Boca de carretera

Me sucede todo el tiempo que la gente piensa que vivo enojada por la forma en la que digo las cosas o por el tono. Pero mi forma de hablar es así, como vendedora de mercado. Y como de aquellos cipotes que se crían arreando vacas y marranos en los zacatales más inhóspitos. Porque crecí en una periferia de la capital pero con todo el estilo de Comapa, un pueblo árido del oriente del país. Y cuesta que la gente que no conoce el hábitat del mercado lo comprenda, piensan que estamos gritando todo el tiempo porque estamos enojados. O peor aún piensan que somos violentos por naturaleza y que le prendemos fuego a todo por nuestro enojo con la vida. Piensan muchas veces que no tenemos valores y que desconocemos de humanidad y que tampoco tenemos sueños y que no conocemos el amor ni la solidaridad porque la mayoría de nosotros no tuvo la oportunidad de ir a la escuela.

Sigue leyendo

Anuncios

Solapar nos convierte en cómplices

Muchos preferimos vivir en nuestra burbuja y cerrar los ojos a la realidad, quedarnos en la pasividad, voltear para otro lado y guardar silencio. Esto respecto a la corrupción del gobierno y a la ineficacia de un Estado fallido. Esto en relación a la violencia sistemática y a la impunidad. Al tráfico de influencias y a la manipulación de los medios de comunicación. Preferimos quedarnos al margen de la injusticia, porque es más cómodo no involucrarse, porque involucrarse exige respeto hacia uno mismo y hacia los otros y sobre todo: honestidad, responsabilidad y entereza.

Y no estamos preparados para rifarnos el pellejo por otros, no aprendimos de solidaridad y de colectividad. Creemos ilusamente que nunca nos tocará a nosotros, que eso solo les pasa a otros: a los que están metidos en cosas.

Sigue leyendo

En el Día Mundial de la Poesía, mi saludo

Mi saludo: A los campesinos, labradores de la tierra, artistas naturales, sabios universales.

A las maquiladoras, a los zapateros, a los huele pega, a las putas sidosas del arrabal.

A los jornaleros, albañiles, a los limpia mierda, a los lustradores de zapatos, a los vendedores ambulantes.

Sigue leyendo

“La culpa la tienen las familias disfuncionales”

Cada vez que una tragedia golpea a Guatemala y en la que se ven involucradas las familias que habitan la alcantarilla, como en una ola de odio el rechazo permanente por parte de la clase media y la burguesía se hace visible de una forma tajante. Con mil rostros, máscaras y pronunciamientos. El más visible: “son familias disfuncionales”. Con esto buscando hundir aún más a esa parte de la sociedad a la que el sistema le ha negado todo. Y a la vez quitar toda responsabilidad al Estado y a la indolencia de una sociedad infestada de capitalismo y además racista, clasista y mente colonizada.

Sigue leyendo

Hogar Seguro Virgen de la Asunciòn: tragedia che non si comprende

Tradotto da Monica Monicardi

Molta acqua è passata dal giorno dell’incendio nel Hogar Seguro Virgen de la Asunciòn (8 di marzo), e anche una disinformazione opprimente, i mezzi di comunicazione che cercano di catturare l’attenzione dei lettori con titoli da brividi e note con tinte di giallo che disprezzano la vita e la dignità delle vittime e delle loro famiglie. Nemmeno si parla di etica e di umanesimo. “Erano lì per delinquere” menzionano alcuni, e chi sottolinea che: “quello era un ritratto di famiglie disfunzionali” riferendosi ai genitori di famiglia che appena saputo dell’incendio arrivarono come poterono al rifugio. Articoli, reportage e rapporti dettagliati dal punto di vista classista, che al massimo l’accomodato.

Sigue leyendo

Un poema, vida mía

Quiero escribirte un poema

de alas grandes

de raíz de encino

de canto de pijuy

de agua de La Pilona

 

De adobe oreado

de queso fresco

de fuego vivo

de flor de chacté

Sigue leyendo

Hogar Seguro Virgen de la Asunción: tragédia que não cala

Revista Diálogos do Sul

Muita água já correu desde o dia do incêndio no Hogar Seguro Virgen de la Asunción, (8 de março) e com isso também uma desinformação esmagadora, meios que buscam captar a atenção dos leitores com as manchetes mais aterrorizantes e notas que menosprezam a vida e a dignidade das vítimas e de suas família.

Nada de ética ou humanismo. “Estavam aí porque eram delinquentes” mencionam alguns, outro sublinha que: “aquilo era um retrato de família disfuncionais”, referindo-se aos pais de família que quando souberam do incêndio chegaram como foi possível ao refúgio. Artigos, reportagens e relatos detalhados de pontos de vista classistas, de quem têm mais, dos acomodados.

Sigue leyendo

Virgen de la Asunción Safe Home: A Tragedy that Doesn’t Penetrate

Translated by Marvin Najarro

 
Since the day of the fire at the Virgen de la Asunción Safe Home, on March 8, a lot of water has ran under the bridge, and with it also a great deal of disinformation, media outlets that seek to capture the reader’s attention with the most chilling headlines, and sensationalist notes, depict the lives and dignity of the victims and their families as worthless. Forget ethics and humanism. “They were there because they were involved in crime,” so say some of them, while another emphasizes that: “this was a portrait of dysfunctional families,” referring to the parents who upon learning about the fire, arrived as they could at the children house. Articles, reports, and detailed accounts from the point of view of class, and affluence.

Sigue leyendo

Hogar Seguro Virgen de la Asunción: tragédia que não se cala

Tradução do Diário Liberdade

Muita água correu desde o dia do incêndio em Hogar Seguro Virgen de la Asunción (8 de março), com ele também uma desinformação esmagadora, mídias que buscam captar a atenção dos leitores com as manchetes mais assustadoras e notas “amarelas” que menosprezam a vida e a dignidade das vítimas e suas famílias. Para nem se falar de ética e humanismo. “Estavam lá para delinquir”, mencionam alguns. Outro ressalta que “aquele era um retrato de famílias disfuncionais”, referindo-se aos pais de famílias que, ao saber do incêndio, chegaram como puderam ao refúgio. Artigos, reportagens, relatos detalhados a partir do ponto de vista classista, daquele que mais tem, do acomodado.

Sigue leyendo

Indignación insípida, momentánea y de redes sociales

Va mermando el remedo de indignación que azotó a Guatemala por el feminicidio de las niñas del refugio, una cólera insípida que se quedó en las redes sociales, en etiquetas y pronunciamientos feministas y humanistas que fueron firmados en comunicados; total el papel aguanta con todo. Ahí murió nuestra indignidad, no logró desarrollarse e instalarse en nuestras venas, no llegó a sacudirnos la conciencia y mucho menos a movilizarnos, para cambiar los cimientos de una Guatemala que se pudre en un Estado fallido. Somos una sociedad de indiferencia colectiva que merece el gobierno que tiene.

Ilka Oliva Corado, 16 de marzo de 2017, Estados Unidos.

 

El abuso de andar recomendando lecturas

Cuando me recomiendan lecturas me entra por un oído y me sale por el otro, lo considero un abuso, ¿qué se creen los otros para andar recomendando lecturas, y peor aún, dando consejos sin que se los pidan? (Dice una amiga, que parezco sombrerito de Esquipulas, -solo mierdas-). Yo no recomiendo lecturas ni doy consejos, lo más que he llegado a decirle a alguien es que use preservativo, siempre. Por lo demás uno aprende con la caída y cuando se da en la cara, y eso es inevitable, a la gente no se le puede negar vivir ni experimentar.

Todos los días recibo mensajes de personas que me envían textos, me dicen: “aquí te envío esto para tu lectura,” “lectura recomendada”, te recomiendo esta lectura.” Y yo pienso para mis adentros, ¿quién les dijo que yo quiero leer lo que todo el mundo lee? Es que es fácil, es cosa de sentido común, ¿quién dice que porque yo leo algo y me gustó y sea mi estilo y me identifique, también deba gustarle a otra persona? ¿Por qué voy a tener la arrogancia de decirle que se lo recomiendo? En todo caso para eso están las redes sociales, se publican ahí y ya, y quien quiere lo lee y el que no pues no.

Sigue leyendo

Foto. Mi raíz, mi Alma Mater

Imagen

En este corredor me  pasé la infancia y la adolescencia vendiendo helados, en la fotografía allá al final, se ve la pollería de doña Gloria, donde yo me ponía en una esquinita con mi hielera. Es mi Alma Mater. Cualquiera que se pregunte por qué soy como soy, la respuesta la encontrará en esta fotografía. Es el mercado de Ciudad Peronia, mi gran amor. Soy pues, mercado, paria y arrabal.

No hay nada más íntimo que yo les pueda compartir, esta fotografía, ese mercado, ese corredor, son mi vida, mis poros, mi piel.

Es el lugar a cual pertenezco y a donde un día regresaré.

Gracias Sidia por la fotografía.

Förvisningarna som Mexiko genomför

LatiCes översättare: Pia Corral
De nyligen genomförda räderna mot papperslösa i USA har väckt massmedias intresse. Inte för att de varken bryr sig om de papperslösas mänskliga rättigheter eller för att anmäla övergreppen. De gör det för att det är en het potatis och färsk nyhet som kan utnyttjas för en uppsjö ändamål.
Men detta utnyttjande kommer inte bara från massmedia, även angelägna hänger på: artister, filmskapare, poeter, sociala kommunikatörer, kommunala ledare och advokater specialiserade på invandring. Med vilket syfte? Att dra nytta av de papperslösas situation för egen vinning.

Sigue leyendo

Barnhemmet Virgen de la Asunción: en tragedi som inte förstås

översättning Latice

Guatemala, Mycket vatten har runnit sedan dagen för branden i Barnhemmet Virgin de la Asunción (8 mars) också en överväldigande desinformation, media försöker fånga uppmärksamheten hos läsarna med de mest fasansfulla rubriker och braskande artiklar som förringar värdigheten hos både offren och deras familjer. Varken etik och humanism.

“De var där för att de hade begått brott” säger några, andra påpekar att “detta var ett porträtt av dysfunktionella familjer”, med hänvisning till de föräldrar som tog sig fram till barnhemmet när de hörde om branden. Artiklar, reportage och detaljerade berättelser utifrån klasstillhörighet, utifrån de som har mest, de rika.

Sigue leyendo

El llanto de la solidaridad

No estoy de acuerdo en absoluto en que las fotografías de las niñas calcinadas anden rodando en las redes sociales y que cualquiera se sienta con el derecho de compartirlas y comentarlas. Es una falta de respeto hacia ellas y sus familias; desde quien las tomó y las hizo públicas, hasta quien desde la facilidad de un celular o una computadora las hace virales. “Pero es que son pruebas” pues dénselas a las autoridades correspondientes y guarden las copias por si se llegaran a extraviar. “Pero es que, que todo el mundo sepa,” no, no lo hacen por eso, lo hacen por morbo y por tener algo qué comentar. ¿Si fueran los cuerpos calcinados los de sus hijos, las compartirían con la misma soltura en las redes sociales? No lo creo. La gente ha perdido los valores y la humanidad, es insensible al dolor ajeno.

Sigue leyendo

Le migranti in transito

Tradotto da Monica Monicardi

Escono dalle loro case: in villaggi, popoli, distretti, sobborghi, periferie…., senza una meta fissa, come foglie secche trascinate dal vento, morte in vita, calunniate, picchiate, abusate, rifiutate e biasimate.

Poco si sa di loro; sono invisibili, sono emarginate dallo Stato, li margina la società, il classismo, il razzismo e le disonora il patriarcato. Il proprio paese le obbliga all’abbandono e alla migrazione.
Se ne vanno in treno, nei furgoni, in vagoni, tra colli e montagne, dormono nelle panchine, nei condotti di scarico, attraversano deserti, fiumi, recinzioni. Corrono senza sosta: angosciate, con la paura in faccia, con la bocca secca, con la pelle logora, con lo sguardo perso, con la ferma decisione e con la autorità di paria.

Sigue leyendo

La vida en el arrabal

El otro día en el entreno de taekwondo nos pusieron a lanzar puñetazos y el Master sostenía los guantes, teníamos que lanzárselos a él. Hice mi fila y cuando llegó mi turno y lo hice el Master paró y me dijo que volviera a lanzar, lo hice, volvió a parar y me hizo repetirlo de nuevo; tenía cara de sorpresa: “a ver, hazlo de nuevo y pega con todo lo que tengas, sé que eres recia, así que pega con todo,” lancé los puñetazos y se tambaleó. ¿Dónde aprendiste a pegar así? En la calle, en la peleas callejeras. El Master soltó los guantes y comenzó a saltar de felicidad, gritaba emocionado, ¡lo sabía, lo sabía, lo sabía! ¡Eres una de las mías! Me dijo que mi estilo era único, que solo lo tenían los peleadores callejeros de la vieja escuela.

Las últimas peleas callejeras las tuve en mi adolescencia, hacía años que no lanzaba puñetazos, esa noche terminé rendida por el entreno y me pasaron doliendo los brazos tres días. En la noche cuando me acosté recordé al Master saltando de felicidad y eso provocó que muchos recuerdos de mi infancia y adolescencia también llenaran mi noche de nostalgia. La vida en el arrabal no es nada fácil y encima nos discriminan y acusan de criminales, por el solo hecho de pertenecer a la capa más baja de la sociedad.

Sigue leyendo

¿Qué harán después de haber teñido de rojo el agua de la fuente?

Después de haberse lapidado para la fotografía, ¿qué harán? ¿Qué harán después de haberse desbocado para lograr salir en los medios de comunicación nacionales e internacionales? ¿Qué harán, después del protagonismo vital de los oportunistas? ¿Qué harán, después de haberse columpiado sobre la muerte de 40 niñas que ustedes asesinaron? ¿Qué harán después del morbo de haber compartido las fotografías de los cuerpos calcinados? ¿Qué harán, después de haber irrespetado las vidas de esas niñas y el dolor de sus familiares?

¿Qué harán, después de haber obtenido una felicitación por el reportaje? ¿Después de haber titulado la tragedia al mejor estilo amarillista, como enganche para atraer más lectores? ¿Qué harán, después de haber relatado desde el clasismo y el racismo? ¿Qué harán cuando se apaguen las luces de los reflectores y no haya de dónde desangrar más a las niñas vulneradas? ¿Qué harán después de la bulla, cuando el silencio en su manto de impunidad nuevamente tome como asalto a Guatemala?

Sigue leyendo

Hogar Seguro Virgen de la Asunción: tragedia que no cala

Mucha agua ha corrido desde el día del incendio en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, (8 de marzo) con ello también una desinformación abrumante, medios que buscan captar la atención de los lectores con los titulares más escalofriantes y notas con tintes amarillistas que menosprecian la vida y la dignidad de las víctimas y sus familias. Ni hablar de ética y humanismo. “Estaban ahí por delinquir” mencionan unos, otro subraya que: “ aquello era un retrato de familias disfuncionales, ” refiriéndose a los padres de familia que al enterarse del incendio llegaron como pudieron al refugio. Artículos, reportajes y relatos detallados desde el punto de vista clasista, del que más tiene, del acomodado.

El Hogar Seguro no es un centro correccional de menores, es un refugio del Gobierno de Guatemala, que supuestamente brinda protección a niños, niñas y adolescentes que han sufrido violencia física, emocional y sexual. Situación de abandono y orfandad que los coloca en constante riesgo social. Está ubicado en San José Pinula a las afueras de la capital guatemalteca. Muchos de los niños que han sido víctimas de explotación sexual, laboral y de adopciones irregulares van a dar ahí: un centro de tortura autorizado por el Estado.

Sigue leyendo

The migrant women in transit

Translated by Marvin Najarro

They leave their homes: in villages, towns, cantons, hamlets, shantytowns … with no direction in mind, like dry leaves blown by the wind, dead souls, slandered, beaten, abused, rejected and stigmatized.

Little is known about them; they are invisible, the state and society marginalizes them, they are the victims of classism and racism, and their honor stained by the patriarchal system. Their country forces them to abandonment and to migrate.

Sigue leyendo