Ilimitada.

Ilimitada. Para vos Cote Avello: hermana de poesía y de corazón.
He leído tu poesía, ardientemente honesta
He caminado entre tus versos certeros
He visto a través del umbral donde tus ojos asoman
Hacia la penumbra de tu soledad silente
Y halago el erotismo de una mujer frenéticamente soberana
De su palabra, de sus letras danzantes
De su corazón expuesto frente al viento austero
Bajo la lluvia tenue de la devastación
Fumo de tu cigarro y te comparto de mi cerveza
Ambas catástrofe, ambas indoblegables
Adictas al desencanto y al manifiesto
Sorbo de tu alegría y admiro tu rostro íntegro
Y vos bailás y yo te atisbo, sentada en la misma silla
Desde donde observo tus movimientos candentes a través de tus odas
Desde donde escucho tus pasos sólidos cuando denunciás
Desde donde veo la herida de tu alma abierta
Desde donde te admiro y aprendo todos los días
En tu talento, en tu arte, en tu esencia intensa
He leído tu poesía que abraza los colores de tus pinceles
Donde se convergen tantos mundos de tu sensibilidad
Donde tus gritos encuentran las puertas abiertas
Y corren hacia el delicado encanto con el que escribes tus versos
He llorado a un costado de tu pluma cuando te acompaño en la desazón
Temo abrazarte para no alarmar a tus musas, pero ahí estoy sosegada
He leído tu poesía que me llama, que me invita a deambular
En la misma senda de tu soledad silente
Y advierto nuestros encuentros deja vu
Las tazas de té que ya hemos compartido
En algún rincón de algún bar bohemio de esos que nos gustan
De esos en los que nunca hemos estado
En las noches tibias del verano
En las tardes frescas del otoño
De nuestro encuentro sin realizar
He leído tu poesía y he querido escribirte un poema
Desde este norte que siempre mira hacia el Sur
Que llegue raudo hasta tu ventana y te salude, fiel
Eso me provoca, emerge de mis poros, se arrulla en mis manos
Transita entre mis venas y aquí en mi alma se fecunda
Pero por primera vez mi pluma teme desnudarse
La abruma tu austral ternura, tu naturalidad
Y en esta noche de invierno junto a una taza de té
Y mis silencios, contempla en quietud tus lienzos
Donde tu poesía es abstracta, hermosamente ilimitada.
Ilka Oliva Corado.
Enero 14 de 2014.
Estados Unidos.

2 comentarios

  1. Todo lo hiciste imágen y cuerpo y respiración y días con sus noches y caminatas y estaciones (del año y de viajes) y sabores y texturas y canciones y sueños (realidades) y maravillas (dónde no me ví más que en mi propia idealización) reflejada en tu brillo. Toda me viví poesía en tu susurro taladrando mi silencio terco y anhelante.

Deja un comentario