Quédate

Quédate ahí en ese punto fijo
Entre mi locura y el anhelo
Quédate en la lírica de esta noche otoñal
Quédate en mis laberintos.
 
En mi inocencia de niña
En mi obstinación
En mi habitación
En la hoja en blanco.
 

 
Quédate en mis alegrías
En mis miedos, en la lozanía
Quédate utopía en mi corazón
Quédate en el verso del poema
En mi intuición.
 
En este instante
En el viento frío
En mi percepción
Quédate en la tormenta
En la luz de aquel farol
Quédate en la poesía
En mi enajenación.
 
Quédate en la lluvia
En la resistencia del fogón
Quédate en el resplandor
Entre mis brazos, en mis rechazos
Quédate, quédate en mi imaginación.
 
 
Ilka Oliva Corado.
Noviembre 10 de 2015.
Estados Unidos.

Deja un comentario