El licor y yo.

Mi relación con el licor comenzó al mismo tiempo en que nació en mí la pasión por el balompié. Decir que en mi vida solo ha estado la pasión y no la adicción es mentir, es traición. Fácil es hablar de los entrenos, de los goles de chilena, de las ovaciones gritando, ¡gol! De las fintas, de las guanacas y de los goles olímpicos. Hablar de la pasión es un encanto, fluye, nutre por eso es llamada pasión a esa fuerza extraordinaria que se apropia de las venas y del corazón. Ni un orgasmo ni multiorgasmos se asemejan siquiera a…

Continuar leyendo…

La caravana de buitres.

Hoy pensaba en esa pregunta, ¿cómo es posible? Que tiene tanto significado. ¿Cómo es posible que fulano ande con esa que ni nalgas ni chiches tiene? ¿Qué le vio? ¿Cómo es posible que la mengana se vaya a casar con ese hombre tan feo? ¿Por lo menos tiene dinero? ¿Cómo es posible que ya lleven cinco años de casados y no tengan hijos? ¿Será que ella no puede tener hijos? –Nunca es él, sino ella-. ¿Cómo es posible que le vayan a dar la plaza a ella si ni presentación tiene? ¿Cómo es posible que se vaya a graduar de…

Continuar leyendo…

Una esclava más.

Alguien se ha encargado de apagar su luz Le ha cortado las alas Los pies le amarró Fueron tantos golpes Que su voz quebró En coma indefinido está su corazón Sigue respirando en la desolación Lento y cansando su pulso, se niega a dar señal No la quieren encontrar Aunque saben que enjaulada está La impunidad siniestra se deja sobornar Ella es tantas niñas de un sólo mirar Una y una otra vez la mancillarán Una oquedad golpeada Sangrante y humillada agoniza ya La lujuria atestada de perversidad Hace de la niña una esclava más Son innumerables las que olvidó…

Continuar leyendo…

Yo te nombro.

Rebeldía Libertad Inmensidad Niebla Río Litoral. Ocaso Encino Arce Otoño Retoño Paisaje rural. Abrigo Numen Sendero Parcela Milpa en jilote Rocío Gladiolo Montaña Flor de chipilín. Luna Volcán Fulgor Candil en aldea. Transparencia Emancipación Tarde de lluvia frente al fogón Brasa en el polletón Niebla bajo el chaparrón. Arrabal Cielo desnudo Encanto Arada Sinceridad. Cornisa Arista Inocencia Fogata de invierno Dignidad. Yo te nombro Lindeza de la oscuridad Poesía sin prosa Quebrada hermosa Torrente y aurora Rima y ahora Porque ayer se esfumó Se llevó la nostalgia Y me dejó tu mirar De lindeza de agosto en el temporal. Ilka…

Continuar leyendo…

Tricentenaria Universidad de Mis Amores.

Cuando tenía doce años de edad fui con mi papá a vender helados a la zona 12, él ya trabajaba como conductor de tráiler y al final de la avenida en las cercanías del Irtra se encontraba el predio donde despachaban los contenedores . El lugar estaba lleno de conductores las únicas mujeres eran las señoras que vendían en la cafetería. Íbamos con hielera cada uno, eso cuando él tenía días libres de lo contrario íbamos con mi hermana mayor y nos parábamos en el lado de afuera del portón y ahí se acercaban a comprarnos helados. Yo siempre he…

Continuar leyendo…

En dónde está la niña.

En dónde está la niña Que ayer desapareció ¿La de hace un año? ¿La de antaño? ¿Alguien escucha su voz? Se han hecho mil vigilias No basta con una oración Las lágrimas no ayudan Tampoco la resignación ¿En dónde está la niña que no juega en el callejón? Se han quedado sus zapatos, su mirada y su amor En una esquina vieja en un partido corazón Del vientre que la tuvo y la perdió Los días pasan y los años que se van Son tantas infinitas que no pueden ya ni hablar Les han cortado el habla con tanta perversidad…

Continuar leyendo…

En dónde está la niña.

En dónde está la niña Que ayer desapareció ¿La de hace un año? ¿La de antaño? ¿Alguien escucha su voz? Se han hecho mil vigilias No basta con una oración Las lágrimas no ayudan Tampoco la resignación ¿En dónde está la niña que no juega en el callejón? Se han quedado sus zapatos, su mirada y su amor En una esquina vieja en un partido corazón Del vientre que la tuvo y la perdió Los días pasan y los años que se van Son tantas infinitas que no pueden ya ni hablar Les han cortado el habla con tanta perversidad…

Continuar leyendo…

Café con leche.

Recuerdo que estaba en una fiesta de quince años de una compañera de grado cuando llegó el novio de mi mejor amiga iba a acompañado de otros tres muchachos, él era el chico popular de la colonia y mi amiga era la chica por la que todos babeaban. Mi amiga no fue conmigo a la fiesta. El patojo era un don Juan para andar mujereando y ya había traicionado a mi amiga docenas de veces y ella se las había dejado pasar fingiendo que no creía lo que la gente le contaba de él. El acabose fue cuando él empezó…

Continuar leyendo…

Mi amor.

Te prometí un jardín de poemas Con pétalos de trova en botón Las odas en los pistilos Y en las hojas mi adoración Mi amor por vos es de esencia Como la lluvia en el temporal Profundo como la cepa De mi Comapa natal Te hablé de tantas lunas Y de las tunas en mi pesar Y vos leíste en mis venas El vacío de mi soledad Cultivar un jardín quisiera En la cornisa de tu mirar Con tantas flores y rimas Que te puedan enamorar Sentiste mi frío estéril Mi parca desolación Y fuiste un mar bravío Que a…

Continuar leyendo…

La niña del jornal.

Ella deshila las horas Entre el surco y el algodón Sus manos sangrantes lloran Es una niña, trabaja de sol a sol Su espalda se ha dormido No quiere despertar Sus pies son dos latidos En las brasas de la inequidad Sed y hambre la acompañan El cansancio la habitó Sus ojos dos piedras negras Color de desolación Un caporal prepotente Con el látigo amenazó Tres costales de flor blanca O el salario se esfumó Jornal de ingrata injusticia La niña respira herida Su alma un precipicio Realidad de la infancia perdida. Ella deshila las horas No las quiere remendar…

Continuar leyendo…

Flor de pito.

Pitón rojo de lozano encanto Botón arrullado en la soledad Del abierto campo, del silvestre ocaso En los potreros donde duerme el sol El caminón te habla En el palo de jiote y en el guayabal En la leche tibia acabada de ordeñar En el chacté amarillo de la campiña Que no te envidia, te sabe admirar En la quebrada que seca del verano En el zacate y en el peñón La chicharra te canta sobre el encino rojo La luciérnaga te contempla con su esplendor A la esperanza libre cautivás Y el adobe oreado en embeleso agudo, bajo la…

Continuar leyendo…