Arte

Este fin de semana pinté dos cuadros de la serie Mamá África. Cada vez que pinto algo relacionado con la serie, me conecto con mis ancestros. Pienso en mis abuelas, en sus madres, en sus abuelas, en sus tías, en las mujeres que generacionalmente estuvieron antes que ellas y es para mí como regresar al nido, mi nido es África, mi raíz. Soy una africana en diáspora. Como lo somos todos porque de allá venimos, de ese vientre negro, de esa tierra roja, de esas sabanas y de esos bosques embrujados. Si usted va a compartir este texto en otro…

Continuar leyendo…

Arte

El fin de semana me dio por pintar arboledas, la primera la hice en color azul, luego agarré aviada y me discutí otras dos en rojo y anaranjado. Me quedé picada y al siguiente día pinté otra en amarillo y chiltotos, con los palos blancos que abundan en el otoño en mi reserva forestal rentada. Con la amarilla sufrí porque quería las hojas sueltas, frondosas, como se miran a mediados de octubre cuando inicia la época del frío en mi pueblo rentado. Pero todavía no llega hasta ese punto mi capacidad ni la soltura de mi mano y no sé…

Continuar leyendo…

Arte

Esta semana hice cuatro pinturas. Todas distintas. Independientemente del resultado, disfruto mucho todo el proceso de pintar un lienzo y eso es lo realmente importante para mí. Lo demás ya lo viví muchas veces en mi vida y estoy en la etapa en la que lo único que quiero es disfrutar lo que hago, lo demás es loma. Como cosa curiosa, hasta esta semana nacieron los nombres de mis pinturas, llevo 7 años pintando y nacían las pinturas pero sin nombres y no lo quise forzar, pensé que debía darles tiempo y que los nombres llegaran cuando tuvieran que llegar.…

Continuar leyendo…

Pintar, otra forma de expresión en mi vida

Cuando era niña siempre quise pintar pero no había dinero para crayones y mucho menos para acuarelas o pintura de otro tipo. Entre que no había dinero y tiempo, tiempo era lo que más nos hacía falta durante el día, crecimos entonces haciendo malabares con la comida, el oficio, el estudio, la crianza de los cumes y el trabajo. Literalmente: destapando un agujero para tapar otro, algo común en la vida del arrabal. Llegó la adolescencia y mis ganas de pintar y dibujar crecieron, también las responsabilidades, nuevamente se fue postergando al grado que lo bloqueé por completo de mi…

Continuar leyendo…