Brutos, brutos no somos.

Así que se diga ¡qué brutos!, pero, qué brutas!, no somos. Yo imagino que usted la tarde de ayer también disfrutó de la genialidad guatemalteca. Las bromas, las fotografías, los audios y todo tipo de material que surgió después del incidente que para mí ya se petateó anoche mismo, vuelta de hoja. Algo así como dirían en mi natal Jutiapa : le eché cal. Mi tema de hoy es otro que no deja de tener conexión con lo que inició esta fiesta. Aquello fue una llamarada de tuza, se propagó en instantes y entonces el adormecido e invisible pueblo despertó,…

Continuar leyendo…

Hoy sí, ¡le echaron cal!

¡Aguas con los harinazos que caen del aire! Érase una vez una bolsa de harina, ¿o de coca? ¿heroína? ¿gelatina en polvo? ¿Gamexane? ¿Racumin ?, ¿sal inglesa? ¿bicarbonato? ¿de cal con sal ? ¿era una, o eran dos o tres? Como los elefantes que se columpiaban sobre la tela de una araña. ¿Cuántos eran los aquellos muchá? Hoy me recordé de las bolsas de orines que pasaban reviradas en las gradas del estadio, ¡abajo todo mundo o refrescados! Pero tengo la duda, ¿se estaba polveando o le echaron el polvo? Porque qué clavera de echarse el polvo en público pues.…

Continuar leyendo…

Día de las Mujeres Migrantes.

El 10 de enero del año 2001 Marcelina Meneses una mujer bolivariana emigrada hacia Argentina y su hijo Joshua Torres de diez meses de edad fueron lanzados desde el interior de un tren en movimiento, hacia las ferrovías donde murieron instantáneamente. El único testigo que se presentó a declarar dijo que fue un hombre argentino quien los lanzó. Ese fatídico día Marcelina se dirigía hacia el hospital Fiorito de la localidad de Avellaneda y viajaba de pie pues el vagón iba llena de pasajeros, al percatarse que estaba cerca de la estación donde tenía que bajar acomodó al bebé en…

Continuar leyendo…

La culateada.

¡Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran imbécil culpa! Así dígase usted ahora frente al espejo si es que algo de decencia le queda para verse la loza frente al volado, usted y sólo usted es culpable de haber elegido con su voto a un genocida que aparte de asesino y violador de mujeres y niñas, le sacó filo al colmillo con la misma piedra con la que le quebró la cabeza a crías en los tiempos en que era conocido como Tito, y entre trance y trance ahora que está en la poltrona ha transgredido la tierra…

Continuar leyendo…

Remitente: remesa.

He notado que en los periódicos de mi país de origen se habla muy poco de las personas migrantes, en los medios de comunicación televisivos y radiofónicos sucede lo mismo. Son los invisibles que salen del país en parvadas todos los días a todas horas. Lo mismo sucede en otros países, Guatemala no es la excepción. De vez en cuando cubren con una fotografía y una nota de diez líneas, las estadísticas de las deportaciones, pero ni cuando muere gente en La Bestia son capaces de dedicar un espacio. Siendo las personas migrantes las que sostienen las bases de sus…

Continuar leyendo…

Gasolineados.

Para trozar a los demás nos pintamos solos en Guatemala. Es nuestra especialidad. De ayudar y de solidaridad nos hacemos los desentendidos. Haga de cuenta usted que no entiende el idioma. Y ni a palos tampoco. Y a pichinga menos. No hay que ir tan lejos, ni fingir ser intelectual, ni fumarle el puro a Maximón para percatarse al pedalazo que en Guatemala somos ladrones por excelencia. Y no por necesidad sino por avaricia. Porque aparte es que usted no tenga nada qué comer y sus crías le estén llorando de hambre y se vea obligado u obligada a robarse…

Continuar leyendo…

Categoría indocumentada.

A lo largo de los años he tratado de ir desglosando y escribiendo de la realidad que se vive en las sombras de la vida indocumentada y de la que la gente se avergüenza hablar, la que se trata de ocultar por apariencia. La realidad que no interesa a ningún reportero, periodista, economista, intelectual y gobierno. Pero es la realidad que vivimos todos los días. Hay tantas vertientes que hoy tocaré el tema del eterno desasosiego entre indocumentados. Qué persona es más indocumentada que la otra. No hablaré de historia de la migración latinoamericana hacia Estados Unidos, primero porque tengo…

Continuar leyendo…

Inminente deportación.

Una realidad insoslayable que vivimos las personas indocumentadas de inquilinas en país extraño es sin lugar a dudas la posibilidad de una inminente deportación. Posibilidad que muchos prefieren ignorar, no sentirla cerca, no vivir con la claridad de mente y de corazón que, en cualquier instante las circunstancias cambian y que podemos regresar a nuestros países de origen en los famosos vuelos que aterrizan con cientos de personas atadas de manos y pies, cual esclavas de un sistema pútrido y oportunista. Las fechas de fin de año son las más tristes, nostálgicas y peligrosas para las personas sin documentos. El…

Continuar leyendo…

De Ciudad Quetzal para el mundo.

Sí, como leyó. Ciudad Quetzal: periferia, alcantarilla, ladera, arrabal: dignidad, identidad y decencia: consistencia y persistencia. Ajá, nada que ver con las colinas de residenciales donde se emperifolla la arrogancia y la avaricia en las cúpulas de la alta sociedad. Hoy a buena mañana buscando Revista Domingo me encontré con la entrevista que realizó Prensa Libre a Karen Martínez, desde que vi su fotografía pensé: ¡es la niña de Ciudad Quetzal! Aun no había leído el título de la entrevista pero su fotografía hizo que me detuviera, es cautivadora. Sencilla y con esencia. La leí  con la piel erizada, ¡así …

Continuar leyendo…

Derechos de quien emigra.

En el éxodo que emprenden miles de personas alrededor del mundo cuando   una embajada les niega el permiso de transitar libremente por tierras al otro lado  de las fronteras, éstas se ven obligadas a realizar el recorrido en forma clandestina no con esto dejan de ser humanas y con esto tampoco son delincuentes. Es solo que la necesidad obliga a emprender travesías por tierras que no deberían de tener fronteras porque nos pertenecen a todos y a todas, tampoco debería de hablarse en plural con esa forma fragmentada en líneas geográficas. Cuando usted lee el acta, la nota, el rosario,  …

Continuar leyendo…