La belleza de la alternativa.

Alternativa. Crecemos con esa palabra y le damos vastos significados: por ahí abajo está el camino alterno. Las canchas alternas al estadio La Padrera… Tiene la alternativa de  ir a otro auto hotel ya que el de uso habitual esta siendo cateado por la policía o ya en las urgencias ahí en el matorral mire, o el sillón trasero del carro, atrás de la puerta de la oficina, dele gasolina y acelere que la vida es corta métase ahí abajo del escritorio. No jodan si alternativas hay solo es cuestión de que se  le alumbre el foco.  Tiene la alternativa de escoger otro plan de pago. Te dicen las empresas de telefonía, para  embrocarte.
Tiene la alternativa de escoger otro estilo de mangas, te dice la costurera. La alternativa de otro color menos oscuro, te dice la decoradora de interiores (y no hablo de la conciencia).
Pero no hay alternativa para las niñas, adolescentes y mujeres  preñadas por violación, no para ellas no  la hay no se las concedemos.  –Cuando nos toque no nos quejemos-.
Yo  lo  alterno lo asocio con atajo, cuando vas entre el monte encontrás muchos atajos que también te llevan al camino real. Si vas a subir  al volcán de Agua encontrarás muchos atajos que al final también van a dar al cráter. En los atajos encontrás mucho más lozano el paisaje que yéndote por el camino real. Hay palos de manzanilla, manzana, duraznos, pino blanco, musgo verde y blanco en cambio por el camino real hay  piedras y monte machucado. Aquello pelón y chapeado pero por ahí te vas porque te han dicho que si tomás los atajos te vas a extraviar, que por los atajos asaltan, violan. Que por los atajos te hacés más tiempo del habitual. Que por los atajos no te acompaña ningún guía.
Lo mismo sucede con la información, la oficial es la que te soloquean los medios de comunicación, está entrapada tiene su doble forro, la bolsa escondida –como los pantalones de lona-,  la doble vía una que solo dejan ver al y a la lectora y la otra es por donde transitan los que se encargan de amedrentar, de inventar disturbios, de manejar las bandas delictivas, de  hacer traspasos millonarios, de salir en la tele con saco fino y zapatos de tacón comprados en las Italias. Sí, por ahí transitan quienes te hablan de pulcritud, de valores morales,  de la hostia si no has pecado, de que es hombre con mujer el asunto nada más  lo otro es desacato a la naturaleza. Quienes te exigen matrimonio por la iglesia y vestida de blanco con velo incluido. Quienes venden al país. Quienes negocian con la trata de  personas. Los dueños de bares y casas de citas para altos funcionarios y militares de la alta sociedad a donde asiste el sacerdote más pulcro a regar la milpa  porque también quiere su mazorca. Por ahí en esa otra vía alternativa solo transitan quienes han hecho de los medios de comunicación sus marionetas, sus adeptos, sus serviles. Los explotadores de campesinos, los que perforan la tierra que los parió, los que venden a su madre por la mitad de un centavo y el aplauso descarado. Por la foto en la portada y por el condón con sabor a fresa y viagra incluida.
Sí, la oficial es  la que va en embudo como remedio casero, como un purgante urgente que deben dar a tomar a la población para que se entretenga en el desgaste de la tripa y la encalada.
Para que no se percaten que narcotraficantes son los que nos gobiernan, genocidas los que nos representan ante la ONU con discursos de pastor –y ahora el invento del apóstol- en mega iglesia.
La oficial que nos  mete de una sentada la botella completa de aceite de castor y ni sentimos porque nos la dio en el litro de cerveza, en la margarita en club nocturno, en el partido de fútbol televisado y en las telenovelas de la noche,  y así no nos percatamos de la gran baboseada que nos dieron   jampones ocho ex militares (y su equipo de estafadores con título de universidad) que  nos dejaron ir con la finta de una cárcel de mentiritas el robo de cuatrocientos  setenta y un millones de devaluados quetzales.  Tome para que se entretenga, y nos dieron papel higiénico, piedras de río, olotes, una letrina y dijeron que agua no nos daban porque no había.
En la primaria teníamos una porra cada vez que jugábamos fútbol inter aulas para las fiestas patrias y decía así: ¿Qué dice la Prensa Libre? ¡Qué sexto es invencible! ¿Qué dice La Nación? ¡Qué sexto es el campeón! ¿Qué dice Chayanne? ¡Así, así, así me gusta a mí…!  Tan inocente la porra y tan amellado el lenguaje subliminal. Lo que dice el periódico oficial es la verdad verdadera…
Y vamos creciendo los de los arrabales respirando el hedor de las cagadas que hacen los  de las casitas del barrio alto, el campesino chapoteando entre el estiércol en que dejan convertidos los ríos que han vendido a mineras de dueños extranjeros, enflorando a los muertos  que asesinó el patrón porque se atrevieron a exigir el derecho a la tierra. Visitando en la cárcel a líder o lidereza comunitaria que alzó la voz por todas y todos, se hizo vieja y se le empotró la cólera en los poros ahí entre los barrotes de una mazmorra a la que por nuestro silencio no le llega ventilación  ni luz.
Y van asesinando a nuestras crías, las explotan sexualmente, a nuestras mujeres las descuartizan, a nuestros patojos los  convierten en adictos al pegamento y al tiner. A quienes piensan les sacan los sesos los envuelven en miga de pan  y los tiran a los  vertederos  de basura  que después se comen las crías que buscan ahí el sustento.  Todo eso y no nos damos cuenta porque el capítulo de la novela está emocionante. Porque  la pelea de gallos está por llegar. Porque me esperan mis amigos en la cantina. Porque hay que llevar al patojo a que pruebe mujer al bar para que desarrolle bien.
Lo alternativo. Música alternativa. La ventana alternativa que nunca está en la parte de frente en la fachada. La medicina alternativa: el nonis. Agua Florida para el dolor de cabeza. Té de manzanilla, con el jugo de ocho limones, hierbabuena, ajo y cebolla, que hierba durante diez minutos y  una cucharadita de miel: para la gripe. Deje a un lado los jarabes.
Amor. Deje a un lado la calentura oficial y escoja la alternativa de  besar  con los ojos del alma, abrace con la mirada, acaricie con el silencio y la compañía. Puede hacer el amor todos los días sin necesidad de tocar. Sienta, aprenda a sentir y deje de desear que el deseo es trampa en cambio el sentimiento emancipa.
Ame al niño que lustra zapatos en la esquina del parque, al vendedor de escobas, a la niña que ofrece chicles en la avenida, a  la que  camina absorta sin dirección y deje de desear carro de  último modelo, el último juego de nintendo, los zapatos europeos. Deje de anhelar el juego de fútbol español –que es un melodrama muy bien orquestado-  y escoja la alternativa de  disfrutar la chamusca de los patojos en la cuadra.
Deje de acariciar el cuero de su  billetera y acaricia la corteza de un árbol, respírela, respétela.
Lo oficial dejemos de bailar la canción oficial de cada verano, cree y escoja la propia, la  que nadie entiende pero que a usted la hace feliz,  invente platos de comida distintos, -la tortilla caliente sabe deliciosa con un tomate crudo y hojitas de culantro- no llore con la novela, vaya y llore con la imagen de un nitro en estado de desnutrición, entonces séquese la lágrimas y escoja la alternativa de ayudar a que esa realidad cambie.
No escoja el silencio, la apatía, la soberbia, la doble moral, los tres golpes de pecho, porque eso es lo oficial, lo orquestado, vaya y escoja alzar la voz, denunciar, abogar, extender la mano para ayudar, ponga su regazo y no la espalda, abrigue no intimide.
Lo oficial leí hoy   -en el periódico  que decía  que sexto era invencible y nos golearon ese día-  en mi propio léxico mundano: es que montoneros, bochincheros, enardecidos atacaron sede de PNC y de hidroeléctrica. La noticia alternativa es esta: campesinos y campesinas están cansadas de los sabotajes, del maltrato a la tierra y a la comunidad y exigen que se detengan los trabajos de explotación que está realizando la hidroeléctrica, que liberen a sus líderes comunitarios y que los dejen en paz. ¿Se une al manifiesto? Entonces los y las esperamos para una manifestación masiva para defender  nuestra  tierra y a nuestra gente. ¡El periódico oficial con la noticia justa y verdadera está con el pueblo!
Pensando en alternativas, te imaginás estas: no lleve a sus  hijos a los prostíbulos para que se conviertan en hombres y desarrollen bien, abogue para que desaparezcan estos lugares de esclavitud a la mujer y de explotación sexual. No se case de blanco, mustia y desdichada en la fachada,  total la pureza no está en la vagina, -que ya la usó-  escoja el color que más le guste, en lugar de regalos pida que cada invitado lleve como donación víveres, y disfrute como una alternativa luna de miel de ir a dejarlos a lugares donde están muriendo crías por la hambruna.  No se compre el par de zapatos  extra total  que descalza no anda,  compre  diez cuadernos, lapiceros, crayones y borradores y llévelos como donación a una escuelita de arrabal o de aldea. Le prometo que su alma levitará. Al siguiente mes, deje de ir a cenar a ese restaurante caro por lo menos una vez y  compre calcetas, calcetines, cepillo de dientes y pastas dentales y vaya a dejarlas a un refugio de migrantes -en todos los países hay- o compre toallas sanitarias y vaya  a dejarlas a un dispensario de aldea, de cantón, o toque la puerta de una choza cualquiera en periferia y deje ahí la bolsa de víveres, o espere a que abran y entréguela sin esperar nada a cambio.
Rebeldía usted y yo necesitamos dejar de ser mustias ovejas blancas para  convertirnos en las negras y rebeldes.
Por cierto entre tanta casaca les quería contar que ayer estaba viendo la película llamada Ojo del Canario basada en la vida de José Martí. No la terminé de ver porque me cuajé pero, ¿qué tal si la miramos? Aquì está el enlace.

Como siempre mis amores les mando un abrazo alternativo y no el oficial ese que es de escaparate  y que lleva en la vitrina un beso en la mejilla que nunca se recibe y que se lanza con amague al aire.
Ilka Oliva Corado.
Sep. 29 de 2013.
En mi  trinchera.

Deja un comentario