Hojarasca

A veces te aparecés en mis sueños
en mi mundo desierto bajo siete llaves
observás mi encierro
y entendés mi incomunicación
tus ojos de mirada desnuda
me despojan de todo pánico
y es imposible escudarme de tu delicadeza,
porque todos mis miedos se vuelcan a tus pies.

 
Tímida y desconcertada
inmersa en el silencio de mi encierro
te acaricio, como hojita de verdolaga,
flor de las diez a las once de la mañana
tu frescura es la del rocío de la flor de achiote
como el chacté y los azahares
tu belleza es de esplendor.
 
A veces te aparecés en mis sueños
y te converso, absorta en mi delirio
murmuro manifiestos inteligibles
grito desde el abismo acre, aturdida
y vos estás ahí,
como chicharra al atardecer
con tu canto de esperanza,
luciérnaga de agosto
tu donaire es de ilusión.
 
A veces te aparecés en mis sueños
y hojarasca
sos el viento que despierta los mares,
y el que arrulla el vaho del amanecer
sos la dulzura del momento amargo
amor mío, sos el candil que ilumina mi ser.
 
Ilka Oliva Corado
10 de junio de 2017, Estados Unidos.

2 comentarios

  1. Dennis Orlando Escobar Galicia

    Me gustan sus poemas. Los entiendo muy bien. Eso de te acaricio como hojita de verdolaga solo lo entendemos los que conocemos que esa plantas es de hojas suculentas. Una vez más reitero que me gusta su poesía porque es sencilla y con palabras nuestras, de nuestro entorno.

Deja un comentario