Soy.

Soy mi desenfreno
Mi cuerpo que respira
Mi voz que denuncia
Mi canto que transpira
Soy mi perdición
Mi estatuto
Soy un grito en medio de la nada
Soy mi locura
Remedo de cordura
Soy heladera
Soy arrabalera
Cipota de ladera
Soy ensueño de tranquilidad
Soy torrente de río crecido
Soy quebrada seca donde no se puede aguar
Soy la autonomía de mis delirios
Queja de mi sombra
Rebeldía de mi útero
Soy migrante
Indocumentada
Poeta de su propia nube
Soy transeúnte de mis absurdos
Soy mujer
Soy cronista de tunas y aristas
Escribo lo que advierten mis sentidos
Soy la vesania de la nitidez
Soy artesana de historias mundanas
Soy una insaciable sed
Soy voluble
Insensata
Soy terriblemente emocional
Soy el bullicio de la Terminal
Soy mercado, ciudad y periferia
Soy extranjera
Soy un invierno en diáspora
El verano que nunca llega
Soy inexpresiòn
Soy mi infancia de chamuscas
Las madrugadas de trabajo
Soy un relajo que no puedo ordenar
Soy sendero de dos atajos
Tengo altibajos que armonizan mi trastorno
Soy una inquilina en el trasbordo que no sabe a dónde va
Camino nomás camino hilando la irrealidad
Soy una paranoia sin medicar
Un poema sin recitar abandonado en un cuaderno
Soy un pezón enardecido
Soy melodía de mi propio acorde
Soy un abrazo extendido
Un regazo escondido
Soy un beso nunca dado
Una ciénaga reposada
Soy agua dulce y salada
Soy el aire que respiro
La letra que me abandona
El deseo infiel
Soy desatino
Soy mi propio destino
Soy el verso y la copla
Soy obstinación
Soy proletaria
Soy inestabilidad
Soy raíz que resiste
Soy autonomía de mi manifiesto
Soy esto y nada más.
Ilka.
Sep. 08 de 2013.

Deja un comentario