Un enorme abismo es la diferencia.

  De: La Gaceta Independiente.    En los días anteriores yo me pregunté: ¿cuál es la diferencia? ¿De qué tamaño será el enorme abismo que separa a las clases sociales? ¿En qué consiste semejante abandono? ¿La indiferencia? ¿Son más importantes las artes que los deportes en Guatemala? Fueron tantas preguntas formuladas, que aun no he encontrado respuesta para ninguna. Y esto viene a colación del funeral del señor Efraín Recinos, por supuesto la parvada de buitres queriendo adquirir espacio, intentando salir en cámara.  Buscando un posible “hueso” –a quien le quede el guante que busque su par-  ¡qué tristeza de…

Continuar leyendo…

El sabor de la nostalgia.

Es tan difícil expresar ese sentir.  La nostalgia de pronto aparece. De la nada. Hace acto de presencia  aunque siempre está ahí: de bajo perfil, adormecida, en otras como sombra, en el aire que respirás. Ahí está con vos observándote  y metida  en tus poros, sobre tu piel. En tan solo un instante en un soplo de viento, aquella suave brisa de pronto se torna en huracán. Y entonces pué hace estragos… detona, tus emociones explotan  y la añoranza te hace tambalear. Eso me sucedió el fin de semana pasado, me tambaleó. Aunque la mano del Ser humano en el…

Continuar leyendo…

Oferta del día de La Raza.

De: La Gaceta Independiente. Eso es lo que quise traducir cuando leí  Special of Columbus Day  en un rótulo de un escaparate en un centro comercial. Viviendo en el país que ostenta la máxima expresión del capitalismo y del consumismo desmedido -¿habrá consumismo con medida? Me pregunto- es prácticamente imposible, impensable, que pase un día de feriado, sin que utilicen este para promocionar ofertas al por mayor por supuesto y  El día de la Raza no es la excepción. Mes de la Hispanidad también le llaman; acaparan del 15 de septiembre hasta el 15 de octubre. Supuestamente se celebra el…

Continuar leyendo…

Un tango para Juliana.

Esa tarde Juliana regresa a la misma hora, religiosamente después de su trabajo. Estaciona su automóvil en el mismo lugar, se baja y comienza a sacar bolsa tras bolsa que contienen dentro los víveres de la semana. De pronto, un vendaval de tornado le eriza la piel, alguien la abraza fuertemente por la espalda y le desliza suavemente al oído la letra de un tango argentino en voz de Carlos Gardel: “acaríciame mi ensueño, el suave murmullo de tu suspirar, como ríe la vida si tus ojos negros me quieren mirar…” “¿Che?, me vas a matar de un susto” le…

Continuar leyendo…

Doña Julia: ¡pum pum el garrotazo!

He pasado lo que va de la semana, en una especie de recordación –Florida- retrocediendo en el hilar de los recuerdos, esta semana me enteré por casualidad –causalidad- de la existencia de una poetiza guatemalteca que ostenta desde el año 2001, el Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias. Hablo de la señora Isabel de los Ángeles Ruano. Un amigo cibernético guatemalteco que vive en Suecia  comentó en su muro de Facebook lo siguiente: “Isabel de Los Ángeles Ruano, pide limosna en las calles del centro cívico de Guatemala. Cuando se muera los políticos de mi tierra dirán “Guatemala perdió…

Continuar leyendo…

El Genio de la Guatemalidad.

De: La Gaceta Independiente. Y es que decidió irse en el mes de los celajes perfectos, el octubre que se engalana con las noches de luna llena, llorando ha de estar ésta  trastabillando en las calles  de  la natal Xelajú de Efraín Recinos. Justo en la alborada, al amanecer,  de madrugada alzó el vuelo y se marchó, para colorear con su pincel el horizonte desnudo del día nuevo. Un artista. Me pregunté: ¿qué pasa en Guatemala se nos están yendo las leyendas? ¡Los hombronazos! En lo que va del año, se han ido cuatro grandes. De esos que ya no…

Continuar leyendo…

Cantora.

“De mi adolescencia recuerdo el olor de los azahares, que es profundamente dulce. El otro olor que siento no es agradable y es muy penetrante, es el olor de la cachaza de los ingenios. La cachaza son los restos de la caña de azúcar”. Ella es una de las mujeres de mi vida, hay tantas que  en tantos contextos. Ella en mi autoexilio en el folclore y en el amor a la raíz y a mi   herencia campesina. Son pocas por las que deliro y amo, ella es una: Mí Negra Cantora. En una ocasión me dijo un argentino cuando…

Continuar leyendo…

La Infancia desdeñada.

Hay tantas personas que con el paso del tiempo te marcan la vida. La infancia… en la infancia desdeñada, olvidada y explotada. A los doce conocí a una familia en Rabinal,  los hombres de la casa campesinos, adultos, jóvenes y niños. Los varones tenían acceso a la educación  formal, eran las niñas las que se levantaban a preparar el desayuno, tortear y a arreglarles el almuerzo. A las seis de la mañana los mirábamos partir entre las veredas y los árboles de naranja. Ellas, a las edad de 5, 7, 9 y 12 años tenían sus labores repartidas. Las dos…

Continuar leyendo…

Myrna Mack Chang: a veintiún años.

Cuando ella murió yo tenía once años de edad, -reparo ahora que estoy leyendo su biografía- estaba repitiendo cuarto grado primaria. Yo sabría de Myrna Mack, hasta cuando cursé la educación superior, en la clase de antropología en primer año de psicología. Fue una unidad, una exposición y un trabajo en grupo que equivalía a cinco puntos.  Más nada. Me desconecté de esa parte de la historia  y emigré; hasta el año pasado, que la vida me presentó la oportunidad de conocer  a una persona amiga suya, y que me ha mostrado a Myrna Mack, en otra perspectiva: la de…

Continuar leyendo…

De heladera a escritora.

Hace algunos días le comenté a un amiga lo que me estaba sucediendo y me contestó: “dejá que hablen los familiares que se te atribuyen, no les pongás coco, tomálo suave”. Esto cuando le conté que resulta, que en Chicago y en Estados Unidos, de la nada, me salieron familiares, aclaro: no familiares de Ilka la que limpia casas, si no de la Ilka que escribe. Por el apellido Oliva y en otros lares por el Corado. Estoy degustando una pizza mientras escribo estas letras,  desde el balcón veo el horizonte tornándose en colores flor de fuego, las hojas tiernas…

Continuar leyendo…

Margarita Carrera: toda una institución.

De: La Gaceta Independiente. Hace unos meses –en febrero- cuando despidieron a la periodista mexicana Carmen Aristegui de la empresa Multivisión (MVS) por haberse saltado el cerco. Le comenté a mi hermana: “con la única que podrían hacer eso en Guate es con Margarita Carrera, cuando se atreva a contarle las costillas a Otto Pérez Molina. Respecto a Carmen Aristegui, leí en  el  comunicado que publicó dicha empresa: ella “transgredió”  el código de ética al divulgar información que se consideraba un “rumor”. Cuando en realidad lo que hizo fue ventilar y comentar del problema de alcoholismo que aqueja al presidente…

Continuar leyendo…

It is Harvest time!

Así leo que dice el rótulo en la entrada del vivero. ¿Vos has escuchado aquella expresión: “las mulas siempre tiran pa´l monte”?,   pues lo mismo me pasa, vivo en una urbe enorme, impregnada de tecnología en todo lo que ven tus ojos. De no tener  la conciencia de que todo lo que hay aquí ha sido obtenido a la mala, te diría que es un lujo poder gozar de semejante privilegio. De hecho lo es, pero pagás un precio muchas veces invaluable. Y si agregás las personas que han muerto y los pueblos enteros que han sido sometidos y ultrajados…

Continuar leyendo…

Nuestro Rey Feo Vitalicio.

Tendría yo apenas tal vez unos ocho años de edad, y comenzaba a tener conciencia de mis pasos, del hambre y del frío; cuando a mi papa, ya  le oía mentar a Don Lencho Patas Planas. En las polvorientas calles de Ciudad Peronia, supe por primera vez de él, cuando no imaginaba siquiera que podría cursar la primaria mucho menos cursar la educación superior en la Tricentenaria Universidad de Mis Amores. Mi papa lo describía como un canchón hijueputón. Oriundo de Ipala Chiquimula. Años después para cuando entrara a cursar la carrera de Psicología en la San Carlos, la admiración…

Continuar leyendo…