La Chica Danesa, el averno y la esencia del ser

La Chica Danesa es una extraordinaria pieza de arte de las pocas que se pueden disfrutar en el Hollywood patriarcal, misógino y homofóbico.

La Chica Danesa es un elogio a la esencia de la transexualidad, a la sublimidad y a la fuerza del amor ilimitado, a la transparencia de la amistad y, un manifiesto en papel calco del averno que vive una persona que tiene una identidad sexual distinta a lo que culturalmente está asociado con el sexo asignado al nacer.

Una inusual producción en la que se cuidó hasta el más mínimo detalle, y tan bien elaborada que en lo excelso también tiene su fuerte dosis de denuncia social. El arte es político y La Chica Danesa lo demuestra con exquisitez.

En una especie de biografía del pintor danés Einar Weneger que más tarde se convertiría en Lili Elbe (la chica danesa), basada en la novela de David Ebershoff esta fenomenal producción rescata la vida de la primera persona transexual en la historia en someterse a una cirugía de reasignación de sexo. Nos la detalla con el encanto de un romanticismo espléndido que nos va envolviendo lentamente en la intimidad de la pasión, la rareza, la complicidad, la fidelidad y el caos del matrimonio de Einar y Gerda Weneger, ambos pintores burgueses de una Dinamarca de 1925. Y nos coloca en la piel de Lili Elbe, en su pelea constante por vivir a plenitud en género con el que realmente se siente identificada.

Gerda, conocida por sus sugestivos retratos de mujeres y Einar por los paisajes. Un día no llegó la modelo de una pintura que Gerda tenía que terminar y le preguntó a Einar si aceptaría ponerse unas medias de seda, zapatos de tacón y un vestido y modelara para que ella pudiera terminarla. Einar acepta y en el instante en que la seda toca su piel viene el despertar, la revelación, la esencia de su ser verdadero. Todo comienza como un juego en el que Einar se viste de mujer y asiste a las tertulias con su esposa Gerda, haciéndose pasar por prima de Einar y se nombra Lili. Del juego esporádico pasaría al descubrimiento y la lucha interna de Einar y Lili en la que finalmente ganaría Lili, Lili Elbe. Y cuando lo hizo dejó de pintar.

Lili se convierte en la musa y modelo de las pinturas eróticas de Gerda, y su transformación va más allá de los vestidos, los tacones y las pinturas, se extirpa los genitales masculinos porque quiere ser una mujer completa, muere cuando se realiza la operación de trasplante de útero porque quiere quedar embaraza. Gerda su esposa la acompaña durante todo el proceso, lo extraña como hombre pero su amor sigue intacto y aprende a quererla como mujer y está con ella hasta el último momento.

La película nos presenta solamente una pincelada de la vida de Lili Elbe, que en total se realizó cinco operaciones, que se divorció de Gerda y murió en 1931. La película deja en el espectador una serie de preguntas, ¿cómo era la sociedad de principios de siglo con el tema de la transexualidad? ¿Las leyes? ¿Los Derechos Humanos? ¿La iglesia? Porque la transformación de Lili solo la supieron sus amigos cercanos y, esta producción espectacular la viene a mostrar al mundo 85 años después de su muerte.

¿Cómo es hoy en día la sociedad con el mismo tema? Nos objeta y nos encara, ¿de qué forma vemos a las personas transexuales? ¿Las juzgamos, las estereotipamos? ¿Cómo están nuestros prejuicios en esto? ¿Las discriminamos, las ofendemos, las violentamos?

Si fue tan difícil para Lili que era burguesa y tenía los medios para operarse, ¿qué vivirían los parias transexuales de aquella época sin poder ser? ¿Hoy en día cómo viven las personas transexuales que buscan una operación para cambio de sexo y no tienen los medios económicos? ¿Qué tanto ha avanzado la medicina para realizar este tipo de operaciones? ¿Las cubren los seguros médicos? ¿Qué papel juega la sociedad en todo esto? ¿Y nosotros, cómo vemos el tema de la transexualidad? ¿Aparte de la opinión propia, discriminamos, ofendemos, violentamos, invisibilizamos a las personas transexuales?

¿Qué haríamos si nos enteramos que alguien muy cercano a nosotros es transexual? ¿Si nos llega un compañero de trabajo de un día a otro convertido en mujer? ¿Un hijo, hermano, amigo nuestro? O al revés, un hombre encerrado en un cuerpo de mujer, porque también existen, es real, respiran. ¿Cómo vemos a esa persona transexual con la que no tenemos relación alguna? Más allá del morbo propio que provoca nuestra mínima información al respecto. Y el tema de los niños, ¿cuál es nuestra postura como sociedad con los niños transexuales? ¿Qué dice de esto el sistema educativo? ¿Y nuestra homofobia, nuestra misoginia, nuestra aberración a las personas de la comunidad LGBT?

¿Cuántas Lilis andan por ahí y nosotros les hacemos la vida de cuadritos, con qué derecho? ¿Acaso no es suficiente con toda la violencia que sucumbe este mundo como para que nosotros andemos juzgando, violentando e invisilizando a quien es diferente? Todos somos distintos, es parte de nuestra diversidad humana. Es parte de nuestra belleza y de nuestra grandeza, ¿por qué discriminamos?

La Chica Danesa viene a poner sobre la mesa una infinidad de circunstancias, emociones, y realidades que viven personas que nos empeñamos en segregar, creyéndonos omnipresentes y autoritarios por nuestra doble moral e ignorancia. Por esa mojigatería propia de nuestro descaro “heterosexual”. ¿Cuántos de nosotros somos bisexuales, homosexuales y transexuales y tenemos miedo de vivir como lo que realmente somos?

Lili Elbe deja un legado de fuerza, valor, entereza y amor propio, su lucha es hoy en día la de miles alrededor del mundo. ¿Cuántos de nosotros nos atrevemos a nadar contra corriente yendo hasta las últimas consecuencias, en un intento por vivir la esencia de nuestro ser? ¿Por qué tenemos que vivir bajo conceptos segregacionistas  y etiquetándonos? El mundo necesita cambiar y todos y cada uno de nosotros tenemos que formar parte. Debemos involucrarnos.

La Chica Danesa es una película que debería ser vista en todo el mundo y, mucho más deberían verla aquellas personas que tienen telarañas en la cabeza y que por su ignorancia, doble moral, homofobia y misoginia (raíz de una educación, de un sistema y sociedad patriarcal-y come mierda que son-) denigran, ofenden e invisibilizan a quien se atreve a vivir a plenitud.

Hagámoslo por las Lilis que ya no están, por las que están y por las que vienen, es nuestra obligación humana.

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado contacto@cronicasdeunainquilina.com

19 de enero de 2016

Estados Unidos

Anuncios

Un pensamiento en “La Chica Danesa, el averno y la esencia del ser

  1. Hasta ahora no había puesto atención en esta película y de hecho no la eh visto, pero ahora que la explicas de manera tan profunda claro que me dan ganas de verla, Gracias por tu opinión y por darme la oportunidad de saber un poco mas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s