Tu boca de gata.

Esa boca tuya
De gata en celo
Tus labios atentan contra cualquier pasividad.
Franquean toda cautela por muy provista que ésta esté de ración.
Tu boca de gata despierta el hambre.
La rebelión de la legión de cualquier deseo ausente.
Tus labios lo hacen presente y latente, lo atizan a la insurrección.
Los poros se agudizan y quieren ir de prisa a tu encuentro.
Tropezarse con tu boca de gata en celo, hábil al amor y caer en los abismos de tu erotismo constantemente ardiendo en lava de volcán en erupción.
Tus labios que exigen, denuncian, renuncian, invitan, incitan, seducen cualquier tímido instante y lo vuelven segundos de fuego y pasión.
Ilka Oliva Corado.
20 de enero de 2014.

2 comentarios

  1. Precioso, me han encantado estos dos versos:
    “Tu boca de gata despierta el hambre.
    La rebelión de la legión de cualquier deseo ausente.”
    Muy sugerentes e inspiradores! Estaré atento a leer más posts =)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.