Un poema ingrato

Un poema ingratoUn poema ingrato
Que no sabe expresar. 
Con su caos simultáneo 
Es un abismo en ansiedad. 
Te busca constantemente 
Como un demente quisquilloso. 
Es un profundo silencio 
Que se ahoga ensimismado. 
Es un enajenado incomprendido.
Retumban los latidos de su corazón.
Habla solo a todas horas.
Le fastidia la apariencia de normal.
Es tan transparente, tan obstinado 
Que su insistencia desgasta.
Es un poema ingrato 
Que nunca te escribirá 
Para contarte de las lunas 
De aquellas verdes aradas
Que sus venas fecundaron.
Es una torpeza de la incomunicación.
Te piensa, te siente, te respira, 
Si tú lo vieras no lo creerías 
Parece tan inspirado 
Tan confiado en ti
Que a veces pienso que existís.
Ilka Oliva Corado.
28 de agosto de 2015.
Estados Unidos. 

Deja un comentario