La caravana de buitres.

Hoy pensaba en esa pregunta, ¿cómo es posible? Que tiene tanto significado. ¿Cómo es posible que fulano ande con esa que ni nalgas ni chiches tiene? ¿Qué le vio? ¿Cómo es posible que la mengana se vaya a casar con ese hombre tan feo? ¿Por lo menos tiene dinero? ¿Cómo es posible que ya lleven cinco años de casados y no tengan hijos? ¿Será que ella no puede tener hijos? –Nunca es él, sino ella-. ¿Cómo es posible que le vayan a dar la plaza a ella si ni presentación tiene? ¿Cómo es posible que se vaya a graduar de…

Continuar leyendo…

La clase obrera.

Cuando tenía diez años de edad recuerdo que abrieron en Ciudad Peronia un centro donde repartían comida por parte del gobierno. Cada mes llegaban a dejar jamón enlatado, máiz amarillo, leche en polvo y latas de queso amarillo. Eran camionadas las que llegaban y todos las crías salíamos corriendo atrás de los volados para guindarnos de las carrocerías. Era una felicidad la que invadía a la colonia. Había comida. El trámite para recibirlo consistía en que la familia se inscribiera en el centro de salud y decir la cantidad de miembros y edades, cuánto era el ingreso mensual y en…

Continuar leyendo…

La huella.

Cuando recién me gradué de Maestra de Educación Física, fui a la escuela en los primeros días de enero de 1999, yo me gradué en el 98 recuerdo patente el día fue lunes de la primera semana de enero de aquel año, buscaba alguna carta de recomendación por parte de algún docente porque esa semana recorrería la ciudad buscando escuelas en donde solicitar trabajo. Recién entré al recinto en donde se encontraba la antigua Escuela Normal de Educación Física – que hoy en día es Escuela Normal Central de Educación Física- y una maestra que daba clases es quinto magisterio…

Continuar leyendo…

¿De qué se arrala?

¿De que el gobierno ande de ojete y oreja custodiando cuentas de correo electrónico y redes sociales? ¿Acaso ahora sí siente que el agua le está llegando al cuello? Pero si eso y muchas cosas más se veían venir con la elección de un genocida, además ya se sabía que estaba sucediendo, pero como genocida querían ahí está su tata pues, embrocándolos y embrocándolas ahora aguanten vara, alardeen con el garbo del militar, enjuáguenlo en agua de calcetín y después se la toman, o hagan gárgaras, o se bañan en ella si quieren. Aquí hay de dos sabores: el primero,…

Continuar leyendo…

El arte como memoria histórica.

Yo pertenezco a la generación de la desmemoria, siempre lo he dicho porque es verdad. Tengo 34 años edad, nací en agosto de 1979. Y hasta que cursé la universidad escuché hablar del conflicto armado con todas sus letras. Lo escuché en la clase de antropología y en la de psicología general. Allá a los lejos. Cuando cursaba primer año de la carrera de psicología en la Tricentenaria Universidad de Mis Amores, una catedrática nos dejó de tarea ir a la hemeroteca y buscar en los archivos de los periódicos el día y el año en que nacimos. Ella quería…

Continuar leyendo…

Por puta.

Marina Abramovic, artista serbia del performance que comenzó su carrera artística en los años 70, en sus primeros trabajos realizó uno llamado Ritmo 0, en 1974. El mismo consistió en poner a prueba el juicio, la pasividad o la acción del público frente a la artista. Colocó sobre una mesa 72 objetos que el público tenía la autorización de utilizar en la forma que quisieran: para causar placer o dolor a la artista que durante 6 horas permaneció acostada sobre una mesa sin moverse. Entre los objetos se encontraban: tijeras, un cuchillo, un látigo, una pistola y una bala. De…

Continuar leyendo…

Vello púbico.

Aparte del morbo que pueda crear en la imaginación las palabras: vello púbico hay un ramillete de estereotipos que lapidan la naturalidad humana con la que nacemos. Entre patriarcado, sumisión y encubrimiento femenino de las normas impuestas por modas, iglesia, patriarcado, prejuicios, patrones de crianza, sociedad e imbecilidad. Es sucio, han dicho varias mujeres al referirse a los maniquíes que están expuestos en Nueva York que muestran ropa interior y que estos tienen la zona genital poblada de vellos y en el área de las tetas el sostén de tela fina en la que se ve claramente el par de…

Continuar leyendo…

Lo menos de lo más.

Aquí medio mundo habla algunas palabras en español porque hasta el emigrante más pobre venido de Europa, Asia, Oceanía y África tiene empleados latinos en sus casas. Somos ya lo he repetido en cantidad de ocasiones: los parias de los parias. Generalmente el español que hablan los delata inmediatamente: hola amigo, mi casa es su casa, viva México, cerveza, macho man, aquí, arreglar aquí, limpia aquí, no dinero, no permiso, no problema. Para ellos todos los hombres son Juan y todas las mujeres Marías. Todos y todas somos de México, no importa si decís el nombre de tu país siempre…

Continuar leyendo…

Brutos, brutos no somos.

Así que se diga ¡qué brutos!, pero, qué brutas!, no somos. Yo imagino que usted la tarde de ayer también disfrutó de la genialidad guatemalteca. Las bromas, las fotografías, los audios y todo tipo de material que surgió después del incidente que para mí ya se petateó anoche mismo, vuelta de hoja. Algo así como dirían en mi natal Jutiapa : le eché cal. Mi tema de hoy es otro que no deja de tener conexión con lo que inició esta fiesta. Aquello fue una llamarada de tuza, se propagó en instantes y entonces el adormecido e invisible pueblo despertó,…

Continuar leyendo…

Hoy sí, ¡le echaron cal!

¡Aguas con los harinazos que caen del aire! Érase una vez una bolsa de harina, ¿o de coca? ¿heroína? ¿gelatina en polvo? ¿Gamexane? ¿Racumin ?, ¿sal inglesa? ¿bicarbonato? ¿de cal con sal ? ¿era una, o eran dos o tres? Como los elefantes que se columpiaban sobre la tela de una araña. ¿Cuántos eran los aquellos muchá? Hoy me recordé de las bolsas de orines que pasaban reviradas en las gradas del estadio, ¡abajo todo mundo o refrescados! Pero tengo la duda, ¿se estaba polveando o le echaron el polvo? Porque qué clavera de echarse el polvo en público pues.…

Continuar leyendo…