El balón de oro.

En son de broma porque duele tanto para hablarlo en serio – en esta única ocasión-.

En plena goma de tres días nos encontrábamos despuès de la bulla de fin de año cuando el campante gobierno ni lerdo ni perezoso nos quemò en las narices los últimos cachinflines de diciembre ni cuillo hicimos ni estrellitas quemamos porque ni cuenta nos dimos de la gran zurumba que tríamos, junto con las últimas horas del año también arreciaba el aguacero de alcantarilla que se nos venía encima con los primeros porrazos de enero: por la ley del plátano y la revolución del majunche – què vulgar me leí parezco de Peronia o de las mujeres que aprueban el lenguaje misógino del  patriarcado- que nos deshierbaron , ¿o nos enhierbaron?  Con eso del acuerdo gubernativo un dos tres chiricuarta, nos siguen haciendo levantazón y ni por dónde pasó que reaccionemos.
Me encanta leer eso de que ” el honorable…” Honorables mis zapatos que me hacen el paro para trabajar, y ” considerando” que la ciudadanía anda engomada de dos semanas y tres días que viene siendo medio mes aprovechamos la modorra y ” por lo tanto” les avisamos que para cuando recuperen el aliento y el equilibrio después de un su caldo de huevos con apazote y chiltepes ni tiempo de reaccionar les darà porque para las damas habrá ofertas de medio año de Los Secretos de Victoria por lo cual querrán haber nacido gringas para ir a bajarse las tiendas con lo que les queda del aguinaldo, y para los flamantes caballeros tenemos la maquiavélica celebración del Balón de Oro de la FIFA para que se alucinen con el circo fútbolero y se sienten en el candelero que les ha puesto la mano que ni dura ni tiesa sigue estando manchada de la sangre del genocidio, pero no nos azotemos  que aun nos queda el recuerdo de la pista de hielo en el Parque Central.  ¡ Uy qué chilero!  ¡ El del árbol Gallo y el de la asoleada del 21 de diciembre!
¡Pero qué importan las leyes si la impunidad las soborna! Mejor vamos a la vuelta de torotorojil que cuando regresemos ya nos tendrán listo el abono. Digo por aquello de que nos deshierbaron, nos sembraron y me imagino que siguiendo con el ritual nos tendrán que abonar, por aquello de que les urge la buena cosecha – un pueblo sobado, asoleado engomado y amnésico no piensa y mucho menos actúa-.
¡ Què la memoria histórica no se extravíe entre La Flor del Chinique y Guatemala Musical!
Entre los teléfonos inteligentes -que han demostrado ser màs pilas que las/los dueños que dejan de comer para tener uno- y el chiflón de la moda  la santa iglesia y el què dirán.
Ilka Oliva.
Enero 7 de 2012
Gringolandia.

2 comentarios

  1. Pues asi es, la falsa conciencia en que nos han invuido, es el lastre, sin embargo la esperanza sobrevive. adelante y lucha.

  2. FELIZ AÑO ILKA ESPERAMOS TENER MAS DE TU FORMA DE VER LA VIDA ESTE AÑO 2013

Deja un comentario