Tristes copos de poesía.

Nieva desde temprano, soñolientos los copos arropan los tejados, la avenida se alfombra de nostalgia y la arboleda dormita el letargo del frío invierno en la ciudad. Historias de enamorados corren para jugar con la nieve, algunos desamores los observan melancólicos desde las vitrinas nubladas. Una despedida llora en la estación de tren el viaje sin retorno. Pueblan la ciudad tristes copos de poesía.
Ilka Oliva Corado.
Noviembre 24 de 2014.
Estados Unidos.

2 comentarios

  1. Francisco Rafael Piloña Vicente

    …La tristeza es como el ala del Halcón, sin ella no puede hincar sus garras cuando desciende a la Madre Tierra… Un Fraternal Abrazo… Solidario y apretado…

Deja un comentario