Un chocolatito en el destierro.

Es sábado por la mañana, el sol comienza a levantarse sobre las copas de los árboles desnudos, el viento frío de la temporada  no deja de soplar, es un  buen día para salir de patas de chucho, a abrir la boca y chotear el ambiente navideño en el centro de la ciudad, si estuviera en Guatemala diría  “a sextear”, pero aquí es: ir a chompipear al “Down Town”. Eso de ir de la casa al trabajo y del trabajo a  la casa, se convierte en una rutina desgastante, pero hay sol, así que el centro nos espera. Mi hermana y…

Continuar leyendo…

Migrar Es Un Derecho.

“No me llames extranjero, por que haya nacido lejos, O por que tenga otro nombre la tierra de donde vengoNo me llames extranjero, porque fue distinto el senoO porque acunó mi infancia otro idioma de los cuentos,No me llames extranjero si en el amor de una madre,Tuvimos la misma luz en el canto y en el beso,Con que nos sueñan iguales las madres contra su pecho.” Desde el año 2000 la ONU declaró el 18 de diciembre como “El Día Internacional Del Migrante.” Con la intención de que en todos los países se tome en cuenta este fenómeno humano y…

Continuar leyendo…

December con olor a diciembre.

“¡Merry Christmas!” me dice una mujer sonriente mientras extiende su mano  para entregarme un dulce de pizarrín, está vestida completamente de rojo, no  soy la única  a la que le da un dulce, le extiende la mano con el mismo saludo –automático- a todo aquel que entra en el lugar: estoy justo en la entrada de la tienda tropezándome con la carreta de metal, -de esas en que comprás porque sos parte del clan y dis que tenés descuentos por pertenecer al club,  muy parecida en el sistema a ClubCo.- Adentro; la calefacción ayuda a que te olvidés -por lo…

Continuar leyendo…

Feliz noche Tío Lilo.

Hace algunos minutos que Evelyn (la Pelu) colgó la llamada   que tuvo con nuestra madre: su hija predilecta; es tan parecida a usted, en todo, de mi abuela no sacó más que los pómulos pronunciados que también heredé yo. Pero de usted mi Nanoj tiene hasta la forma de andar, sus labios carnosos, y el porte de mulata –heredado de su abuela materna y paterna- aunque es blanca como la leche, su pelo murusho canche, lo heredó de usted. ¿Se imagina que también hubiera heredado sus ojos color verde esmeralda? Los recuerdos se desmoronaron de golpe después de escuchar lo…

Continuar leyendo…

Tenis Color Azul.

Una década está  punto de cumplirse, una década de haber dejado  su pueblo, los zacatales y el amarillo de las flores del chipilín. Una década viviendo en el exilio. Es noviembre diez, Martina decide llamar por teléfono a sus jefas, les comunica que se tomará el día libre  y que no se presentará a trabajar. Le vale pura estaca perder el salario del día. Es la primera vez que falta  al trabajo en diez años.  Total lo mismo hace las patronas con ella, cuando se les ronca la gana la llaman para avisarle que no están disponibles para que ella…

Continuar leyendo…

Una historia para contar…

Para Levantar el  vuelo hay que echar lastre. La notificación  me llegó vía correo electrónico,  de igual manera adjunta la  tarjeta de invitación y también el audio de una canción que para ella significa mucho. Un agradecimiento a quienes  la  apoyaron en el trayecto y entre ellos quienes estábamos a  miles de kilómetros de distancia, entre esos nombres el mío: Negra. Al leer lo que  las letras de la tarjeta de  participación de la universidad (sin sin)  decían,  no pude evitar llorar, aquello se volvió un despelote cuando escuché la letra de la canción que también iba adjunta en el…

Continuar leyendo…

Suficiente para mí.

Una espesa capa de hielo blanquea sobre la grama aún verde del otoñal noviembre, las hojas de los árboles en su lenta agonía caen rápidamente creando una alfombra de un amarillo chiltoto color de las casas de la Antigua, los encinos se han quedado completamente desnudos al igual que los cerezos, serán los arces los que despidan al otoño para dar la bienvenida al invierno y sus constantes nevadas. Una especie de humo blanco emana de las entrañas de la tierra, va subiendo poco a poco a la superficie, esa neblina me abraza mientras salgo a encender el automóvil, le…

Continuar leyendo…

Life With Out Limbs.

“Amazing Grace, how sweet the sound, that saved a wretch like me, I once was lost but now am found, was blind but now I see…” –Amazing Grace.   Llevamos media hora de estar sentados en la segunda fila, frente al escenario, la iglesia se ha comenzado a llenar repentinamente, hemos viajado durante una  hora y media, atravesamos de norte a sur la ciudad,  para poder lograr esas sillas. Son las ocho treinta de la mañana,  impaciente (como lo soy desde siempre) veo el reloj, deseando que comience por fin la actividad, no soy una mujer que pueda durar más…

Continuar leyendo…

Velada Chilena en el otoñal octubre.

La invitación me llegó vía jetabook, decía algo así: “mañana purrum que está organizando el Consulado de Chile para festejar la salida de los mineros…”, ni dos veces y como buena guatemalteca, me apunté y patitas para qué  las quiero… Al día siguiente  me atravesé la Ciudad de Los Vientos  y a la hora indicada estaba en la entrada del lugar, fue en  una universidad del sector. Así es que  como ya había asistido en ocasiones anteriores, porque también allí se realizan actividades de la comunidad guatemalteca, entré por la puerta habitual, (por atrás) pero me percaté que había entrado…

Continuar leyendo…

Los 33 y Chile: una lección para aprender.

¿Y Si el rescate se hubiera realizado en Guate? ¡Alagrán chucha muchá! Esa si está difícil… es que en primer lugar no se hubiera realizado ningún rescate. Ya te imaginás vos a los pobres mineros enterrados en las entrañas del suelo guatemalteco, petateándose en pura aflicción, sabiendo que nuestro flamante gobierno no haría ni pura estaca para saber si están vivos y mucho menos para rescatarlos. Se hubieran ido por la más fácil, saldría el presidente en una rueda de prensa anunciando que: “se hizo todo lo humanamente posible pero los mineros perecieron en el derrumbe”, mientras que los otros…

Continuar leyendo…