Exposición fotográfica, Forced Migration Fhotovoice Project

Dedico la siguiente presentación a Carolina Vásquez Araya, como una forma de abrazarla en la distancia, por su cumpleaños. Larga vida para ella y que siga así  de bella e iluminada.


Anoche, 12 de octubre, fue la inauguración de la exposición fotográfica, Forced Migration, Fhotovoice Project, que se llevó a cabo en la biblioteca pública  Sulzer Regional,  en Chicago. Exposición en la que tuve la oportunidad de participar con una fotografía y un texto, que leí en español e inglés.

Es la primera vez que leo algo en inglés, en público. Como ustedes saben, el parco inglés que sé, lo aprendí en la calle y leyendo libros en inglés, así que tiene una pronunciación muy a mi estilo. Como todo en mi vida.

La exposición estará hasta  marzo de 2018.

Les comparto fotografías y el video de mi lectura. Fue una emoción muy grande poder participar en ese proyecto y agradezco a quienes me dieron la oportunidad de hacerlo. Están firmados con uno de mis alter egos: Martina.

Agradezco también al público que asistió para apoyarnos.

 

Texto en español e inglés

 

Senderos

La vida como los ecosistemas, está llena de veredas. Senderos que en ocasiones se tornan cuesta arriba, tan empinados que parece imposible llegar a la cima, y tan profundos, cuando son barrancos, que nos hacen creer que si caemos, jamás podremos levantarnos. Esas veredas que de día nos muestran la magia de la naturaleza, en la oscuridad de la noche, nos muestran nuestros miedos.

Laderas que nos permiten caminar al filo de una decisión transcendental, como la migración. Migrar es una hazaña que nos transforma de por vida. En la que perdemos y ganamos, y en la que nunca dejamos de aprender. Somos nómadas que transitamos entre la diáspora y la nostalgia de los desarraigos. A veces creemos tomar senderos sin retorno que en la distancia se convierten en un eterno vaivén.

Paths 

Life, like ecosystems, is full of paths. Paths that occasionally become an uphill climb- so steep that reaching the top seems impossible, so deep that they are canyons- make us believe that if we fall we may never get up. Those paths that by day reveal the magic of nature, in the dark of night reveal our fears.

Migration walks us to the edge of a transcendent decision. Migration is an experience that transforms us forever, one in which we win and lose, but we never stop learning.  We are nomads that walk between the diaspora and nostalgia, always uprooted. Sometimes we believe we are on a path of no return but, over time, we realize it is a path eternally shifting us back and forth.

– Martina from Guatemala. 

 Fotografía que está en la exposición (Es en mi reserva forestal rentada)

Fotografías del evento de anoche

Video de la lectura es español e inglés

Dedicado con amor a los parias, a los vendedores de mercado, a los inmigrantes indocumentados del mundo entero. A mi natal Comapa y a mi gran amor: Ciudad Peronia. 

Para: la niña heladera, siempre.

Si usted va a compartir este texto en otro portal o red social, por favor colocar la fuente de información URL: https://cronicasdeunainquilina.com/2017/10/13/exposicion-fotografica-forced-migration-fhotovoice-project/

Ilka Oliva Corado @ilkaolivacorado contacto@cronicasdeunainquilina.com

12 de octubre de 2017, Estados Unidos

 

A veces

A veces, cuando te converso en mis sueños

te acaricio

mis manos tiemblan buscando tu piel

suave y delicada,

sos la ternura, el sosiego

el refugio que apacigua mi insensatez.

 

A veces, cuando te sueño

mis labios se deslizan en tu piel

y musitan entre tus poros

la dulzura del anhelo

y yo te toco y ellos te besan.

 

A veces, cuando te sueño

corro en busca de tus brazos

y me sosiega tu mirada serena

y duermo en la quietud de tu ser.

 

Ilka Oliva Corado.

9 de julio de 2017.

En el verano

En el verano

llega de otros tiempos

el rojo encendido

de la flor de fuego

y el canto de las chicharras

al medio día.

Sigue leyendo

Hojarasca

A veces te aparecés en mis sueños

en mi mundo desierto bajo siete llaves

observás mi encierro

y entendés mi incomunicación

tus ojos de mirada desnuda

me despojan de todo pánico

y es imposible escudarme de tu delicadeza,

porque todos mis miedos se vuelcan a tus pies.

Sigue leyendo

Esperanza

Cuando se seque la palabra

y el fuego ya no arda

vendrá de otros tiempos la lumbre

a iluminar la esperanza

 

Cuando el viento iracundo

se sosiegue en la premura

vendrá corriendo una cría

a alegrar la amargura

 

Cuando el poema

no despliegue sus alas al viento

hablarán sus raíces

memoria del tiempo

 

Cuando las manos cansadas

sucumban en la tristeza

la noche callada

arrullará la promesa

 

Cuando el dolor profundo

desnude la soledad

desde el silencio esquivo

vendrá la libertad

 

Cuando la lumbre del tiempo

decida no iluminar

hablarán las palabras

y la brisa del mar.

 

Ilka Oliva Corado

06 de junio de 2017, Estados Unidos.

Una y otra vez

Te amo,

te repito constantemente

con necedad  y hambre

con sed y delirio.

 

Te amo,

con urgencia y fascinación

todos los días a todas horas

como amo la lluvia y la niebla

y la dulce miel de los cerezos.

 

Te amo,

con mirada inquieta de niña traviesa

con rebeldía de flor de asfalto

con la locura de las cabras sueltas,

en el zacatal.

Sigue leyendo

Un poema, vida mía

Quiero escribirte un poema

de alas grandes

de raíz de encino

de canto de pijuy

de agua de La Pilona

 

De adobe oreado

de queso fresco

de fuego vivo

de flor de chacté

Sigue leyendo

Con tu ternura

 Te quiero

llueven torrenciales

y te quiero

el silencio me consume

y te quiero.

 

Y te escribo

y te pienso

y te desnudo

y te beso

y me refugio en la luz de tus ojos

y en tus abrazos que curan

y duermo serena en tu piel.

 

 

Cae la noche

y te quiero

mi locura te venera

te busca

te acaricia

y yo te quiero.

 

Duermo soñándote

despierto pensando en vos

y pasan los minutos,

las horas y los años

y yo te quiero.

 

Te respiro

te esbozo

te imagino

renuncio a vos

corro escapando de tu encanto

de tu amor

de tu refugio

y vuelvo fatigada, hacia tus brazos

después del caos

hacia tu resplandor

para amarte, amor.

 

Me habitás

me embelesás

y llenás mi hastío de felicidad

con tu ternura.

 

Ilka Oliva Corado.

Octubre 10 de 2016, Estados Unidos.

Te respiro

En la armonía de la noche silente

en la hoja seca de la milpa

en la flor de chiligua

en los aguaceros de verano

en el ocre de otoño

en las mañanas gélidas de invierno.

 

En la taza de café

en las tardes entre el tráfico

cuando escribo

con mis emociones alienadas

ensimismada

te respiro.

 

Ilka Oliva Corado.

19 de septiembre de 2016.

Tragedia

Los observa la tragedia

los rodea

los absorbe

los silencia.

 

Los hostiga

los golpea

los invade

los extingue.

 

Y se esfuman en la barbarie

los anhelos de los niños lustradores.

 

Ilka Oliva Corado.

19 de septiembre de 2016.

Amarte

Con los sentidos

con la piel desnuda

en la quietud.

 

Amarte en el salitre de la tormenta

con la sangre enardecida

en la poesía delicada

con plenitud.

 

En las alboradas otoñales

en cada retoño de abril

amarte en mi locura

con mi inexpresión

con mi caos

con mi inestabilidad

amarte, amarte, diafanidad.

 

Amarte en agosto

en cada pétalo de girasol

en la brisa tenue

cuando el verano dice adiós.

 

Amarte cada instante

con fascinación

con sorpresa

en la proeza

de este cansado corazón.

 

En el encanto de las fogatas en soledad

en la nostalgia de las tardes de los domingos

amarte los lunes a deshoras

en mis abstractos incomprensibles

en mi cólera enfermiza

en mi frustración

amarte con el anhelo de la intuición.

 

Amarte, amarte

todos los días a todas horas

en la penumbra de mi insensatez.

 

Ilka Oliva Corado.

19 de septiembre de 2016.

Renuncia

Duele respirar

entre el vacío y la guerra

en la insensibilidad

en el bullicio burlesco

en la atrocidad.

 

Duele el alba teñida de sangre

su herida viva

su grito acorazado

su insondable dolor.

 

Duele la inercia de los pasos derrotados

el desaliento

el olvido

la vejación.

 

Duele el anhelo apesadumbrado

vencido en el hastío

agonizante en la frustración.

 

Duele la vida

renuncia la ilusión.

La tristeza esboza ocres

en su abandono.

 

Ilka Oliva Corado.

Septiembre 08 de 2016, Estados Unidos.

Llueve

Llueve en la oscuridad

en la penumbra, llueve

en la eterna tempestad en soledad.

 

En la reclusión

en el silencio

en el abandono

en el adiós.

 

Llueve, en el desconsuelo de la oda.

 

Ilka Oliva Corado.

Llueve poesía en el corredor

Llueve, amor,

de nuevo llueve

sobre los campos yermos

sobre el peñón

llueve, llueve la ilusión.

 

Juegan las crías

en los zacatales verdes

flocere el chipilín

y el chaparrón.

 

Retumba la quebrada

con sus aguas frescas

llueve, llueve, amor.

 

Y es Comapa

en agosto entero

el pueblo bello

con su jocotal maduro

rojeando en el temporal.

 

Llueve, llueve, amor

en mi terruño amado

llueve ilusión

llueve poesía en el corredor.

 

Audio, aquí´

Ilka Oliva Corado.

Agosto 22 de 2016.

Estados Unidos.

Audio. Nosotras, las que nos fuimos

Poesía. Nosotras, las que nos fuimos. Audio, aquí

Ilka.

Es invierno en mi arrabal

Llega la lluvia del invierno

A llenar las calles de mi arrabal

Juegan los niños entre los charcos

Bajan las nubes, florece el matorral.

 

Las chicharras se marchan

Llorando su despedida

El cielo se aborrasca

De ceniza y melancolía.

 

Covachas de nailon y lepa

De lámina y de costal

Asoma agosto y su temporal

Es invierno en mi arrabal.

 

Estampa de mi añoranza

Sustento de mi emoción

El mercado, el caminón

La arada y el chaparrón.

 

Llega la lluvia del invierno y yo no estoy

Estoy ausente, tan lejos, en otro tiempo

Habitando el limbo de la migración

En otra tierra, con otra gente, mi contradicción.

Audio aquí. 

Ilka Oliva Corado.

13 de julio de 2016, Estados Unidos.

El verso que te toca

I

Estoy enamorada de la poesía que habita en tu mirada
De la palabra que duerme en tus manos
De tu silencio sosegado
De las deshoras en que te escribo
De tu voz que me puebla.

II
Como para inventarte:
Árbol de guayabo rojo
Sombra de amatón
Florecita de San Andrés
Jocote pitarrillo
Lindero del riachuelo
Ramita de conacaste
Semilla de aceituno
Guía de frijol camagua
Arada.
Mi padecer.
Como para nombrarte: amanecer.

III

Estoy enamorada de la lluvia que te besa
Del tiempo que te embellece
De los años que te acarician con su halo
De tu sencillez
De tus pies que crean nuevos caminos
De tu arte de alfarera
Del mar despierto que recorre tu ser
Del verso que te toca
Del instante en que sonríes y me haces florecer.

Si usted va a compartir este texto en otro portal o red social, por favor colocar la fuente de información URL: https://cronicasdeunainquilina.com/2016/07/11/el-verso-que-te-toca/

Ilka Oliva Corado

Julio 11 de 2016.

Niña triste a dónde vas

I

¿Quién te robó la alegría?

¿Quién te robó la esperanza?

¿Quién te abusó noche y día?

¿Quién tu sonrisa borró?

¿Quién te ha herido de muerte?

¿Niña triste, quién tus sueños truncó?

¿Quién te ha mancillado?

¿Quién fue el que te violó?

Sigue leyendo

Tu aliento

Te evoco en el silencio

En la lluvia y en el caos

Te pienso en las tardes frescas

Y en los días aciagos.

 

Te escribo en la penumbra

Y en la hiel de mis avernos

Te acaricio en la neblina

También te sueño.

Sigue leyendo

Niña de monte

Jugás entre matorrales

Saltás los zarzales

Corrés libre en los cerros

Tu canto es sonoro

El viento que sopla

Arrulla tus anhelos

Acaricia tus cabellos

Jugás a soñar.

Sigue leyendo