¡Loca, resentida de mierda!

Pongo pasta en el cepillo y comienzo a cepillar mis dientes, observo por la ventana el amanecer gris de cielos bajos en la época del frío. El árbol que da sombra a mi ventana está sin hojas, sus ramas desnudas esbozan la fragilidad del letargo. Mi propia inconsistencia.

A lo lejos se escucha el motor encendido de un automóvil, hay que encenderlos veinte minutos antes de irse a trabajar, el sereno de la noche los llena de escarcha, la nieve del invierno los congela. ¿Cuándo volverá a nevar? Me pregunto con la mirada extraviada en las ramas sin hojas de los arces. Mi corazón se alegra cuando nieva, me siento niña y una euforia inexplicable se apodera de mí.

¡Es magia!, ¡es magia!, grito emocionada cuando los copos comienzan a blanquear mis cabellos. Y todo se cubre de blanco, como fina escarcha de otoño en aldea. Como la fina escarcha del cráter de un volcán a las cinco de la mañana. Como la pica pica de papel bond en carnaval. Como los cascarones sin colorear. Como los cartones de huevos en el mercado. Como los helados de coco con leche. Como una alfombra de duroport. Como un campo de flores de mayo.

Y juego a soñar, cuando nieva mis ilusiones brotan por mis poros, se anidan en mi corazón, aguan mis ojos, celebran en mi voz. Y me confortan con su encanto.

Estoy parada frente a la ventana con el cepillo de dientes en mis manos, fascinada con el cielo plomizo de la época del frío. Salgo de mi camisa de fuerza, de mi reclusión, respiro. Viento frío. Mi cabeza es una olla de grillos, una olla a presión, una ebullición. Respiro, lentamente respiro. No ahora, les digo, déjenme disfrutar de este cielo cenizo, de este amanecer otoñal. De la llaneza del embeleso. Pero están ahí obstinadas repicando fuertemente, taladrando mis sentidos, asfixiándome. Disparándome a quema ropa. Moliéndome a palos. Repudiándome. ¡Loca, resentida de mierda! ¡Loca, resentida de mierda!

Preparo mi taza de café: un día más de resistencia. Escribo. Escribo una crónicas más: ¡loca, resentida de mierda! ¿Y qué?

 Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado contacto@cronicasdeunainquilina.com

28 de noviembre de 2015.

Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s