Without pedigree

Sígueme en https://telegram.me/cronicasdeunainquilina Translated by Marvin Najarro I grew up among the mud, dusty places and rusty sheets. My childhood was a broken and incredibly beautiful poem. I grew up in the heart of a marginalized neighborhood which had a love affair with the village and the grassland. I roamed ravines and climbed fruit trees, ran between rows of cornfields and vegetables and also walked in the long boulevard of my great love, so many dawns.

Continuar leyendo…

Sem Pedigree

Sígueme en https://telegram.me/cronicasdeunainquilina Tradução de Raphael Sanz Cresci entre lamaçais, poeira e lâminas oxidadas. Minha infância foi um poema ferido e incrivelmente belo. Cresci no coração de um esgoto marginalizado que tinha um idílio com a aldeia e o zacatal. Rodei entre barrancos e trepei árvores frutíferas, corri entre plantações de milho e hortaliças e também caminhei no longo bulevar de meu grande amor, em tantíssimos amanheceres.

Continuar leyendo…

Pedigree

Sígueme en https://telegram.me/cronicasdeunainquilina Hoy en la madrugada me levanté como siempre, a escribir; encendí mi teléfono celular en lo que preparaba el café, me encontré con un correo electrónico de Alessandra Riccio, desde Italia, donde enviaba la traducción al italiano de mi relato «Sin pedigrí,» que publicó en su bitácora Nostramerica.  No puedo con tanto afecto y con tanta delicadeza, esa manera de estar, no puedo con el abrazo de quienes traducen mis textos, desde distintos lugares del planeta, es demasiado para mí. Hace 14 años para estas fechas comencé a despedirme de Guatemala porque a finales de octubre emigraría, sin…

Continuar leyendo…

Cosecha

Sígueme en https://telegram.me/cronicasdeunainquilina Después de una semana de lluvia perenne finalmente sale el sol, es domingo por la mañana y decido cortar las hortalizas que quedan antes de que las ardillas terminen con ellas. Quito la malla con la que la tengo cercada y la guardo, pronto nevará y se echará a perder, está soleado pero sopla la brisa fría de la época de la tapisca que anuncia que pronto llegará el invierno estadounidense.

Continuar leyendo…

Sin pedigrí

Sígueme en https://telegram.me/cronicasdeunainquilina Crecí entre lodazales, polvaredas y láminas oxidadas. Mi infancia fue un poema herido e increíblemente hermoso. Crecí en el corazón de una alcantarilla marginada que tenía un idilio con la aldea y el zacatal. Rodé entre barrancos y trepé árboles frutales, corrí entre surcos de milpa y hortalizas y también caminé en el largo bulevar de mi gran amor, tantísimos amaneceres. Mis tardes fueron pobladas por atardeceres color flor de fuego y cielos cenizos que dormían en los brazos de las montañas verde botella, de San Lucas Sacatepéquez. Crecí pastoreando cabras y coches. Me acompañaron en la…

Continuar leyendo…

Y así me enamoré de la Violeta Parra

Este texto lo escribí el año pasado, lo vuelvo a publicar. Sígueme en https://telegram.me/cronicasdeunainquilina A la Violeta me la presentó otro de mis grandes amores, la Mercedes Sosa, a La Negra la conocí por casualidad. Quisiera decir con cierta presunción y por romanticismo que a la gran Mercedes la conocí en mis tiempos de universitaria, o que fueron los Guaraguao los que en alguna declaratoria de Huelga de Dolores en la Universidad de mis amores me presentaron a la Violeta Parra con “Me gustan los estudiantes.”

Continuar leyendo…

¿Necesitas trabajo?

Hoy por la mañana fui a Walmart a comprar toallas sanitarias, en esas estaba cuando se acercó un gringo, me preguntó si  necesitaba trabajo, le contesté que no. Pero luces  como una buena trabajadora, me dijo, no le contesté, solo me le quedé mirando,  seria, para mí no fue ningún cumplido lo que dijo.

Continuar leyendo…

Días yermos

Sígueme en https://telegram.me/cronicasdeunainquilina Hay días en que las palabras se esconden angustiadas y silentes y se niegan rotundamente a la denuncia, a la pronunciación, al manifiesto y a la poesía. Hay días en los que es tanto su dolor que se encierran en soledad sin luz de luna, sin brisa y sin aliento. Se destierran, agonizantes.

Continuar leyendo…