De las míseras mustias solapadas…

… Y de los ex presidentes liberados.
Entonces… desfilan en procesiones de pulcritud las angeladas mustias, santas y virginales putas solapadas dándose en cada esquina tres golpes de pecho para cortejar a la doble moral que muy bien cabalgan como solitarias jinetes de noches de miércoles en el Omni, en los cuartos de alquiler emergentes de la línea del tren de la zona cinco, o en las mansiones con sábanas de seda que son sus cárceles…
¿Las has visto? Bueno, ¿te has visto en el espejo? ¿Las has tocado? ¿Te has tocado?
Y salen con el pechito inflado de gallinitas inglesas alardeando de que nunca han otorgado favores sexuales a cambio de un puesto de trabajo. Pero no dicen que sí lo han hecho ostentando un matrimonio falso, solapado: por el qué dirán, por temor a la soledad, por no querer trabajar, por comodidad… y tantas aguas de desagüe más. Las eternas amantes de hombres casados se hacen las desentendidas y bajando todos los santos del cielo agradeciendo no ser ellas las del video, las putitas de siempre, como vos y como yo, aquí puritanas ni las de los cuentos de hadas.
Ésas, esas mustias que aparentan no matar una mosca son las peores devoradoras de machos, lo que sucede es que no han tenido la buena suerte de ser gravadas en video y que éste salga a la luz pública porque seríamos testigos de sus dotes de cortesanas salvajemente amaestradas en las técnicas del Kama Sutra y sexo tántrico.
Pero sale una soplada haciendo sexo oral a un mequetrefe abusador a todas luces y la sociedad la condena, la lapida, la sentencia a pena de muerte y a cien latigazos, ajá como si santas fuéramos todas. Como si quietecitos los hombres. Como si ellos no desearan estar en los zapatos del perpetrador. Como si ellas no lo hicieran en otras circunstancias. Ajá como si ellas no se lo hicieran al marido que tiene la amante de los jueves y sábados. Ajá, ajá, ajá.
Aquí no se trata de que la patoja “se le ofreció” como lo dicen a boca de jarro, aquí la situación es la del jefe que aprovechó su superioridad laboral para darle jaque mate.
Aunque una mujer se le desnude señor usted se supone que está en el cargo por algo más que su diminuto pito apolillado.
Pero nadie ha saltado a exigir una investigación detallada sobre el caso, el abuso del jefe, el abuso de su cargo. Eso es lo de menos para nuestra putrefacta sociedad.
Pero como siempre la doble moral. Pero no deja de ser una cortina de humo todo esto. Como el concierto de Arjona a inicios del juicio contra el genocida y su mugre condecoración.
Como el aprovechamiento del descanso de Semana Santa para clavarnos el puñal con la venta el puerto Quetzal. Como la autorización de la minerías.
Como este video que nos divide entre putas solapadas y putas emancipadas y que nos coloca una venda en los ojos para no ver la salida del bote de la doña esa Barreda cómplice, como la liberación de la cuentas bancarias de otros involucrados en el caso. Pero aunque la doña desfilara en nuestras narices es capaz autógrafo le pediríamos con los alharaca que nos caracteriza.
Como la liberación y absolución de hoy al ladrón de Portillo.
¡Pero un cipote se roba una gallina y lo clavan diez años en Pavón!
Al pueblo abnegado en su doble moral le gusta el circo por ahí hay que zamparle y sin embudo su atol favorito con dos o tres payasos para que le sepa a felicidad.
¡Brincos diera yo que el pueblo se preñara de amor por su tierra! ¡Qué nos levantáramos en patrio ardimiento exigiendo justicia en el caso del genocidio!
¡Qué levantáramos la voz por la injustificada liberación de un ex presidente ladrón entre otras cosas!
¡Qué nos ardiera la cara por la venta del Puerto Quetzal! ¡Qué nos ofendiera la autorización de licencias para explotar la tierra en minerías!
¡Qué la conciencia nos despertara y por lo menos aceptáramos que tenemos un presidente, violador, torturador y genocida!
¡Brincos diera yo, que así desfiláramos y expresáramos en los casos de feminicidio!
¡Qué así levantáramos la mano y pusiéramos el pecho para hacer valer nuestro derecho ciudadano!
¡Qué así defendiéramos a las y los trabajadores ambulantes y la forma violenta de ricos oligarcas en oprimirlos!
Pero, ¡papo! Nos dan agua de calcetín diciéndonos que es atol de tres cocimientos y ni cuillo hacemos, ¡nos lo soloqueamos! ¡ Y vénganos en tu reino otra sopera más!
Ilka.
Abril 09 de 2013.
Tabucolandia.

5 comentarios

  1. Clau, es que un buen tango no lo aguanta ni aunque se tome diez pastillas. Abrazos niña.

  2. Tenes razón en mucho aquí……muy lamentable…
    por otro lado “pito apolillado” jajajaja es que la frase suena tan gracioso!! se lo voy a compartir a mi mami para que ria un ratito!
    saludos querida Ilka!

  3. Los muy machos despedazando a la dama y las muy santas criticándola porque se atrevió a denunciar. Suciedad de sociedad.

Deja un comentario