Renuncia

Duele respirar
entre el vacío y la guerra
en la insensibilidad
en el bullicio burlesco
en la atrocidad.
 
Duele el alba teñida de sangre
su herida viva
su grito acorazado
su insondable dolor.
 
Duele la inercia de los pasos derrotados
el desaliento
el olvido
la vejación.
 
Duele el anhelo apesadumbrado
vencido en el hastío
agonizante en la frustración.
 
Duele la vida
renuncia la ilusión.
La tristeza esboza ocres
en su abandono.
 
Ilka Oliva Corado.
Septiembre 08 de 2016, Estados Unidos.

2 comentarios

  1. carolina escobar sarti

    Todo mundo deja (mientras cambia una cosa x otra). Renunciar es de pocos.

  2. Pingback: Renuncia — Crónicas de una Inquilina | gramirezblog

Deja un comentario