Vuelvo, sirvienta y escritora

En marzo, anuncié en mi blog mi retiro de la escritura, tuve una especie de colapso que detuvo mi escritura por completo. Pero detener mi escritura solo fue el reflejo externo de la tormenta que yo vivía por dentro.  Durante 3 semanas cerré las puertas a toda forma de expresión y me instalé en el silencio.     Esas tres semanas fueron de una especie de aterrizaje, de soltar la soga que no me permitía poner los pies sobre tierra, de dejar de pelear contra lo imposible y sobre todo de aceptar mis circunstancias de vida y la realidad de éstas.   …

Continuar leyendo…

Mi carta de despedida, queridos lectores

Siempre fue difícil para mi escribir, porque mi escritura es catártica, pero mucho más en estos últimos 2 años, en los que escribir se ha vuelto un estira y encoge de mis luchas personales. Cada texto me ha dolido, porque escribirlo me ha enfrentado a mis demonios y la pelea me deja exhausta. No es la primera vez en la que he pensado dejar de escribir, debatiéndome entre la razón y mis emociones, con una ansiedad perenne y una inestabilidad emocional incontrolable.  Pero sí es la última, porque éste es mi texto de despedida. Y también, como todos los demás,…

Continuar leyendo…