Invierno, presentación de mi nuevo poemario

Invierno, es el primer poemario en el que  estoy fuera de Guatemala completamente y me sitúo en el invierno de las tierras en donde ahora vivo, que no es como el invierno de la Guatemala en donde crecí, que allá es época de lluvias y del reverdecimiento, aquí es la época del frío y de la nieve; la época del letargo y la introspección.  

Es también, el primer poemario que no es emocional. Invierno, marca una etapa en mi vida como poeta  y en mi día a día. 

Es un poemario corto, de apenas 20 poemas, lo escribí en  el término de una hora en los primeros días de febrero, en el trabajo para ser puntual, lo escribí en mi teléfono celular. No soy metódica para escribir, no puedo planificar lo que escribo, y con la poesía no puedo pensarla y mucho menos analizarla, es sentida completamente. 

Por eso es que paso largas temporadas sin escribir poesía, de pronto llega como un torrente que me ahoga y es ahí cuando la escribo, esté donde esté y sea la hora que sea. Es como un halo, un instante nada más y luego se esfuma para dejarme de nuevo en el desconsuelo de la realidad del mundo, en la zozobra…

Invierno, es como toda mi poesía: muy simple, es completamente natural porque así como la siento la escribo, no me interesa editarla, colocarle máscaras para que pretenda encajar en moldes, al contrario es libre como las libélulas que juegan con el agua de los riachuelos, o como las flores pintas  del zacatal maduro en las aradas.  Muy silvestre, como la cabras locas de siempre. 

Invierno habla del frío, de la introspección, de la época del resguardo, de la época de las tormentas invernales y el hielo negro, y también de nuestro desinterés en el otro, porque así como es hermoso el invierno puede ser cruel con quienes viven en las calles, a quienes como sociedad no volteamos a ver. 

Invierno es mi libro número 13 y mi poemario número 9. No tiene nada de extraordinario, es un poemario de verso simple, que quien quiera adquirirlo lo puedo encontrar en Amazon.com y en Ilkaeditorial.com

Dedicado a mi natal Comapa y a mi gran amor, Ciudad Peronia. 

Si usted va a compartir este texto en otro portal o red social, por favor colocar la fuente de información URL: https://cronicasdeunainquilina.com

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado

03 de marzo de 2019. 

2 comentarios

  1. Estimada Ilka:
    Le saludo desde nuestra querida Ciudad de Guatemala, ahora ya no veo las aves por la ventana, pero luego que ha pasado tanto tiempo, le deseo mandar un gran abrazo virtual, y mis felicitaciones por su crecimiento literario poético, así como su gran capacidad de transmitir sus sentimientos. Su amigo abogado de mucho tiempo, esperando verla por estas benditas tierras, con aroma de flores, y la dinámica de nuestra gente, para poderla invitar a un café aromático en el paseo de la sexta o alguno de esos lugares que usted recuerda, cuando en sus años de adolescente se le ocurren eventualmente al cerrar los ojos en la intimidad de su habitación. Mi aprecio de siempre querida niña.
    Jorge el de siempre

    • Ilka Oliva Corado

      Jorge, Tanya tiempo sin saber de usted. Qué alegría leer estas líneas, saber que se recuerda de mis huesos. 🙂
      Algún día será, algún día regresaré a mi nido y entonces vamos por ese café. Las palomas están, aunque ya no las vea desde la misma ventana, yo desde aquí también las alcanzo a ver. Gracias por su saludo, por sus palabras y sus deseos, los mismos deseos de bienestar para usted. Le envío un fuerte abrazo en este marzo de finales de invierno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.