De no publicar en Guatemala

Ya me han preguntado varias veces en entrevistas que me han realizado y siempre he decidido saltarme la pregunta, dándole tiempo al tiempo pero todas las horas se llegan y ésta también y decidí que sea en mi blog la primera vez que yo hable de esto en público y por respeto a los lectores que me leen en mi país de origen y que me escriben preguntándome.

Me han preguntado por qué no he publicado mis libros en Guatemala. La respuesta es simple, yo toqué y toqué y toqué puertas en todas las editoriales guatemaltecas y no se dignaron siquiera a responderme el correo. Para mi dolor la primera editorial en donde toqué puertas fue en la de la Universidad de San Carlos de Guatemala, con mi ilusión de niña quería que la que había sido mi casa de estudios me publicara. Tampoco obtuve respuesta alguna. Luego toqué puertas en las otras editoriales y sucedió lo mismo.

Lamento mucho que mis lectores en Guatemala no puedan adquirir mis libros publicados allá. Hasta el momento solo se han publicado en Amazon.com pero esta casa editorial distribuye en todo el mundo, así es que desde cualquier país se pueden adquirir. Ellos los envían.

Y yo comprendo muy bien que mis textos no calcen en las líneas de publicación de las editoriales en Guatemala, que no sean tal vez lo suficiente buenos y llamativos como para que una editorial se arriesgue a publicarme. Soy una persona que desde niña ha hecho sus cosas sola, que no recurre a favores para luchar por sus sueños, yo sola toqué puertas y no se abrieron y no recurriré a nadie para que haga magia y las abra por mí. Eso es lo más fácil del mundo, pero no me gustan las cosas fáciles. Si me llevo un pedazo de pan a la boca es porque es fruto de mi trabajo, y si un día una editorial me publica un libro será por la misma razón, no porque utilice de escalera a otros.

Quiero decirles a mis lectores en Guatemala que me cansé de tocar puertas en mi país, lo hice estando allá y lo hice en mi faceta de escritora ahora que estoy fuera, y nunca se abrieron. Con esto decirles que decidí nunca más en la vida tocar puertas en mi país de origen. Que esto no tiene nada que ver con una inminente deportación, porque eso es lo más seguro en mi vida, (después de la muerte que es lo más seguro que tenemos todos) y si sucede pues llegaré, llegará mi cuerpo, pero mis alas ya no pertenecen a Guatemala, creo que nunca le pertenecieron a mi país, creo que mis alas estaban hechas para surcar otros horizontes lejanos. Y si me deportan desde allá volarán a cielos lejanos, como lo hacen hoy desde este confinamiento que decidí vivir.

Así es que lamento decirles que por mí, mis libros nunca autorizaré que se publiquen en mi país, no haré gestión alguna. Toqué puertas y me discriminaron y podré ser todo en la vida pero mi dignidad es intocable. He comenzado a tocar puertas en otras editoriales en otros países y estoy segura que tarde o temprano se abrirán.

Bueno, es algo que les tenía que decir, porque los respeto, los estimo, porque merecen que les diga la verdad, que conozcan mi sentir. Creo que me había negado a aceptar que estoy 100% fuera de Guatemala y todo lo que eso conlleva. Me había negado porque duele, pero ahora ya no soy parte del riachuelo, por más que me empecine, por más que vuelva en mis letras, en mis nostalgias, por más que me aferre a mi memoria, la vida me ha hecho encontrarme con el inmenso mar donde nadan las almas en desarraigo que no tienen patria. Es hora de aprender a nadar dentro de la tormenta.

Posdata: he escrito esto sin ninguna ínfula, sin ningún aire de mártir. Mi amor por mi país de origen no se discute, seré hasta el último día de mi vida comapense de pura cepa, mujer de pueblo, de aldea y de arrabal. Mi amor, a mi gran amor Ciudad Peronia.

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado contacto@cronicasdeunainquilina.com

Octubre 15 de 2015.

Estados Unidos.

Un pensamiento en “De no publicar en Guatemala

  1. Hay cosas, decisiones en la vida que no se discuten, respetamos su decisión, especialmente cuando es por dignidad, lo más preciado del ser humano es su dignidad, por lo que amiga Ilka, como su lector admiro su posición ante las diferentes situaciones de la vida; hay que aprender mucho de tí, hay que seguir escribiendo, es nuestra mejor arma para hacer equilibrio ante los mecanismos de autodestrucción que ha creado la humanidad, hay que escribir la dignidad; el sistema hegemónico desea nuestra sumisión, pero eso jamás.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s