El día en que Manuel me metió mano.

Últimamente la gente ya me ha perdido el respetamiento, de la edad que escribo me han resultado amistades de antaño que me buscan con urgencia  porque se han enterado que soy chapucera en cuestión de letras, por momentos me siento Florentino Ariza escribiendo aquellas famosas cartas de amor sentado en un silla de  pino en aquel parque en las cercanías del río Magdalena. Mucha tu comparación pues.  De repente me cae gente que con urgencia exige que esta mortal les redacte invitaciones de quince años y dedicatorias en celebraciones de bodas de plata, que escriba cartas de agradecimiento o de despedida…

Continuar leyendo…

Dos chonitas en Macy´s.

De:  La Gaceta  Independiente. Después de pasar años debatiéndome a los puñetazos con el Síndrome de Ulises y las consecuencias del estrés crónico y múltiple, después de vivir variar veces el desengaño y la decepción propios de quien se  convierte en proveedor/a y tus afectos se transforman en remesa y se tornan del color verde  del dólar, después de pasar años completos comprando en tiendas de segunda mano con la finalidad de ahorrar y enviar lo poco acumulado hacia el país de origen, después… de llorar la traición y la poca conciencia de quienes se quedaron y que con el…

Continuar leyendo…

Noche de retén.

Al amanecer la calle luce tranquila, silenciosa y con el mismo movimiento de tráfico en las mañanas de fin de año. El fin de semana la ciudad de Chicago dio por iniciada la temporada navideña, el árbol de la Plaza Daley  está ya con las luces encendidas. Los pequeños quioscos de ventas de temporada. Más de veinte países participando con sus ventas típicas. Docenas de Santas te saludan en las esquinas de las calles y avenidas principales. El espíritu de fin de año abraza los árboles desnudos. Luces de colores adornas las ramas dando un colorido de ensueño a las…

Continuar leyendo…

Clases de fotografía.

Here I am writing down again. Es la primera frase que escribo en mi libreta de hojas amarillas,  pensando en que sería buena idea comenzar con ese ejercicio el de escribir en el idioma de Virginia Woolf, tal vez así se me queda de una vez por todas. Ese ejercicio mío convertido ya en hábito de andar escribiendo en la calle; mientras camino, en el supermercado mientras leo asombrada los precios de las frutas o bien como ahora en este justo  momento en el que estoy devorando una arepa de choclo. ¡Sí! Así como lo leés una arepa de choclo.…

Continuar leyendo…

Niñera en tierra gringa.

De: La Gaceta Independiente. Esa tarde fuimos a conocer la  “escuela”  en donde estudiaría el niño. La “escuela” no era un centro educativo en sí, era una guardería en donde llegan a arrumar las crías las madres que trabajan durante todo el día o bien las que prefieren gastar el tiempo en mañanas de té y yoga y tardes en centros comerciales.  A control remoto la recepcionista abre la puerta de vidrio reforzado, una elegante alfombra de colores vivos  cubre el piso de madera. Nos anuncia que en pocos minutos llegará la maestra encargada del salón. Voy de niñera, uno…

Continuar leyendo…

Como barrilete de noviembre.

El viento de la madrugada me despierta las ventanas crujen, por las esquinas se quiere colar el chiflón  y afuera las hojas secas son arrastradas sobre el pavimento, he dejado nuevamente las puertas del armario abiertas adrede, quiero saber qué es lo que me causa tanto temor, ahí dentro han de haber tantos fantasmas. Es tan cómodo cerrarlas y fingir que todo está bien,   dejando en la oscuridad  la olla de grillos donde se  encuentran agazapados tus más íntimos desasosiegos. Lo observo como esperando que de ahí salgan armados hasta los dientes los causantes de mi pavor nocturno,  me levanto…

Continuar leyendo…

A la sombra de un genocida.

De: La Gaceta Independiente. «Cuatro fuerzas importantes se conjugaron para destruir la democracia  guatemalteca: Imperialismo yanqui, camarillas castrenses, Arzobispado y latifundismo. Las últimas tres constituyen la Antipatria. A su servicio están periodistas e intelectuales mercenarios, seudo-universitarios oligarcas, políticos abyectos de la dictadura, barones del agro y traficantes sin patria. Esta cruadrilla mantiene en el poder al ursurpador.Guatemala es subyugada  hoy por el oro de Washington, las bayonetas de la traición, la inquisición clerical y la encomienda rediviva. ¿Su obra? La más excecrable de la historia. Revisémosla…»Alfonso Bauer Paiz. Lloran y lloran  los montes que han sido testigos mudos de las…

Continuar leyendo…

Por un kurmal.

¿Are you asking me for my phone number? Le pregunté fascinada, no podía creer lo que acababa de escuchar, me contestó en el instante: Yes miss, do you have it? Me entró la perseguidora apercollada a un ataque de risa. Estoy parada en la esquina de la calle Western y la Devon, sobre la Western acabo de estacionar mi automóvil y me bajo a meter las monedas a una de esas máquinas –tipo cajero automático- que sacará  al pedalazo  el recibo de pago  y el permiso de estacionamiento que me tocará poner pegadito al vidrio de enfrente, por aquello de…

Continuar leyendo…

¿Y después de las medallas qué?

De: La Gaceta Independiente. Hoy escribo de uno de esos temas que más me apasionan en la vida y es la docencia –sí, aunque usted no lo crea me apasiona mi profesión y he de decir que fui feliz y realizada durante los cinco años que la ejercí-.  Negar que la Educación Física va de la mano en el desarrollo integral de una persona y en el descubrimiento de habilidades y destrezas de un/a posible atleta sería mentir, es en el período de dicha materia cuando la ó el docente se percata de  esas destrezas y es su obligación y…

Continuar leyendo…

Hasta pronto tío Juan Bigotes.

El primero de enero de este año le dije a mi hermana en la mañana antes de irme a caminar al parque y ver el amanecer del año naciente, rodeada de patos  y árboles desnudos: este año no lo vamos a acabar completos, alguien se nos va a adelantar y la noticia nos va a agarrar en este puto destierro, alguien de la familia se va a ir. Ella me preguntó: ¿por qué lo decís? Le dije que simplemente lo sentía en el corazón. Anoche me acosté con una especie de zozobra y mis sueños fueron pesadillas, de pronto me…

Continuar leyendo…