema de amor en velada de luna. Aquello fue un abstracto de una Guatemala de ensueño, lejana, irreal, inalcanzable que entre la podredumbre lucha por reverdecer. Tan hermosos los versos de aquel poema que fue como ver la tapisca del maicillo en cerro árido a finales de octubre. Sigue leyendo

#Guatemala #TeQuieroLibre 

#Guatemala #TeQuieroLibre

 

La patria es ahora

Cuando ganó las elecciones Otto Pérez Molina, pensé que Guatemala había tocado fondo, una sociedad que fue incapaz de enjuiciarlo por los crímenes de lesa humanidad lo estaba llevando a la presidencia, aquello fue una puñalada por la espalda a los familiares de las víctimas y una falta a la Memoria Histórica y a la dignidad, de por sí.

Nos lo tuvimos que calar hasta que a saber ni cómo la justicia empezó a resollar, una justicia vapuleada, mancillada, desaparecida, enterrada en cuanta fosa clandestina existe en la historia guatemalteca. Una mancilla con rostro de niños agonizando por hambruna, de niñas vulneradas en lo más puro de su ser, de campesinos y jornaleros explotados históricamente. De miles de migrantes que en el desarraigo de la diáspora y el sacrificio de las remesas, sueñan con el retorno a la patria que los echó. Sigue leyendo

Se queda Iván “el látigo” Velásquez y sale Jimmy “el majeador” Morales

El sistema les brinda constantemente a los guatemaltecos, la oportunidad de reivindicar y hacer las cosas bien por lo menos una vez en la vida. Les grita, atiza, los empuja, los coge, acosa, humilla, violenta, los tortura, escupe, asesina y los desaparece, todo con tal de ver si son capaces de reaccionar y actuar con agallas.

Bueno pues, todo está servido en bandeja nuevamente, y ya vieron que Jimmy Morales fue una farsa, que los majearon, que fue la estaca que les metieron en el candelero, a todos aquellos que con su doble moral y su fe cachureca, en muestra clara de egoísmo e idolatría, siguieron el camino de los vasallos; con sus mentes colonizadas, con su racismo a flor de piel, con su clasismo pretencioso, y su homofobia de puritanos. Con su ignorancia de estudiados y su irresponsabilidad de solapadores. Sigue leyendo

Larga vida al Centro Cultural Ave María de la Asunción

Entré a estudiar al colegio Ave María de la Asunción en el año 1993, por la tarde, a primero básico y egresé en 1995 para luego cursar el magisterio de Educación Física. Pertenezco a la segunda generación.

De aquellos años guardo gratos recuerdos, el carisma y la jovialidad del profesor Byron, y jamás podré olvidar a nuestra maestra guía, seño Sonia, a la que le tocaba lidiar con una sección de firmitas como la nuestra y en particular conmigo que era imposible de tratar. La seriedad y el brío de seño Reyna, a quien nunca vamos a olvidar. Como tampoco al profesor Marco Antonio Zepeda que hizo hasta lo imposible para que aquella sección de causas perdidas tuvieran cimientos básicos de Formación Musical. Siempre lo recuerdo cuando voy a recitales al Centro Sinfónico de Chicago. Vienen a mí en esta diáspora las tardes en aquel pequeño colegio que le dio a mi adolescencia el nutriente que no permitió que la adversidad me venciera. Sigue leyendo

El día que supe que no era pobre

Eran los primeros días de la década del noventa y Ciudad Peronia comenzaba a llenarse de champas, de gente que llegaba de otros arrabales y del occidente del país a invadir el sector al que ahora se le conoce como El Mirador. Aquellos eran montarrales, calles de talpetate y un mercado al aire libre, un tierrero donde los vendedores tiraban costales y cajas de cartón para que sirviera de mesa para poner sus ventas.

Una parada de buses con dos o tres ruleteros, una gran planada a la orilla del basurero del barranco del mercado, a la que con el tiempo convirtieron a punta de pelotazos en el campo de fútbol del arrabal. Ciudad Peronia era el rostro vivo de la miseria y el olvido. Colindaba con la aldea La Selva y el Calvario, más arriba al pie de las montañas verde botella se instaló una base militar, soldados en su mayoría del occidente del país, que apenas hablaban español, niños juguetones a los que nunca les tuvimos miedo. Niños a los que con los años les íbamos a vender helados, pupusas de chicharrón, atoles y choco bananos y nos pagaban a fin de mes. Sigue leyendo

Desarraigo, mi melancolía en 19 poemas

 

Mi mundo cambió, no el día que emigré, no al convertirme en extranjera, no al elegir mi auto exilio, ni en la agonía de la diáspora, mi mundo fue arrancado de raíz la tarde que llegué a mi casita en Ciudad Peronia, en 1998 y la encontré vacía.

Desde aquella tarde no tengo nido, desde aquella tarde mi mundo se convirtió en un limbo, en un abismo insondable. Un vacío que desde entonces me devora, y a veces se convierte en una boca gigante que me traga y en otras en un mar abierto en el que me ahogo. Tiene formas de precipicios en los que caigo, fango por donde me arrastro, fuego que me quema. Un vacío que me arranca la piel, que me enmudece, que me encierra, un vacío que me duele, un vacío como hiel, como astilla, como una herida abierta. Un averno.

Mi melancolía no ha mermado con los años, al contrario, se profundiza y le da forma a mi constante catarsis escrita. Mi letras nacen de mi inconformidad, de mi cuestionamiento, de mi dolor, de mi angustia, de mi ansiedad, de mi queja, de mi silencio.

Mi poesía, mi poesía nace de mi caos, de mi delirio constante, de mi desconsuelo.

Una tarde de mayo, después de haber pasado una semana agonizando, enfurecida, desconsolada, en carne viva comencé a escribir los poemas que conforman el poemario Desarraigo. No tienen armonía, no son dulces, al contrario, tienen la hiel de la melancolía, el amargo de la distancia y el añejo de la remembranza.

Son los poemas que más me han dolido, los que muestran mi desnudez, la vorágine de mis emociones y el agridulce de la reminiscencia.

Poemas que le escribí a Ciudad Peronia y a Comapa, que son mi raíz, mi aridez y el sollozo que en la distancia se torna en evocación.

Desarraigo es mi libro número 12 y el poemario número 8. Desarraigo es la niña heladera, añorando el mercado, los charcos en invierno, las cabras en la arada, los barrancos, las montañas verde botella, la casita de adobe en su pueblo natal, el árbol de plumajillo, la piedrona, las manos de los abuelos, el canto de las chicharras.

Desarraigo es la transparencia de mi ser entero, desnudo e inestable.

Si hay un libro que me define, de los que he escrito, es este poemario. Toda mi vida se compacta en esos 19 poemas. Uno por cada año que llevo fuera de mi gran amor, Ciudad Peronia.

Está disponible  en Amazon  y se puede adquirir desde cualquier país donde Amazon tenga plataformas.

Si usted va a compartir este texto en otro portal o red social, por favor colocar la fuente de información URL: https://cronicasdeunainquilina.com/2017/08/04/desarraigo-mi-melancolia-en-19-poemas/

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado contacto@cronicasdeunainquilina.com

04 de agosto de 2017, Estados Unidos.