A: Otto René Castillo y Nora Paiz.


… Sea
Siempre mi amor
Tu compañia.
Que
Nunca falte mi amor
En tus cimientos.
Alzate
firme sobre
él,
patria
con tus descalzos pies,
llenos de lodo y de caminos!

Patria Mi Amor. Otto René Castillo.




Eran más o menos las once de la noche y se me había olvidado apagar mi teléfono celular, Chicago estaba viviendo    en los primeros días de febrero una de las tormentas de nieve más grandes en su historia. Ya cayendo lentamente y desprotegida  en los brazos de Morfeo me encontraba cuando sonó mi teléfono celular, era un mensaje de texto que decía: “El Gobierno dará un homenaje de perdón a Otto”,  y para quienes sabemos de Otto René Castillo, lo sentimos tan nuestro, que abusamos de la confianza de llamarlo solamente Otto. Era Juan Castillo, sobrino de Otto. Lo conozco desde hace dos años, me lo presentaron en un evento realizado en Casa Guatemala, para la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en aquella ocasión me pidieron escribir un artículo y leerlo el día del evento. Y eso hice. De premio me traje esa noche la amistad de Juan.

Desde aquella velada estamos en contacto, él me cuenta la vida de su tío desde la perspectiva de un güiro de 14 años de edad, que él tenía cuando murió Otto.

Recuerdo que después de leer el mensaje inmediatamente lo llamé por teléfono y sobresaltada por la emoción le lancé mil preguntas a la vez: ¿cómo te enteraste?, ¿cuándo será?, ¿en dónde?, ¿quién lo promovió? Una a una me las fue contestando. Será en el Palacio Nacional de la Cultura, el día 19 de marzo porque es la conmemoración del día en que los quemaron vivos junto a Nora Paiz.  El Gobierno y  los militares chafarotes pedirán perdón.

Era algo que no creía, era demasiado bello para ser cierto.  Pero también en el fondo sabía que aquel evento sería una mera jugada  bajo de agua del Gobierno. Esa semana pasé prendida del teléfono hablando con Juan. Me dijo que iría la familia,  y por supuesto la familia de Nora Paiz. Hablamos de los pormenores, y recuerdo patente cuando  me dijo: “yo no los perdono” “yo no perdono a los chafarotes”.

Esa semana conocí un poco más a profundidad la vida de Otto desde los ojos de su sobrino, conocí y visualicé a la tía Zoilita, la hermana mayor de Otto, quien tuviera que ir a reconocer calcinados  los cuerpos en la Sierra de Las Minas, también quien se hiciera responsable y se diera a la tarea de copilar, recolectar, buscar, encontrar, ordenar y publicar  posteriormente las letras de Otto que hoy en día conocemos.

Otto era el hermano menor de la familia,  según el patojo de 14 años que me relata la historia, Otto dormía durante tres días seguidos  todo desforzado y luego despertaba para sentarse a escribir sin parpadear.

La mayor  parte de su inspiración, fueron las féminas, y la otra parte la injusticia y la pobreza del pueblo oprimido, no de Guatemala, sino del mundo entero.
La tía Zoilita que después de la muerte de su hermano menor tuvo que emigrar y exilarse en Costa Rica, para salvaguardar su propia vida y lograr desde allí atesorar las letras de un hermano poeta y trovador, para luego  darlas al pueblo.

En las vivencias del güiro  de 14 años llamado Juan, hay una anécdota, cuenta que en una ocasión los chafarotes andaban cateando casa por casa, en la cuadra en  donde ellos vivían, en aquel entonces en la Zona Cinco, cuando les pasaron el norte, salieron él su hermano, y su padre, a tirar al río (Las Vacas) una cámara de video recién traída por Otto desde Alemania,  junto a ella se fueron libros y cintas limpias de grabación, aquella cámara fue llevada a Guatemala por Otto para entregarla a la “Causa”,  como herramienta  para guardar testimonios. Pero quedó sin estrenar envuelta en las aguas negras de aquel río, lo peor de todo fue que los chafarotes nunca llegaron a catear la casa de Juan, mientras ellos andaban tirando la evidencia en el río, los
chafarotes se regresaron porque tuvieron que ir a atender una emergencia.

Otro recuerdo que  lleva consigo me cuenta, es que en una ocasión,  cuando estudiaba en la escuela Salvador Mendieta en las 24 Av, de la zona Cinco (La Palmita) saliendo de clases y miró pegado en un poste, un  papel tamaño oficio, con tres fotografías de tíos suyos, colaboradores con “la causa” uno de ellos murió (Otto) a otro lo desaparecieron y el tercero sobrevive en algún país de América. Exilado desde entonces.


Juan hoy en día pasa de los 50 años de edad,  y lo escucho hablar de aquellos días con la misma emoción como si todo hubiera acontecido ayer. Con la misma euforia cuando habla de las hazañas de su tío, de las mujeres que lo rodearon e igual siento su tristeza cuando habla de aquel fatídico 17 de marzo en la Sierra de las Minas.

Otto René Castillo,  ¿qué sabemos las nuevas generaciones de él? Generalmente diría que nada,  mi generación, los que ahora andamos en los 30´s   y me pregunto ¿qué sabrán de Otto los patojos que ahora están en los básicos o en diversificado? Creo que ni lo han escuchado mentar.
Por alguna razón  a la que no logro encontrarle forma, yo relaciono a Otto con: A Los Cuchumatanes, el poema de Juan Diéguez Olaverri,  no sé, pero van unidos, pienso en aquellos cerros y Otto viene a mi mente, pienso en Otto y aquel paisaje aparece de pronto.
EL poema que lo inmortalizó: Vamos Patria  a Caminar,  es lo que todos recordamos de él, o lo asociamos con esas letras, lo más popular, lo más leído y lo más conocido.

Pero si leés su historia de vida, te darás cuenta de los arrestos de aquel patojo oriundo de Quetzaltenango que a los 17 años de edad, es exilado a El Salvador por oponerse al golpe de estado dado a Jacobo Árbenz. Y por supuesto que tenía que haber estudiado leyes en  La Tricentenaria Universidad (de mis amores) De San Carlos de Guatemala, de allí es becado para ir a estudiar letras  a Alemania,  ya estando allá, abandona los estudios para incorporarse a con un grupo de cineastas, para la filmación de cortometrajes sobre la lucha armada de liberación de los pueblos latinoamericanos. No es mi intención escribir y describir su biografía en éste artículo.

Para eso están los libros y tenemos el Internet. También hay una página que creó Juan, que durante años ha viajado a muchos países copilando escritos, poemas, videos, fotografías y todo tipo de información que su tío dejara en pro de los pueblos,  la podés visitar entrando a: www.ottorenecastillo.org

Entiendo perfectamente cuando Juan me dice que no los perdona,  yo tampoco los perdono, no perdono las muertes atroces, ni las violaciones a los derechos humanos de todo un pueblo, a los militares no se les debe de dar amnistía de ningún tipo, ellos no pueden optar a la absolución, son tan culpables como los mismos guerrilleros traidores que por la sed de poder llevaron a pique toda una revolución. De ambos lados había vende patrias y el único que salió beneficiado de aquella matanza de más de 30 años, fue el vecino del patio de enfrente y  los vende patrias que hoy gozan  de puestos políticos, tierras, dinero y el derecho de ser intocables pregonando por las calles descaradamente sus osadías.

¿Cuántos años ya de aquellas muertes? El 19 de marzo de 1967, junto a otra mujer emprendedora Nora Paiz. Miren que subir a la montaña no ha de haber sido cosa fácil, sino lean a Santiago Santa Cruz Mendoza en; Insurgentes, Guatemala la Paz Arrancada. Por nombrar un libro, pero también tenemos a Mario Payeras.

¿Qué puedo decir yo de ese homenaje y pedida de perdón que dará el gobierno? Como una patoja de la nueva generación, es bueno educar a nuestra juventud, es necesario que sepamos en dónde estamos parados, es obligación y responsabilidad de todo ciudadano y ciudadana conocer el pasado, para evitar que se vuelvan a cometer los mismos errores.

Más que la pedida de perdón que al final de cuentas será un acto de puro protocolo, lo importante aquí es honrar la memoria de una de los hijos ilustres que ha parido Guatemala, lo importante de éste acto es celebrar la vida, de un estudiante, de un poeta, de un hombre que luchó  toda su vida por esa causa que hoy en día muchos hemos olvidado: la injusticia y la opresión del pueblo. Lo importante de éste acto será;  no verles las caras de idiotas a los uniformados, ni ver al Presidente escupir los perdones, no, ese día se honrará la vida de Otto René y Nora Paiz, que al final aunque la historia solamente la reconozca como “el amor” (que no nos consta)  de Otto,  y quien muriera quemada junto a él, la verdad es que Nora representa a tantas mujeres aguerridas que lucharon esos años, de las que ahora están en el exilio, de las que murieron, de las que siguen luchando.

Dos hijos ilustres, dos almas s
olidarias, dos personas que dejaron su vida en pago en la búsqueda de una Guatemala con mejores oportunidades, de una Guatemala justa, en donde se cumpliera y respetara lo de: multilingüe, pluricultural y multiétnica… una Guatemala sin discriminación,  una Guatemala en donde  la tierra fuera de la  mayorías y no (como hasta hoy) de las minorías,  una Guatemala en donde todos tuvieran el privilegio y derecho de optar a la educación, ellos dieron su vida por una Guatemala sin pobreza, sin analfabetismo, sin violencia, soñaron al igual que muchos, con una Guatemala: próspera.

Ese día el 19 de marzo, dos almas recitarán desde el cielo el poema que se convirtió en canto de batalla para muchos de aquella generación de soñadores, para muchas mujeres que sacrificaron sus vidas, ese 19 de marzo será un reconocimiento no sólo a Otto René y Nora Paiz, si no a las miles de personas torturadas y desparecidas, a las asesinadas, a las silenciadas, y a quienes hoy sobreviven,  bajo el recuerdo de los oscuros años de lucha y opresión. Bajo el recuerdo del régimen autoritario y totalitario de un ejército, y de un gobierno, que en lugar de cuidar el suelo patrio, lo vendió al mejor postor.

Así sea pues…  ese reconocimiento a Otto y Nora  (más que ser un protocolo de gobierno) sea un incentivo para nosotras –tros : ya que es obligación  de todas y todos, caminar con la Patria, en pro de la abolición de la injusticia, la desigualdad, la opresión y el abandono.
Vámonos patria a caminar, yo te acompaño.
Yo bajaré los abismos que me digas.
Yo beberé tus cálices amargos.
Yo me quedaré ciego para que tengas ojos.
Yo me quedaré sin voz para que tú cantes.
Yo he de morir para que tú no mueras,
para que emerja tu rostro flameando al horizonte
de cada flor que nazca de mis huesos.
Tiene que ser así, indiscutiblemente.
Ya me cansé de llevar tus lágrimas conmigo.
Ahora quiero caminar contigo, relampagueante.
Acompañarte en tu jornada, porque soy un hombre
del pueblo, nacido en octubre para la faz del mundo.
Ay, patria,
a los coroneles que orinan tus muros
tenemos que arrancarlos de raíces,
colgarlos de un árbol de rocío agudo,
violento de cóleras de pueblo.
Por ello pido que caminemos juntos. Siempre
con los campesinos agrarios
y los obreros sindicales,
con el que tenga un corazón para quererte.
Vámonos patria a caminar, yo te acompaño.
Otto René Castillo.
Ilka Ibonette Oliva Corado.
Febrero 25 de 2011.
Estados Unidos.

12 comentarios

  1. Es un dia asi cualquiera.
    En el Parque Cenral se ven por lados todos: Versos de Aquel que no dijo, sino lo hizo, caminar hasta dar, imitacion de JesusCristo, el maximo don: La Vida por un ideal.

    Enfrente del Palacio de la Cultura, una champa alberga a unos sindicalistas que protestan en contra de la empresa de los Castillo (los de los miados del diablo). Llevan tiempo y medio alli. Rumiando su desesperacion, su frustracion por los actos de uno de esos patronos explotadores.

    Incongruencias de la vida!
    Un homenaje y una muestra de que aun existe lo que motivo su sacrificio.

    Sera que fue en vano?

    Mariano Galvez

  2. Lo ùnico que le quedò al gobierno es colgar las pancartas rojas frente al palacio nacional, y de revolucionarios, solo tienen el color rojo, porque en el alma son oligarcas, vendidos, hipocritas, vende pueblo, vende patria. pero grito!
    VAMOS PATRIA A CAMINAR, YO TE ACOMPAÑO!

  3. buenisimo! felicitaciones! eres la misma ilka que escribe en la pagina de la huelga? si es asi, deberias hacer un libro, escribes muy bien, con mucho sentimiento!

  4. Te felicito por tan buen escrito, conciso y con una vestidura de anécdotas que lo hacen muy interesante.
    Mi país no olvida, esa patria de Otto sigue sufriendo, niños en basureros, descalzos sin educación, con sus barrigas llenas de lombrices.
    Tenemos un social demócrata en el gobierno que nada ha hecho para ver cambios. necesitamos de un giro radical.

    Nadie merece esa muerte y es algo que ha quedado incrustado en todos, los que de aluna manera sabemos que su lucha era para que una patria tuviera ojos y abrazara a todos los que no tienen y viven en la pobreza.
    Saludos

  5. Te felicito por tan buen escrito, conciso y con una vestidura de anécdotas que lo hacen muy interesante.
    Mi país no olvida, esa patria de Otto sigue sufriendo, niños en basureros, descalzos sin educación, con sus barrigas llenas de lombrices.
    Tenemos un social demócrata en el gobierno que nada ha hecho para ver cambios. necesitamos de un giro radical.

    Nadie merece esa muerte y es algo que ha quedado incrustado en todos, los que de aluna manera sabemos que su lucha era para que una patria tuviera ojos y abrazara a todos los que no tienen y viven en la pobreza.
    Saludos
    Maria

  6. Te felicito por tan buen escrito, conciso y con una vestidura de anécdotas que lo hacen muy interesante.
    Mi país no olvida, esa patria de Otto sigue sufriendo, niños en basureros, descalzos sin educación, con sus barrigas llenas de lombrices.
    Tenemos un social demócrata en el gobierno que nada ha hecho para ver cambios. necesitamos de un giro radical.

    Nadie merece esa muerte y es algo que ha quedado incrustado en todos, los que de aluna manera sabemos que su lucha era para que una patria tuviera ojos y abrazara a todos los que no tienen y viven en la pobreza.

  7. La unica forma de perdonar es olvidando….sin dejar de recordar para no cometer los mismos errores. De la Guatemala pluricultural tambien son hijos los militares, los religiosos, los guerrilleros, los abogados….buenos y malos de ambos lados¡¡¡ Si somos hijos de la misma madre patria…..Dejame esforzarme mas,nana uxlew, por aquellos ancestros mios que no lo hicieron¡¡¡ Pedile a Dios, a quien vos llamas Ajau,que los actos de mi vida sean coherente con lo que pienso y proclamo.
    Para que pueda gritar, con todos los pulmones de mi fe y mi esperanza: “Ojala que remonte su vuelo, mas que el còndor y el àguila real, y en sus alas levante hasta el cielo, Guatemala tu nombre inmortal”. Que asì sea.

  8. Ilka: mis felicitaciones por lo escrito. Creo que es una dignificación a la memoria de estas dos personas que hiciero mucho por Guatemala.

    A la vez, de que sirve pedir perdón si no hay justica ni resarcimiento ?¿?¿?¿, hasta que los chafarotes no esten en la carcel y no se levante la memoria, dignificación de los miles y miles de guatemaltecas y guatemaltecos asesinados, pero también mientras no exista resarcimiento…,de que sirve el perdon ??¿?¿

    Hago una aclaración al comentario encontrado en tu página y es que el presidente Colom no estuvo, ni participo en la guerrilla. Lamentablemente la señora Torres si (que verguenza).

    Gracias por escribir y mantener la historia viva entre nosotras y nosotros

  9. Suena cinicamente grotesco hablar de perdon o absolucion, cuando sabido es que los guatemaltecos por accion u omision ya les hemos perdonado. Cuando el maximo intelectual de la derecha guatemalteca escribia en un periodico Estadounidense que; los guatemaltecos nos sentimos comodos o en otras palabras amamos a los militares, no lo podia creer y le lance pestes. Pero parece que el ya extinto personaje sabia de lo que hablaba.

    Guatemala es una anomalia historica que rehusa su historia o la historia la rehusa a ella. Quizas Javier Payeras con estas palabras lo sumariza mejor: Nunca he estaddo en una guerra. No se nada del dolor. No se nada de este pais.

  10. Realmente impactante y muy acertados los comentarios. Impactan y hacen que uno reflexione en la corta, muy corta memoria historica de nuestro pais.

  11. Esto me recuerda que el actual presidente tambien fue guerrillero, el partido es izquierdista, y supuestamente estan gobernando los que luchaban contra los militares en aquellos tiempos. URNG? y como esta Guate.

    Mas jodida que nunca.

    -Eso de actos de perdon, se me hacen tan estupidos como cuando la iglesia catolica se disculpo por quemar a Galileo Galilei por decir que la tierra era redonda.

  12. Quiero darte mis mas sinceras felicitataciones por tu tan oportuno escrito….y voy a estar mandando poemas y escritos referente a estos personages tan dignos de admiracion y ejemplo a seguir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.