La belleza de la alternativa.

Alternativa. Crecemos con esa palabra y le damos vastos significados: por ahí abajo está el camino alterno. Las canchas alternas al estadio La Padrera… Tiene la alternativa de  ir a otro auto hotel ya que el de uso habitual esta siendo cateado por la policía o ya en las urgencias ahí en el matorral mire, o el sillón trasero del carro, atrás de la puerta de la oficina, dele gasolina y acelere que la vida es corta métase ahí abajo del escritorio. No jodan si alternativas hay solo es cuestión de que se  le alumbre el foco.  Tiene la alternativa…

Continuar leyendo…

No basta.

¿Vos  has escuchado aquella canción de Franco De Vita llamada No basta? “No basta traerlos al mundo
porque es obligatorio
porque son la base del matrimonio
o porque te equivocaste en la cuenta”.  Pasaron muchos años antes de mi encuentro con aquella canción de Víctor Jara, Las Casitas del Barrio Alto pero ya conocía las famosas casitas y fue cuando emigré que vi la pobreza en la opulencia en su desmedida diferencia. Fue un impacto fuerte para mi vista, para mi sentir. Crecí con un par de zapatos que mi mamá compró en el baratillo de los sòtanos de la Terminal, con un…

Continuar leyendo…

Cheili González La Leyenda.

Muy pocas veces la alborada trae noticias deportivas que alegran a mi corazón de atleta de periferia con panza de pupo mareño. Ésta no será noticia que acapare las primeras planas de los periódicos nacionales, ni los noticieros de la hora pico. Usté no escuchará hablar de la hazaña en las paradas de autobús, ni en la venta de shucos, ni mucho menos a la hora de la refa en oficinas de la Zona Viva, ningún molote de aficionados saldrá a celebrar su triunfo en los alrededores del Obelisco y no se emocione que ni por donde pasó que el…

Continuar leyendo…

¿Indignación?

Mientras tanto el Federiquín comenta. No jodan, ¿qué es eso muchá?, ¿con qué se come?  Tan extraña palabra y su significado ha de ser aberrante, en Guatemala no queremos palabras  de significados aberrantes así que  fuera la indignación. Aquí que no nos vengan con letreritos ni con pancartas mucho menos que nos vengan a incitar a manifestaciones masivas porque bien que estamos como para meternos a camisa de once varas, ¡que manifiesten los haraganes que no tienen qué hacer!, que yo tengo que trabajar para mantener a mis  hijos. Ataja la Martuca: y yo  para comprarme mis tacones y mis…

Continuar leyendo…

Masacre a toda ley.

Claro que existe diferencia, es un enorme zanjón el que divide la realidad. Es que los masacrados fueron indígenas que son los nadies en esta sociedad clasista y racista. De haber sido camisas blancas a estas hora hubiera una manifestación masiva en donde todas y todos vestidos de blanco lloriquearan por la paz en el país. Imaginate vos una masacre en una de las discotecas de la Antigua ahí a donde van a despeñarse las hijas de papi y mami, o en la zona diez en donde se motean los culicagados hijos de papi y mami, también serían los comentarios…

Continuar leyendo…

¿Los huevos?

Eso le preguntaba a tío Lilo cuando capaba los marranos. » Los tiré mija» me contestaba. En los huevos pensé nomás me enteré de la canallada gringa y su Senado en autorizar una intervención ( violación) inmediata en Siria. Para ir a matar gente inocente sí tienen el azadón a la mano pero no tienen los HUEVOS de autorizar una reforma migratoria. ¿Las razones? Vaya usted a saber – yo sé que sí sabe- pero como es ya costumbre de este enardecido poderío de mierda – y de armas y de mansiones y de comodidades y de invisibilidades- y de…

Continuar leyendo…

Final de verano.

Sería fabuloso escribir una historia romántica de final de verano. Inventarla como cuento de ficción. Caminar por las aceras del corazón de Chicago con la brisa del lago Michigan acariciando la noche cerrada. Un beso, una caricia, una sonrisa, una amena conversación, sábanas de seda, un ascensor, playa y arena, discoteca y licor. De hecho no sería tan ficción porque así está la noche en este momento en que yo escribo aquí en mi cuchitril escuchando el canto de las chicharras. Los clubes nocturnos ofrecen bebidas gratuitas, entradas de a dos por uno, noche libre para señoritas, concursos de baile,…

Continuar leyendo…

Columnistas.

He escuchado que en el mundo de las letras  el poeta y la poetisa son quienes siempre reciben las mejores flores, ¿cuál es la razón? ¿Será su alma maldita? ¿O ese halo que siempre los rodea? No es fácil escribir poesía, tampoco es fácil armar un argumento y publicar una novela de trescientas páginas, pero en el mundo de las letras también existe esa intelectualidad incansable, inaudita,  que es como hierro al rojo vivo en casa de herrero,  lava de un volcán despierto, cauce para un río en montaña, es esa intelectualidad  de veinticuatro horas al día, la emergente, la…

Continuar leyendo…

La muerte en La Bestia.

En este país de innumerables culturas emigradas , de multilenguas y de sueños idos, agosto está por retirarse y con él el verano, se va a tropezones como no queriendo irse, días los llena de lluvia y niebla y otros –como hoy- de sol y humedad. Aquí en este país de cemento y espejos, de rascacielos y de sombras, La Bestia es tan solo el personaje de un cuento de hadas también emigrado desde Europa al que Hollywood lanzó en su fantasmagórica maquinaria de hacer películas, como uno de esos hechizos de Disney World que en la América Latina las…

Continuar leyendo…

Trata de mujeres.

No soy especialista, ninguna letrada en  salones de universidad, ninguna conclusión Freudiana, aquí no voy a fumarme la hierba de Pavlov, Piaget,  ningún Skinner, ninguna Gestal,  ningún Humanismo de Maslow, ninguna psicología que alarme mi estado y  me haga experta en la materia de las terapias post transgresión. Esos infiernos donde ninguna terapia habita solo queman en carne y alma a quien los vive. Pero sí soy  mujer, soy humana, respiro, vivo, sueño. Mi opinión a continuación no es más que la de una  habitante de esta tierra porque ni papeles tengo que me agencien a un país, salvo el recuerdo de una ladera, un bulevar y una aldea que son…

Continuar leyendo…