Amarte

Con los sentidos
con la piel desnuda
en la quietud.
 
Amarte en el salitre de la tormenta
con la sangre enardecida
en la poesía delicada
con plenitud.
 
En las alboradas otoñales
en cada retoño de abril
amarte en mi locura
con mi inexpresión
con mi caos
con mi inestabilidad
amarte, amarte, diafanidad.
 
Amarte en agosto
en cada pétalo de girasol
en la brisa tenue
cuando el verano dice adiós.
 
Amarte cada instante
con fascinación
con sorpresa
en la proeza
de este cansado corazón.
 
En el encanto de las fogatas en soledad
en la nostalgia de las tardes de los domingos
amarte los lunes a deshoras
en mis abstractos incomprensibles
en mi cólera enfermiza
en mi frustración
amarte con el anhelo de la intuición.
 
Amarte, amarte
todos los días a todas horas
en la penumbra de mi insensatez.
 
Ilka Oliva Corado.
19 de septiembre de 2016.

Deja un comentario