Un pueblo.

I
Un pueblo que retrocede
Una sociedad que no quiere avanzar
La doble moral que impera
Porque todo es aparentar
 
Carente de conciencia y de humanidad
Un pueblo que retrocede
De vuelta a la dictadura militar
Un pueblo que hace jactancia
De su incapacidad
 
Un pueblo que olvida pronto
Y que se deja llevar
Arreado va al matadero
A dejarse degollar
 
Un pueblo que en su desdicha
Hace alarde de comodidad
Es un pueblo que se hunde solo
Que su derrota ha de celebrar
 
Un pueblo que desconoce
O que a sabiendas va
Es un pueblo que no merece
Las lindas flores del rosal
 
Un pueblo que discrimina
A su hermano rural
Es una urbe que entre el cemento
Pierde su sensibilidad
 
Un pueblo que vive de apariencias nada más
Es un sociedad mediocre que nunca florecerá
Es un andrajo sin ideología que cualquiera dirigirá
Es un despojo sin bizarría, un muerto más
 
Un pueblo que no se aviva y se hace honrar
Es un pueblo que se irrespeta
Que se sentencia a la mezquindad
Que no merece la tierra y la libertad
 
 
II
Un pueblo que lucha unido
En un abrazo acorazado
Un pueblo que no segrega
Donde todos son hermanos
 
Un pueblo floreciente en intrepidez
Que aunque cansado pone el pecho no al revés
Un pueblo que ilustrado
Lucha para liberar, es un pueblo honrado
Que nadie, nadie puede derrotar
 
Es un pueblo amado, humilde y capaz
Es un pueblo enamorado de la milpa
De la lluvia y de la paz
En una tierra hermosa sin tirano y sin capataz
 
En una tierra madre, en la entraña de la humanidad
En una tierra embelesada de las flores del rosal
En una tierra enamorada de la hermandad
En una tierra siempre fecunda, donde el amor abunda
Donde el odio no existe más.
Ahí vive el pueblo honrado, el que es incapaz de traicionar.
 
Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado
Septiembre 10 de 2015
Estados Unidos

Deja un comentario