Un paréntesis.

Hoy debería de estar escribiendo la historia semanal de Transgredidas llevo atrasado un día, debí de publicarla anoche o a más tardar hoy en la mañana y no lo hice;  ni la escribí  ni la publiqué. Tampoco he escrito la de Los Emigrados seguramente lo haré en el resto de la semana o me ponga en huelga y publique ambas hasta la siguiente. Es lo que admiro de las  periodistas columnistas que llueva, truene o relampaguee está su artículo puntual yo aún no he llegado de  a ese grado de madurez ni de responsabilidad y no es excusa, a mí…

Continuar leyendo…

Trabajo infantil.

Este es de esos temas en los que yo me siento y tengo absoluta propiedad para hablar, pero más la tiene mi mama y mi abuela y mi papa y mis bisabuelos, más la tienen mis ancestras ya que todos y todas vivieron por necesidad y por hambre  – también como un patrón de crianza- la experiencia del trabajo infantil hasta que unas parieron y otros se hicieron Tatas  y heredaron la misma cadena a sus crías…  ¿Las razones? Hay miles. Como millones  son las familias en el mundo entero que también lo han vivido.  Diría que un gobierno que…

Continuar leyendo…

Lo inservible.

Cada año el Estado de Illinois escoge entre los primeros días de abril para que la comunidad saque a las puertas de sus casas lo inservible, pasan camiones con contenedores recogiendo este tipo de basura clasificada y es vertida en un lugar distinto al del basurero central. Siempre he querido escribir sobre esto pero por alguna razón – de las mil mariposas sobrevolando en mi maceta constantemente- dejo pasar la oportunidad. Hoy no es el caso. Siempre se lee en los periódicos, revistas y se escucha en medios de comunicación, en conferencias de estudios realizados en cuanto a población migrante…

Continuar leyendo…

La moda de: “Mi corazón es Ixil”.

Yo recuerdo que cuando estaba en los básicos salió la moda de ponerse pantalón campana y usar esos zapatos de plataforma a los que mi mamá les llama zancos. En la casa las contadas fotografías de mis padres en su juventud recién unidos tienen como paisaje los surcos de algodón de la finca la Pangola. Son reliquias que se atesoran con sentimiento blindado a toda transgresión.  Las fotografías de papel Kodak se lee en el reverso. Cuentan que los trabajadores  aprovechaban el descanso del día domingo  y la visita del fotógrafo que llegaba a las fincas  una vez cada dos…

Continuar leyendo…

¿Aló presidente?

No, pero no se me emocionen que no se trata del programa televisivo que  tuviera Hugo Chávez –el hombre que se volvió pueblo- porque entonces tendría que escribirse con mayúscula. Hablo del  genocida que tenemos como presidente, ése mismo títere de los dueños de la fincona, de los saqueadores, de los perpetradores, de los violadores. Hablo del mampluzo que ha servido durante décadas al gobierno estadounidense y a cualquier ojitos verdes que le de para sus chicles. Ajá de ése que se ahuevó  en la entrevista televisiva y que negaba a capa y espada que había existido genocidio en Guatemala…

Continuar leyendo…

Esclava.

Lo encontré junto a otros libros en el buzón de mi correo con una postal de Salt Lake City que decía: “Querida Ilka para ti estos libros de mi biblioteca porque sé que los sabrás apreciar ya que tú y yo amamos los libros. Espero que cuando los leas este invierno no te sientas sola. En mí tienes una amiga en la distancia. Patty.” Patty habrá leído algunas cuantas ocasiones mi blog y de ahí surgió una amistad fenomenal, nos identificamos con la emigración y los cambios que genera en el ser humano. Es de las personas que quiero abrazar…

Continuar leyendo…

De inquilina.

No es la primera vez que me sucede ya llevo nueve años y seis meses en este  país en existencia  de inquilina. Ser migrante no es fácil pero ofrece la enorme ventaja de empezar de cero y construir nuevos andamios, de descubrir nuevos senderos. Llevo años –desde que me dio por escribir- que personas me escriben o me llaman por teléfono para preguntarme cómo le hice para tragarme el ego de ser maestra en mi  país y de trabajar limpiando casas aquí. Otras con la queja de haber dejado familia, amistades, oportunidades de trabajo  para  sorprenderse de haber venido a…

Continuar leyendo…

Técnica y táctica.

Cuando yo empezaba a hacer mis primeros tanes con el fútbol recuerdo que me enseñaron la técnica y la táctica de la finta: el arte de engañar al adversario. Esa misma técnica y táctica ha sido aplicada durante siglos para engañar a millones que obedecen las reglas de la desinformación. Hoy escribo estas letras con dedicatoria así es que si a usted le cayó el guante busque su par, no se muerda, no se masque más bien trate si es que puede de enmendar… Corregir y transformar su mala acción de desinformador, manipuladora y renunciante a la dignidad. Repito: si…

Continuar leyendo…

Chinchilete de homofobia.

Realmente el  término homofobia es nuevo para mí dicho sea de paso la fobia es otra cosa muy distinta al rechazo, a  la autoridad moral  que creen  tener las personas para  opinar con derecho sobre la vida sexual e íntima de otras. La otra palabra que he escuchado  decir en los rezos de la iglesia en el sermón de domingo a la diez de la mañana: tolerancia aquí no hay razón para creer hacer un esfuerzo sobrehumano para dejar que el otro y la otra sean.  Eso de estar señalando, etiquetando es vergonzoso y repugnante. La responsabilidad enorme que tenemos…

Continuar leyendo…

Decir mujer es decir madre.

“Las manos de mi madre 
llegan al patio desde temprano 
todo se vuelve fiesta 
cuando ellas vuelan 
junto a otros pájaros 
junto a los pájaros 
que aman la vida 
y la construyen con los trabajos 
arde la leña, harina y barro 
lo cotidiano 
se vuelve mágico.”  Las Manos de mi Madre. Peteco Carbajal y Jacinto Piedra. Me sucede todo el tiempo cuando la llamo  por teléfono esos interminables segundos que se vuelven perennes el celular repicando y nadie sin contestar. El corazón me da vuelcos atormentado hasta que su voz lo apacigua cuando dice: ¿aló? Recobro la calma, ¡aló Nanoj,…

Continuar leyendo…

Efecto niñera.

¿Has escuchado vos del efecto chanfle, comba? ¿De la chilena?, ¿guanaca?, ¿bicicleta? O la expresión de ¡matála! Bueno hablando en jerga de fútbol callejero. Bueno pues el efecto chanfle se logra cuando tocás el balón con el empeine exterior del pie y le das justo en uno de sus costados no en el centro, entonces toma forma de comba como de orilla de sombrero, de falda, de ruedo de pantalón campana, de panza de colima, medio arqueado y así se va por el aire y cuando logra bajar ha recuperado la línea recta. ¡Eso es darle con clase al balón!…

Continuar leyendo…