Niña de monte

Jugás entre matorrales
Saltás los zarzales
Corrés libre en los cerros
Tu canto es sonoro
El viento que sopla
Arrulla tus anhelos
Acaricia tus cabellos
Jugás a soñar.

 
El caminón enlodado
Es tu compañero
La lluvia más densa
Que empapa la teja
Se resbala y se aleja
Rumbo a la quebrada
Donde las bestias vas a aguar
Siempre te espera
Irás a jugar
Con las libélulas y las dormilonas
Con las flores silvestres y el zacatal.
 
La siembra que crece
Florece a tus pies
No hay poema más bello
Que el de la tapisca
Niña siempre arisca
Tu esencia es montés.
 
Niña de carrascal
Lejos de la urbe
Del pavimento
Y de la falsedad
Tu vida en el cerro
Es prosa silvestre
Única es tu identidad.
 
Que nadie te toque
Que nadie te hiera
Que nadie se acerque
A tu vergel.
 Audio aquí.
Ilka Oliva Corado.
07 de abril de 2016
Estados Unidos.

2 comentarios

  1. Hermoso leerlo y escucharte… lo guardo en mi corazón Ilka… Muchas gracias!!!
    Abrazos!
    Magda

Deja un comentario