Arte | Respiro

Una de las tantas hermosuras que tienen las cabras locas es que ellas pueden ser del color que quieran. Sin lugar a dudas aquí están los colores de la Mamá África, pero también el rojo de la finca de fresas donde trabajé de niña, los colores de las frutas y verduras del mercado donde pasé 10 años de vida vendiendo helados. El verde de las montañas que abrigaron mi infancia. El color anaranjado de las chiliguas. El morado del frijol camagua.
Los colores de las flores de las diez, que tanto quiero. Los atardeceres de noviembre en mi Gran Amor y los amaneceres color de fuego del desierto de Sonora-Arizona. Porque todo nos influye. En esta pintura están mis 41 años de vida. A la que he llamado Respiro. De la serie Mi familia. Acrílico sobre lienzo. Título: Respiro. Dedico esta pintura a los vendedores del mercado de Ciudad Peronia, mi Alma Mater.

Si usted va a compartir este texto en otro portal o red social, por favor colocar la fuente de información URL: https://cronicasdeunainquilina.com

One Reply to “Arte | Respiro”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.