La homofobia en nombre del Señor.

Hijos de Satanás, blasfemias, pecadores impuros, aberración de la vida. Y así y así los religiosos adoctrinados en castidad y doble moral escupen su odio hacia las personas que han tenido los arrestos de vivir a pesar de la lacra que es esta humanidad. No he visto tanto odio como el de los religiosos, estos de pasiones moralinas que tienen tanto de ojetes como de orejas, andan por la vida juzgando la de otros y creyéndose con el derecho de señalar y de talquearse con polvos de – ventarrón de verano- santidad. Son estos que brincos dieran de tener a…

Continuar leyendo…

De cachurecos y mojigatos hipócritas.

Es de susto, tipo aparición del Cadejo, el Sombrerón o de la Siguanaba. Es de pavor así como escuchar el grito de la Llorona a media noche, cuando está lejos, que es cuando está cerca. Es de vómito, así como el mal de camioneta eso de ver a la muchedumbre persignada que en las vísperas de la Semana Santa se purifica comiendo solo pescado y que se enjabona “los pecados” rezando no sé cuántos padres nuestros y no sé cuántos aves marías, disfrazándose de cucuruchos y amellándose el lomo cargando procesiones. Ellas tan santas y virginales, con su velo negro…

Continuar leyendo…

En mi voz de afro descendiente.

He vivido diferentes formas de discriminación en mi vida y la más feroz ha sido la racial debido a mi color de piel por mi afro descendencia. El estigma de tener un color de piel oscuro, cabello crespo y músculos macizos. Para la sociedad el color oscuro es muestra de suciedad e impureza, contrastante también signo de calentura sexual. Ahí está que se dice que el hombre negro tiene el miembro grande. Ahí está que se dice que la mujer negra es explosiva en la cama. Y ahí está que por eso nos ven como lo exótico del erotismo prohibido.…

Continuar leyendo…

Fresca brisa de mar.

Fresca brisa de mar. Con esta forma de amar tan necia y bipolar con esta letra insensata que día a día se delata sin analizar. Con esta forma de amar que te busca insistente paranoica e impaciente buscando tu diafanidad. Que no repara en disparates de moralidad que me llena de poesía que duerme entres mis poros y juega a hacerme fantasear. Dime tú mujer genuina farol en la avenida luz en mi soledad qué veniste a buscar. ¿Una flor en el baldío? ¿Una golondrina herida? ¿Un silencio abismal? ¿Acaso mi trastorno? Tú, que eres infinidad. ¿Qué haces en mi…

Continuar leyendo…

¿Para qué sirven los títulos?

Esa pregunta, ¿para qué sirven las etiquetas en la vida? Un título seguido del nombre en una firma es una etiqueta, muchas personas prefieren la etiqueta que su nombre, que la raíz de su apellido materno. ¿Por qué escondemos el apellido materno? ¿Por qué es más importante utilizar el título? ¿Lo han notado? Por ejemplo cuando alguien se presenta como licenciadito fulano de tal, doctora fulana de tal, arquitecto menganito. Primero meten la etiqueta para que usted sepa que no está hablando con cualquier cargador de bultos. Esa firma utilizan hasta en la cuenta bancaria, ahí está el cheque a…

Continuar leyendo…

Reliquias de arbitraje.

Durante muchos años no toqué ese álbum de fotografías. Lo metí dentro de una bolsa negra y lo guardé en un rincón de la librera en mi cuarto. Dentro estaba el vestigio de mi sueño fracasado. Limpiaba la librera, movía los libros de lugar y el álbum dentro de la bolsa negra seguía ahí, el solo hecho de pensar en abrirlo me ponía de mal humor. Dentro estaban las fotografías de mi paso por el arbitraje guatemalteco y algunos recortes de periódico de las pocas entrevistas que di. En un sobre aparte guardé los recortes de periódico de las entrevistas…

Continuar leyendo…

Quédate.

Quédate, quédate en mí Quédate en los instantes No te marches frenesí No te diluyas, no te evapores Quedáte suave brisa de abril.   Quédate en mi soledad Alójate en mis silencios En mis ganas de soñar Quédate en mis deseos En mis anhelos de abrazar.   Quedáte en la niebla crepuscular Quedáte en canto del riachuelo En la mañana de arrabal Quedáte en mis ilusiones En mi alegría de amarte, inmensidad.     Ilka Oliva Corado. Marzo 18 de 2015. Estados Unidos.

Continuar leyendo…

Columna radial en El Club de la Pluma, Argentina.

“Contános Ilka cómo nace todo esto,” me preguntó Norberto Ganci, director del proyecto comunicacional de integración El Club de la Pluma, (donde también publica mis artículos en su plataforma escrita) que también cuenta con un programa radial los días domingos del cual es el locutor principal. Estábamos al aire vía Skype. La sangre se me heló, y por un segundo pensé que no podría porque iba a tartamudear y no se me entendería nada, que el pobre hombre entonces tendría que hacer un corte, o poner música, o entrar con otro tema de emergencia para llenar el vacío de mi…

Continuar leyendo…

México: el gigante dormido que no despertó.

De pronto pensamos que la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa iba a romper el dique y que el pueblo tomaría las calles para hacer escuchar su voz y que aquel gigante dormido despertaría. Era la hora, era el hasta aquí, era el ya no más. Porque, ¿qué más puede soportar un pueblo cuando ya le han desaparecido y asesinado a sus hijas (los feminicidios que ya no son en la Juárez lejana y estigmatizada por fronteriza) cuando le han vendido la tierra, cuando le han privatizado hasta el deseo de respirar. ¿Qué más puede soportar un pueblo cuando los…

Continuar leyendo…

Florecita de albedrío.

I. Florecita de albedrío Sombra de corredor Si yo pudiera escribiría Un poema para vos   Unos versos que te digan Brisa de inspiración Con unas cuantas rimas Lo que no puedo con mi voz. II. Primavera, primavera No la traigás en una flor Traéla en la llovizna Que siempre es de redención.   Traéla en el trino De las aves que festejan La partida del invierno Y del frío que se aleja. III. Hojita de tomate tierno Pétalo de flor de fuego Para vos todos mis versos Para vos es mi sosiego. Ilka Oliva Corado. Marzo 14 de 2015.…

Continuar leyendo…