Vuele Bajo.

No crezca mi niño, no crezca jamás
los grandes al mundo le hacen mucho mal.
El hombre ambiciona cada día más
y pierde el camino por querer volar
Vuele bajo porque abajo
esta la verdad
esto es algo que los hombres
no aprenden jamás…. 
Vuelve Bajo. Facundo Cabral.
Antenoche leía  un estudio realizado por la revista Forbes en donde indica que el mexicano Carlos Slim es el hombre más rico del mundo con una fortuna de $53,500 millones de dólares,  en segundo lugar se encuentra Bill Gates con  $53,000 millones de dólares y en tercer lugar el narcotraficante mexicano más buscado en la historia:  con $1,000 millones de dólares.

Me quedé bruta, pensando en la cantidad de dinero, y ¿para qué quiere un ser  humano tanto dinero? ¿Para alimentar el Ego? ¿Saciar la sed de poder? ¿Asegurarse un futuro tranquilo y sin carencias? No sé, la verdad ¿para qué quiere una persona tanto  dinero?

Y me es imposible pensar en esos tres millonarios, como los habrá miles alrededor del mundo,  y no asociar la bastedad y el desperdicio con África y su terrible hambruna. O pensar en India siendo el mayor país en proveer  cuestiones de Software  al mundo entero, y mirá la pobreza que vive su gente.

Mirá que contar entre ellos a un narcotraficante, es algo vergonzoso, ahora el tipo no solamente es el más buscado por narco y transa, sino que también por ser el tercer millonario más rico del mundo.  Pero púchica qué alego yo de ellos, si en Guate mirá, el resto que tenemos y allí andan campantes caminando por las calles, y hasta los saludamos con reverencia. No solamente narcos, sino asesinos, opresores, genocidas de un pueblo completo. Y qué decir de aquel imbécil que vive en Panamá que se fue huyendo llevándose buena cantidad del dinero del pueblo. Va y para no ir tan lejos, qué decimos de aquel hijo perdido de la Llorona, que nos dio a todas y todos (porque yo también me cuento y para mi dolor, en la dundera de los 18 años de edad, di mi voto a su favor) yuca con chicharrón.

China,  ahora  que prácticamente todo es Made In China,  y su sobrepoblación, tengo una amiga china que emigró a USA porque allá no podía tener más de un hijo por ley del país, aquí tiene dos.  La vez pasada miraba un documental,  y me quedé impactada del tamaño tan pequeño de los apartamentos en el centro de la ciudad,  donde cabe solamente una cama,  aquello parece un refrigerador, y allí amontonados con sus tiliches duermen los estudiantes, sin ventanas, sin nada, un foco de luz eléctrica macilenta nada más. Todo aquello parecía salido de una película de ficción, o de un libro de Julio Verne.  La mayoría egresados de universidad, investigadores en cuestiones de ciencia, otros abogados, arquitectas y viviendo en un lugar como ese, entonces pienso que el hombre entre más estudia más bruto, como diría mi abuela. Sí, entre más alcanzamos más pobres y vacíos nos volvemos. Potencia mundial, y sus habitantes sufren de un estrés fatal, más la contaminación, y no tienen dentro de su riqueza económica, la opción de decidir cuántos hijos quieren procrear, ni espacio en dónde vivir.

Pero como siempre son contados  quienes tienen las tierras y el dinero. Porque también observé una ciudad entera allí mismo en China,  en donde viven trabajadores de una sola empresa que  tiene varias ¿cómo es que les llaman? Ah, varias inversiones en grandes empresas alrededor del mundo. Aquellas mansiones, con carros BMW y Mercedes Benz,   una ciudad salida de la irrealidad, solamente para los trabajadores de ese lugar. Después del cerco de cemento vos mirábas la pobreza de la ciudad vecina. (Algo así como la zona 15 y la zona 5)
Y entonces las personas cambian: les crece el Ego, se vuelven ambiciosas, intocables, se creen semidiosas,  e inmortales. Pero ahí está el clavo, que nadie se salva  de la muerte y por mucho dinero que tengás si te toca te toca.  

En no sé qué Estado de la unión americana hay una lugar en donde congelan los cuerpos de los difuntos,  eso según vos, para  cuando la ciencia alcance el nivel de poder revivirte lo hagan,  no puse atención a la cantidad de miles de dóla
res que tenés que pagar para que te pongan a congelar en ese lugar. ¡Vaya que los humanos si somos salidos! Mirá que atrevernos a desafiar a quien hiciera la Creación… aunque digan que venimos del mono, alguien tuvo que haber hecho al mono y ese alguien es más poderoso que la humanidad completa; con su inteligencia, su tecnología, su ciencia, sus rascacielos, sus ínfulas de semidioses aun con todo eso, no podremos ser autosuficientes, como queremos aparentar.

Y es que con la naturaleza no se juega, ni con El Creador tampoco,   cuando las aguas del mar se mueven con su furia causan estragos, su fuerza es incontrolable,  y arrasa con carros del año, mansiones, yates, rascacielos, autopistas de empresas privadas,  bancos y las cajas fuertes llenas de dinero, que al final no es más que papel, se lleva en su paso vidas y a otras las transforma por completo.

Cuando la tierra se mueve, derrumba todo a su paso hasta la construcción más  imponente, con ella casas, escuelas, edificios completos,  cuando la tierra  tiembla, temblamos todas y todos junto con ella; nosotros del miedo, del pavor, y en ese instante se nos olvida el dinero, el lujo, el Ego, la alcurnia, la  ambición. En ese momento solo rogamos por nuestras vidas, por la salvedad de los nuestros.  Pero es pasando el terremoto, sacamos las uñas nuevamente, las garras, y peleamos como perros, la ayuda que llega del exterior,  los mismos de siempre; acaparan los quintales de frijol, arroz, maíz, las latas de atún y jamón, los botes de leche en polvo. Y se olvidan del pueblo, de las mayorías.

 No, los humanos no aprendemos, los humanos no deberíamos crecer, no deberíamos llegar a la etapa adulta, porque no nos sirve para nada, no, los humanos deberíamos de quedarnos en la niñez en esa etapa en donde todo es  bello, amamos la naturaleza y somos amigos de los animales, respetamos a nuestros mayores,  y amamos a todas y todos por igual, en esa etapa en donde no hay envidia, ni prejuicios,  ni celos, ni ambición,  ni maldad.

En la reciente entrega de los premios Oscar, ¿o cómo es qué les dicen en plural? ¿Oscares? Bueno, pues en esos premios del cine anglo.  Pasan las actrices flacas, flacas, flacas, esas pobres han de haber estado en dieta por lo menos 6 meses, a pura agua  destilada y tomate,  para estar en “talla” para el nivel que  exige  “La Academia”  entonces si son flacas son bellas,   hasta  se esconden con maquillaje las pecas que tienen en el rostro.  Pero si las pecas son bellas, son parte de su ser, nacieron con ellas, ¿por qué esconderlas?

Pues entonces veía a aquellas mujeres elegantes, hablando del diseñador del vestido, de los zapatos y el precio de las joyas,   todas esas mujeres cargaban puesta una mudada  con todo y joyas de no menos de un millón de dólares. ¿Cómo es posible? ¿Cómo es posible que se desperdicie tanto dinero en una mudada de ropa, en unas joyas? ¿Cómo es posible que nos exijan estar flacas para pertenecer al status que la sociedad exige? Y si no somos flacas, entonces somos feas, estamos deprimidas, somos menos sexys.  

Las vi hablando de la máscara que se echaron en la loza, de las sombras, del pintalabios.  Y al siguiente día la crítica, las despellejaron a las pobres: de que los zapatos de fulanita no combinaron con el vestido, que el pelo no iba recogido, que no caminaba con glamur, que la zutanita pobre porque  no le alcanzó el dinero para comprarse un vestido de no sé quién. A esa misma hora en que ellas hablaban de joyas y costos de vestimentas, morían  miles por la hambruna, morían miles en las calles, morían niñas siendo víctimas de tratas de blancas. Sí a esa misma hora en que yo estaba sentada en  la sala del apartamento también perdiendo  el tiempo viendo  la alfombra roja. ¿Y qué pasaría si el dinero destinado a gastar esa noche de alfombra roja se mandara a África por ejemplo? Se hicieran escuelas, se harían pozos para bombear el agua potable, se harían hospitales, parques para los niños. Qué fuera una regla de La Academia, como lo es “invisible la del peso en las actrices”,  de que  se evite gastar esas millonadas en glamur y se destine en pro de la humanidad en este caso África por ejemplo.  Pienso en ellos que son millonarios, pero qué tal nosotros, si también ayudamos, no sólo con dinero, sino con nuestro tiempo por ejemplo, con nuestros talentos. 

 Pero; siempre hay peros: basura, vivimos en un mundo en donde nos nutrimos de basura, de Ego, porque todas y todos somos azadones: todo para adentro y nada para afuera. Y ninguno nos escapamos, quienes no  sufrimos de una sufrimos de la otra.  
 Vivimos en un mundo en donde nos alimentamos del qué dirán, de cómo nos miran, de cómo nos tratan, de sonreír siempre, aunque por dentro nos estemos ahogando,  vivimos en un mundo en donde todos nos encuevamos, en donde escondemos nuestros sentimientos, ocultamos nuestras emociones.

Sí, hay muchas personas que “siempre están bien”,  siempre son las mejores amigas, consejeras, escuchan, apoyan, nunca tienen problemas, ni sufren de depresión, que siempre tienen una respuesta “correcta” para cada duda o pregunta que les hacen,  pero en la intimidad de su habitación, por las noches lloran, en el silencio y la oscuridad de la noche, sufren, por no poder ser lo que aparentan ser, o  lo que quisieran ser. La vida no es para aparentar, sino para vivirla,  es permitido deprimirse, estar de bajón, estar de malas, estar en tus días, es permitido, por supuesto que sí: equivocarse, meter la pata, caer,  lo que no es permitido: es que vivamos tratando de engañar a las personas, pretendiendo ser quienes no somos,  porque a los únicos que engañamos  es a  nosotros mismos.

¿Y qué  tal si empezamos a expresar nuestros sentimientos?  ¿Ha pensado en eso? ¿Le da vergüenza? ¿No me diga que le da pena? ¿Le incomoda? ¿Pero ya lo ha intentado y no fluye?   ¿Y qué tal si lo intenta de nuevo? ¿Una y otra vez?  Dejar salir ese torrente de emociones cont
enidas, sí  reprimidas. Es una barrera enorme la que hemos creado alrededor nuestro, eso de  no expresar  y encerrarnos en nuestra cajita de cerámica, nos aísla,  aunque estemos rodeados de  personas a las que estimamos y nos estiman,   estamos solas y solos, por decisión propia, así que por decisión propia las y los exhorto a que expresemos, los sentimientos  son para compartirlos, de nada sirven si los aislás. Ya verás que te vas a sentir mejor, mucho mejor. Qué distinto fuera el mundo si nos atreviéramos a expresar, por tener cosas guardadas se nos hincha el corazón de podredumbre y el espíritu se nos apaga lentamente, hasta quedar en completa oscuridad. 

Tal vez lo que necesitamos es revertir la pócima y el conjuro  y volver a ser niños, a pensar como niños, a actuar como niños y a amar como niños,  para encarrilar   de nueva cuenta a ésta humanidad que: nace, crece, se reproduce y muere sin haber aprendido a vivir.

Y como creo que ya te diste cuenta, aquí el rollo es de todo un poco, (es cambio de estación y comienzo mi proceso de metamorfosis) pienso: ¿y si dejamos el Ego  guardado, los títulos universitarios, los puestos de trabajo, (sí, porque la silla no es para siempre, te la mueven y te caés)   las ambiciones, la arrogancia, la prepotencia?,  ¿y si sólo por hoy decidimos volar bajo?

¡Bueno, perdón pero es que está nublado y los días así me hacen desvariar! Tal vez es demasiado  abuso de mi parte pedirles que: sólo por hoy volvamos a la infancia. ¿Aceptás el reto? Conste que no es chamusca no te preocupés, tampoco técnicas al paderón, ni escondite, ni tenta pelota, ni matado, ni don camarón tintero, ni mucho menos matateroterolá,  pero si vos querés también le entramos ¡chis la droga!
Ilka Ibonette Oliva Corado.
Marzo 12 de 2011.
Estados Unidos.

Un comentario

  1. “En todo hombre dverdad existe un nino escondido que quiere jugar”. Mas o menos asi lo dijo el gran filosofo. Seria magnifico si vivieramos en mundo ideal pero, desafortunadamente, vivimos en un mundo real en el cual casi nadie quiere ser nino, retardado e inmaduro, al contrario, todos o casi todos queremos ser adultos inteligentes y maduros. Es, en este mundo real donde ricos empresarios, banqueros y narcos por igual justifican sus hazanas a la presencia de un todo poderoso que misericordemente derrama sus bendiciones sobre ellos. Pero no todo para ahi, pues no siendo suficiente la justificacion divina tales personajes simple y sencillamente recurren a lo que llaman Darwinismo Social; la competencia brutal y la eliminacion del menos apto, como prueba de que la evolucion, cuando esta les conviene, si trabaja.
    Pero dios no solo derrama sus bediciones sobre unos cuantos elegidos tambien reconforta y le da esperanzas a los desdichados y miserables en tanto que el Darwinismo Social los manda derechito al muladar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.