El Puto.

Recuerdo que cuando yo recién llegué a la Ciudad de los Vientos me fui a comprar pan a una panadería mexicana, aquella cola era hora pico cuando llegó mi turno el dije a la señorita: deme cuatro pirujos por favor, ella cambió colores y la gente en la cola se reía y yo no sabía por qué, le volví a repetir: cuatro pirujos de esos mire seño y le señalé el canasto de pan, entonces ella me dijo que se llamaban bolillos,  bueno le dije en mi país les decimos pirujos, deme cuatro de esos por favor.
Luego me explicó que pirujos les decían a las personas homosexuales en México.
.Dejo con ustedes a Yancarlo Om. Homosexual  pero que eso no lo define, es tan solo un granito de arena de aquel litoral que lo convierte en un ser humano fascinante.
¿Cuál fue el trato de las personas, cuando se enteraron que eras gay?
 Creo que de alguna u otra forma, las personas que me rodeaban ya lo sabían, más no tenían mi confirmación o se atrevían a preguntarme, pero gracias a Dios todo marchó de maravilla, ya que al decírselos, algunos respondían “ya lo sabíamos, ¿por qué vos?, ¿cómo fue?, ¿estás bien?, ¿estás seguro?, ¿puedo ayudarte?, sos mi amigo y no lo dejaré de ser, sos mi hermano y siempre lo serás, te mastico pero no te trago”, y hasta el día de hoy siempre ha existido respeto y nunca se han sobrepasado, al contrario creo que he sido bendecido en ese sentido.
¿Cuándo supiste que eras gay y que hiciste?
 Ujule, creo que desde siempre, pero cuando sos muy pequeño no tenés la madurez y confianza de preguntártelo, afirmarlo y aceptarlo, pero en mi caso fue en el año 2005 cuando me acepté como gay, sabiendo que eso traería muchas consecuencias, simplemente por decidir ser diferente, pero mi autoestima, confianza, valor, respeto y decisión, hizo que dijera: “¡sí lo soy! ¿Y?”, ya que con ello no le falto el respeto a nadie, no ofendo a nadie y como escuché una vez “cada quien puede hacer de su trasero un candelero, que a los demás no les debe de importar”.
¿Cambiaron su trato las personas cuando supieron que eras gay?
Pues no para nada ya que siempre han visto mi lado humano, real, sincero, amoroso, leal, honesto y siempre han contado con una amistad incondicional, quiera o no  siempre sobran las broma pero no de falta de respeto sino de amigos, compañeros, familiares, pero siempre viéndome como humano, imperfecto, hijo de Dios con dignidad.
¿Te sentiste excluido en tu círculo familiar?
No, nunca siempre fui bien acogido, bien recibido, bien tratado, mimado, respetado, amado, querido y como ejemplo de superación, decisión y lucha por lo que se quiere y se puede, imaginá hasta soy padrino de una hermosa beba y futuramente de dos bebés eso es realmente un orgullo, que sabiendo las personas sobre mi preferencia sexual, ven al humano, al hombre, a la persona.
¿Qué pasó con tus vecinos y amigos cuando se enteraron que eras gay?
Algo muy bonito, simplemente se puede describirlo con “un abrazo y palabras como “sos y serás mi amigo”, no cambiés, seguí adelante, contás conmigo, siempre estaremos con vos, sos un ejemplo de vida, sos un excelente chavo que vale mucho, tenés una vida por delante, te queremos, te amamos, gracias por decírnoslo, contás con nosotros””.
¿Qué tan distinto es ser gay en un pueblo y en la capital?
Totalmente diferente ya que el ser gay en un pueblo como se llamó una telenovela “Pueblo chico, Infierno grande”, no podés ser vos mismo tenés que hacerlo todo a escondidas, te juzgan, te critican, te aíslan, te reprochan y hasta abusan de vos física y emocionalmente, mientras que en la capital es más abierto, ya que las personas están un poco más adaptadas a los gay, no se meten con vos, les viene del norte lo que seás, media vez no te metás con ellos y te ven ya como de la sociedad, eso sí, con desconfianza, murmurando a tus espaldas, riéndose, pelándote, alejándose, pero no te dicen nada.
Aunque ahora ya en algunos pueblos se hacen concursos gay, elección de señoritas gay y la gente se ha vuelto más tolerante, pero no dejan de ser discriminados, tachados, juzgados y abusados.
¿En tu trabajo has dicho que sos gay?
Sí, trabajé de maestro por varios años, trabajé en una organización de jóvenes por muchos más y ahora en mi nuevo trabajo, con juventud, también lo he dicho no es mi bandera pero no es algo que me da vergüenza simplemente es parte de mi Yo y mi esencia y creo que la honestidad, sinceridad y aceptación es lo más importante.
¿Has perdido alguna oportunidad de trabajo por ser gay?
No, al contrario me han recibido muy bien por mi capacidad, mi trabajo, mi desempeño, mis valores, mi ética, mi profesionalismo y mis resultados y eso me ha valido el trabajo que tengo y los que he tenido.
¿Te sentiste alguna vez encarcelado, por vivir en un país excluyente, racista, prejuicioso y homofóbico?
No, nunca ya que soy muy seguro de mí mismo, respeto a todo ser humano, vivo mi vida al máximo, disfruto cada segundo de mi vida y sin complicarme la existencia y todo lo negativo o malo que sucede a mi alrededor no lo dejo entrar en mi vida, para que no afecte mi ser.
Cuando estas con tu pareja hay alguna demostración afectiva en público (besos, caricias, abrazos) y si fuese así, ¿cómo reacciona la gente?
Si hay manifestaciones de afecto, como abrazos, caricias y besos discretos.
Y como te digo todo es muy discreto o en lugares en donde creamos idóneos y oportunos hacerlos, ya que respetamos a las demás personas y no nos gusta incomodar a nadie, simplemente vivimos nuestra vida, sin meternos con nada ni nadie y respetando para ser respetado.
¿Cuál es tu opinión respecto a las declaraciones del presidente y a la negación rotunda al derecho universal de amar sin importar género?
Cada quien tiene su punto de vista y puede hacer los comentarios que se le plazca.
No es algo que me quite el sueño, pero creo que se basó en presiones religiosas, moralistas en su imagen de presidente, persona pulcra, decente, moral, defensor de la familia y baboso.
¿Cuál es tu forma de manifestarte al respecto?
No creo que necesite manifestarme, simplemente debo de empezar a cambiar pensamientos y mentalidades a todos a mi alrededor, ya que de poco en poco se puede hacer el cambio, ya que soy de la idea que cada uno “es la diferencia que hace la diferencia”, ésta es una frase que siempre he llevado conmigo y es mi lema personal en todo.
¿Qué esperás de esta sociedad, pueblo, leyes, gobernantes e iglesia?
Creo que si uno se sienta a esperar se morirá esperando, creo que soy de la gente que actúa y no se sienta.
De mi sociedad, nada, simplemente soy quien soy demostrándole a todo persona que me conoce que los gay somos seres humanos con principios, valores, inteligencia, errores y sobre todo humanos.
De mi pueblo, nada, simplemente demostrarle día a día que si se quiere se puede ya que todo ser humano puede aportar al crecimiento de nuestros pueblos, comunidades y personas, sin importar religión, sexo, color, preferencia sexual, edad …
De las leyes, nada, simplemente hacer la lucha para que se cumplan, eligiendo a personas honestas, sinceras y con el afán de ver a una sociedad más justa, armoniosa y en paz.
De los gobernantes, nada, simplemente que se den cuenta que en la diversidad de un país esta la riqueza y en esa diversidad rica, estamos los gay
De la iglesia, nada, simplemente que dejen de ver la paja en ojo ajeno y que se den cuenta de la vara que tienen en su ojo ya que tienen mayor cantidad de gay en sus filas de sacerdotes, religiosos, religiosas, obispos, cardenales y hasta Papas, entonces deberían de predicar las palabras de su biblia “Dios es amor y ama y acepta a todo ser humano, no importando nada”.
¿En qué momento pensaste prostituirte?
En ningún momento, todo se dio y lo hice
¿Qué edad tenías?
De los 20 a los 23
¿Qué te llevo a tomar esa decisión?
Conocidos que lo hacían, me hablaron de lo bonito que era y acepté
La consecuencia más grande fue que me volví ninfómano o adicto al sexo y lo hice durante 5 años.
¿En dónde trabajaste?
Inicié en zona 1, parado en la esquina de la 3ª. Av. y 6ª. calle, conocida en ese entonces como “El Callejón del Amor”.
Luego me fui a la zona 9 en diversos lugares.
Posteriormente estuve en una casa de citas o trabajo a domicilio.
Y finalicé siendo acompañante sexual a nivel y demanda nacional e internacional.
¿Durante cuánto tiempo?
Hice todo esto durante 5 años.
Contáme sobre tu experiencia en ese tipo de trabajo.
Fue una experiencia de la que no me avergüenzo y no me orgullezco, pero lo que sí puedo decir que fue una etapa en mi vida, la cual me sirvió para madurar, crecer, conocer gente, valorarme y aprender a defenderme en la vida.
¿Sufriste algún tipo de maltrato emocional o físico?
No, nunca todos los clientes eran muy buenas personas, excelentes seres humanos e incluso muchos de ellos quisieron que Yo saliera de esa mundo y me ofrecían una relación estable y duradera, otros mantenerme y otros simplemente me aconsejaban salirme de eso, ya que decían que no era  un trabajo para Mi.
¿Cómo es ese mundo?
Podría escribirte varias palabras que lo describen, dependerá de cada cual, ya que puede ser interesante, arriesgado, difícil, complicado, satisfactorio, placentero …
¿De qué forma se llega a tener clientes?
Te los hacés, poco a poco, van conociéndote y conociendo tu trabajo, a eso me refiero con el pene o el trasero o en algunos casos, como el mío: mis palabras.
Cada persona quiere con uno al ser nuevo y poco usado y así es como te vas haciendo la lista de clientes.
¿Qué te pide el cliente?
Discreción.
Qué seás complaciente.
Qué nunca lo saludés si lo vez en la calle.
Qué no involucres sentimientos.
Qué nunca lo busqués.
Qué nunca lo llamés por teléfono.
¿Cómo se manejan los costos?
Depende de varias cosas como: el tiempo que tenés de trabajar allí, de lo apretado (se dice cuando no te han penetrado mucho) que estás, de lo galán que sea tu pene, de lo nuevo que seás, de las mañas que tengás, de la carita de inocente o virginal que tengás…
¿Cobran antes o después?
Se pone un precio al inicio y luego se cobra lo previsto y en algunos casos te dan más, dependiendo de la complacencia en la cama.
¿Por qué te saliste de laborar en eso?
Por consejos de mis amigos, ya que  inicié en este rollo prostituyéndome y no con amigos, yendo a la disco o con pareja.
Además fue una decisión personal, difícil, ya que me había acostumbrado, pero lo hice.
¿Qué tanta inseguridad se da en ese tipo de trabajo?
Antes no ya que en su mayoría éramos guatemaltecos y no estaba tan proliferado pero ahora la mayoría son centroamericanos, ladrones y drogadictos.
¿Los más machos son los más gay, cómo ha sido tu experiencia con ellos?
Te comento que está comprobado que las personas homofóbicas, son gay reprimidos, las personas machistas son gay reprimidos, las personas que se las llevan de chimones o que tienen relaciones con todas las mujeres y que son deseados por todas, son gay reprimidos, los cuales tienen relación con gay declarados y los tratan mal, para sentirse mejor por ser lo que son y no poderlo liberarse.
Dejo este espacio aquí por si vos querés agregar algo.
Te comento que a mi me fue bien en este rollo y aún la vida me sigue sonriendo.
Pero sé de personas a las que  agredieron física y emocionalmente, que los violaron, que los humillaron y que los asesinaron
Cuando  empecé eramos cuatro personas bueno: 4 chavos, 4 huecos, 4 maricas, 4 homosexuales o 4 putos, sí, así nos llaman acá
Y de los cuatro trabajadores sexuales o putos sólo quedo yo a los otros 3 los asesinaron.
Lamentablemente a ellos los echaron de sus casas, los despidieron de sus trabajos y no teniendo a dónde ir se unieron con otros gay, los cuales se vestian, drogaban, bebían y a ellos tres como a otros muchos los asesinaron.
El último del cuarteto de putos fue asesinado hace cuatr años lo vi de transexual sobre la sexta avenida y me reconoció más yo no ya que estaba vestido de mujer y al reconocerlo lo abracé y no me importó lo que dijeran las personas que estaban a mi alrededor simplemente hablamos de tiempo atrás y me recuerdo muy bien que me dijo: que me admiraba, ya que yo siempre fui diferente, que siempre quise ser alguien en la vida, que siempre tuve sueños, que siempre la gente me quiso por ser quien era y como era y que simplemente me deseaba lo mejor del mundo.
Al mes o dos meses me enteré que lo habían asesinado parado en una esquina a manos de unas personas que iban en motocicleta lo cual es muy lamentable y muy comun en personas que odian y repudian la diferencia de las personas.
Por ahora estoy felizmente con pareja llevamos ya un año y esperamos llevar muchos más.
Él sabe todo lo que hice en mi pasado, ya que es parte de mi esencia como ser humano, no siendo juzgado, criticado o recriminado por él y por ninguna otra persona, al contrario, siendo admirado por mi fuerza, templanza y deseo de superación.
Realmente espero que estas pocas palabras hagan reflexionar a toda persona que lo lea y reconozca en todo ser humano, sin importar sexo, creo, ideología politica,  somos seres  que sentimos, que pensamos, que podemos y que sobre todo: que Dios nos ama y no nos juzga, ya que nos dio la vida y nos bendicie día a día, con la luz del sol, con la oscuridad de la noche, con el aire, con el agua, con la lluvia y con todo lo que nos puede dar.
Ilka.
Junio 28 de 2013.
Tabucolandia.

8 comentarios

  1. Yessenia Farfán

    wow que historia, totalmente de acuerdo en la ideología de Jeancarlo, siempre he respetado a las decisiones de los demas pero a estos PUTOS les admiro la fidelidad en la amistad y el amor, Que Diosito los cuide.Besos Ilka

  2. Fijate, pense que eras otra persona, pero en fin hoy te conoci creo que a fondo. No te juzgo, quiza no te entiendo pero te respeto como a otros muchos mas que son mis amigos. Son personas lindas y he compartido muchisima vida con ellos ya que en el mundo del arte hay mucha gente que decidio quitarse el velo y mostrarse al mundo tal cual. Creo que el respeto es de doble via y mientras como humanos vivamos en esa direccion el mundo puede ser mas tolerable para todos.

    • Marlene mucho gusto, no sé si su comentario es dirigido al entrevistado o a mi persona. De cualquier forma no importa a quién va dirigido veo un poco de apatía y renuencia al tema que escandaliza a mentes cerradas, ¿clase de persona? ¿Nos categorizamos por clases? ¿Eso valemos? No me puede juzgar no tiene derecho, lo que sí es su obligación es luchar para que todas las personas tengamos el derecho universal de amar sin ser señaladas. Usted no es nadie para juzgar a otra persona pero sí puede trabajar para que se las leyes cambien y que la sociedad homofóbica no se limite a darse tres golpes de pecho. Abrazos.

  3. Buenisima entrevista, un chavo transparente, honesto, leal a lo q es y lo q poensa y siente. Lo admiro.
    Gracias mi chula, espero tu articulo a diario con expectacion.
    Besitos, Besitos chau

    • Nìa Carmen, no es fàcil Ser en un mundo de gente que sufre de homofobia, racismo, clasismo, doble moral, puritanismo en pùblico pero perverciòn en privado… Quien se atreva a hablar de su vivencia por mucho o por poco se agradece, es una forma de educar… Besos.

  4. Que historia ma’s interesante, real, humana y ante todo el mensaje que expresa sobre su vida personal. El se expresa con mucha seguridad que es lo importante en la vida, eso es lo que nos hace falta a muchos para realmente ser libres, independientemente de nuestras preferencias sexuales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.