Sandra Torres en el país de la misoginia patriarcal.

Lo que le espera a Sandra Torre en Guatemala es casi nada: ser lapidada por una sociedad visiblemente  patriarcal, de doble moral, clasista y misógina.
Una sociedad donde las mujeres les tiran piedras a otras, siguiendo con normas impuestas que unas copian al pie de la letra porque les conviene jugar del lado del patriarcado para beneficio de su comodidad profesional y personal. ¿Aló arribistas? Porque con esto logran encajar en ciertas burbujas donde no hay aire que despeine. Una terminología del insulto que promueve la violencia de género tanto en hombres como mujeres. Por un lado están quienes lo saben perfectamente y por el otro los que por ignorancia lo repiten. En ambos casos los protagonistas apestan a boñiga.
En su mayoría quienes insultan a Sandra Torres son los que en las elecciones pasadas dijeron que era mejor una ladina para vicepresidenta que una indígena, porque la ladina nos representaba bien como país. Por supuesto refiriéndose a la hoy (merecedora al premio de mejor actriz) triste flor marchita Roxana Baldetti. Quién la hubiera visto en el proceso de botón a flor en esplendor cuando destilaba arrogancia, veneno y poder.
Muchos periodistas de altos vuelos y creyéndose intectuales (porque viven en un país donde dos o tres pelones leen) mostrando a toda luz su carácter machista intentan minimizar a Sandra Torres diciendo que era ella quien llevaba los pantalones en el gobierno de Álvaro Colom. ¿Acaso les pesa que una primera dama tenga carácter y protagonismo? Porque aquí el punto no es lo que ella hizo como primera dama, sino la insolencia según los misóginos de ella al salir de las sombras del esposo lugar que le debía corresponder por orden milenario. ¿La quieren de maniquí como a las tantas otras? ¿Qué posen nada más para la foto y que se vistan elegante, se bañen en lociones caras y vivan a la sombra del presidente? Porquería de “profesionales” que por desgracia están en los medios de comunicación alienando mentes que de por sí están más que podridas. Si van a debatir, si van a opinar háganlo como personas cabales no atacando con violencia de género. ¿En dónde están todas esas perchas de títulos universitarios de las que tanto alardean? Úsenlas para ir al baño porque no les sirven de nada.
Es inadmisible el nivel de campaña negra que están lanzando en su contra, con una violencia de género increíble, cosa que no sucede con un candidato hombre o que nunca se vio con la candidatura de Roxana Baldetti, el clasismo y la hipocresía pesan. Hipocresía porque cuando esa clase media urbana destartalada se vio tocada en los bolsillos, como toda proyección de intelectualidad y arrestos dio por atacarla como mujer, con insultos, con carteles que la denigraban como mujer, carteles que cargaban orgullosamente mujeres, niñas, adolescentes, estudiantes universitarios, profesionales de le educación superior: catrines ellos. Y no solo la atacaron a ella como mujer, porque Guatemala sufre del mal de la homofobia y arremetieron contra sus hijos, que a nadie le tiene que importar si son homosexuales o no, pero los denigraron, los redujeron, los acosaron con tanto insulto a ellos y por ende a la comunidad TGBTI.
Esas redes sociales que en otros países son plataforma poderosa para los movimientos sociales en Guatemala es reducida a una palestra donde figuran la hipocresía, la doble moral, la homofobia, el odio, la altanería: jamás la consecuencia política y humana. Las redes sociales en Guatemala son ese hilar de estupideces que bien disfrutan las cabezas vacías que viven de pelar a los demás. Donde desfila la misoginia a todo lo que da. Creo que no tengo que explicar con manzanas qué nivel de la sociedad es la que tiene acceso a un teléfono inteligente y a una computadora.
Independientemente de lo que Sandra Torres represente para la política guatemalteca en estos momentos, jamás debe ser atacada como mujer ni personalmente, si se le va a cuestionar, si se le va a criticar, a exigir que sea en su responsabilidad como candidata presidencial se tiene que hacer con respeto. No promovamos la violencia de género que nos perjudica a todos, que a todos nos minimiza como seres humanos porque con eso lo que hacemos es respaldar los insultos, los golpes, las violaciones sexuales y las feminicidios, recordemos que una cosa lleva a la otra.
Para las mujeres que como toda crítica la acusan de puta les recuerdo que todas las mujeres somos putas. Para los hombres que la intentan insultar diciéndole puta, les recuerdo que son hijos de una puta, que sus hermanas son putas, que sus abuelas son putas, que sus novias, amigas, esposas, compañeras, hijas también lo son. Que ustedes mismos son putos. Para quienes en estos momentos le dicen a Baldetti hija de puta, recuerden de dónde nacieron.
¿Cómo pretendemos que Guatemala florezca si nosotros como sociedad somos una peste que aplaude, respalda y promueve la violencia de género? Cómo pretendemos que llegue un gobierno que haga cambios profundos si el cambio debemos empezarlo nosotros y ni por dónde que eso sea posible. Cómo pretendemos que el sistema de justicia funcione si nosotros mismos promovemos y ejercemos la violencia. ¿Cómo pretendemos que no existan los feminicidios si nosotros a una candidata a la presidencia le decimos públicamente que la queremos ver despedazada en una bolsa plástica tirada en una cuneta? Si hacemos mofa de su físico, de su forma de hablar.
En fin, acúsenme como siempre lo hacen de no amar Guatemala, de que no tengo derecho de opinión porque vivo fuera. Acúsenme de lo que quieran yo no aplaudiré hipocresías, ni clasismos, ni a cachurecos y mucho menos la violencia de género.
Y mucho ojo con esa vergüenza del periodismo guatemalteco que tiene sus intereses muy bien definidos y que quiere hacer ver a Sandra Torres como el inmenso monstruo de mil cabezas que con sus brazos de pulpo quiere asfixiar a un “pobre y honesto” Jimmy Morales. (Tan ojete como el propio genocida Otto Pérez Molina).  Pero ese es tema para otro artículo.
Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado
29 de septiembre de 2015.
Estados Unidos.

20 comentarios

  1. Interesante, interesantisimo articulo. Lleno de verdades que no pueden se refutadas, aunque el cerebro se exprima para hacerlo. Lamentablemente es la idiosincracia de nuestro pueblo, donde una sociedad machista es la que sale a la palestra pero que ha sido creada por un matriarcado acerrimo y un feminismo mal entendido a veces o la mayoria de las veces. Grandes han sido las faltas de respeto hacia ambas dama y a otras mucha que conforman la participacion femenina en el devenir administrative de nuestra sociedad. No se ataca, no se cuestiona a la mujer como un funcionario publico, se la ataca por el hecho de ser mujer. No podemos hacer la abstraccion de la persona para un enfoque objetivo y racional de un problema. Se habla de homofobia, misoginia y muchas cosas mas, recalcando una vez mas el lamentable rol de la mujer en la creacion de estas taras sociales que ahora nos afljen. Se cree en nuestra sociedad que se tiene el derecho a irrespetar, a denigrar, adegradar, pero, se puede culpar a esa socieda cuando lo que se hace es el unico escape a una grande fustracion. Digno de estudio seria o sera lo expuesto para los muchos o pocos intelectuales o seudo intelectuales que pululan las letras de nuestro mundo letrado.

  2. felisidades Ilka me gusto el articulo un abraso solidario desde Indiana

  3. Constantino Estrada

    He compartido tu artículo paisana en Fb en la pagina Guatemaltecos en el Exterior Contra la Impunidad, con ese nombre puedes localizarla en “feis”, nos gustaría contar con tus aportes críticos y constructivos, sobre los temas de corrupción e impunidad. Solo tienes que solicitar ser miembro del grupo y asunto arreglado. El encabezado de tu artículo esta expresado así: Excelente artículo y pensamiento crítico de Ilka Oliva Corado, leanlo por favor mujeres de Guatemala, hombres honestos que respetan a las damas y por supuesto las y los enfermos de misoginia:
    “Independientemente de lo que Sandra Torres represente para la política guatemalteca en estos momentos, jamás debe ser atacada como mujer ni personalmente, si se le va a cuestionar, si se le va a criticar, a exigir que sea en su responsabilidad como candidata presidencial se tiene que hacer con respeto. No promovamos la violencia de género que nos perjudica a todos, que a todos nos minimiza como seres humanos porque con eso lo que hacemos es respaldar los insultos, los golpes, las violaciones sexuales y las feminicidios, recordemos que una cosa lleva a la otra”. Ojalá podamos contar en el grupo contigo. Gracias, por difundir tu pensamiento conscientizador.

  4. He escuchado a mujeres que argumentan que por el divorcio de Sandra es que no les parece para presidente. Por eso me parece muy acertado todo tu ártículo. Vivimos en una sociedad misógena, racista, clasista…, y así a dónde vamos a llegar?

  5. Hola Ilka. La cultura patriarcal está tan bien asentada en Latinoamérica, que se pueden contar con los dedos quienes la desafían. En Guatemala esa cultura ha sentado cimientos profundos al grado que se transforma en es una frustración constante luchar contra ella. De acuerdo contigo 100%, pero tu ideario y visión de lo que sucede en chapinlandia es igualmente compartido, desafortunadamente, con un reducido número de personas que si entienden la realidad del país. Precisamente hoy me entero que, como una repetición de terror, que 3 mujeres fueron asesinadas en una aldea de Jutiapa. La crítica y los insultos en contra de Sandra eran de esperarse, pero no tanto por ser una “puta” como dicen algunos, sino por su historia de desafío del sistema cuando apoyó el movimiento revolucionario y que en la práctica puso en ejercicio con todo éxito su programa de solidaridad social con varios proyectos. La realidad es que el grupo dominante, sus seguidores y un gran porcentaje de guatemaltecos de la ciudad, alienados por los espejitos de la extrema derecha prefieren para presidente cualquier monigote que alguien que, aunque sea perimetralmente distante, les ponga en peligro sus intereses económicos. Es allí donde está el detalle, por eso es que atinadamente Sandra se está acercando a los sectores mas reaccionarios para ver si saca algún provecho de su imagen. Jimmy me aflige tremendamente, creo que sería un retroceso en el respeto a los derechos humanos y que podríamos retornar a aquellos días aciagos en que luchar por el pobre era una herejía contra el status-quo. Mi mejor deseo es que si Sandra llega al poder, también además de los programas sociales, incluya en su gabinete y direcciones generales mas mujeres.

    • Qué excelente comentario. Por supuesto lo de la desgracia patriarcal es mundial.. Lo demás es peste guatemalteca… Felicitaciones por este comentario así sí da gusto… Pase adelante está sin tranca (tráigase un muñeco de tortillas yo pongo el conqué).

      • Las tortillas te las debo por que acá en NC sólo respiramos pan, y ahora con Joaquín que se ha revelado contra las costas del Este de éste país y nos obsequie inundaciones como nunca, mejor es quedarse en casita. Un abrazo y felicitaciones por tu “courage” como dicen los gringos para darle a uno ánimo en los tiempos de tribulaciones.

  6. Por supuesto que tienes raxon en esta. Vieja loca..vieja Pu.. comunista, ladrona..se divorció por ambición. Solo esconde todo lo que planteas anteriormente..aún mas profundo, enseña nuestro racismo hacia el indigena, por sus programas sociales. Ahh pero jimy,aun y para las mujeres , es el macho chapin. No muy listo, pero honrado, con sus aventuras fuera de matrimonio, perdonables, hoy cristiano de domingo. Chingon y chispudo. En dos palabras un buen macho Chapin.
    Ahh pero a la vieja divorciada…aunque los que critican el 90% tambien son divorciados…ahh no vos, en mi caso fue distinto..si pues!!!!.
    No ni pensar a darle el voto…prefiero el inepto..al que te dice que no divulgara su plan de gobierno por “estrategia”..o sea saber que chingados quiere hacer en el gobierno..votaremos por nuestro buen hombre jimy..y no por esa vieja loca. Y es asi como seguimos hundiendonos.

  7. Hola Ilka, como siempre es un deleite leer tus artículos, cargados de verdad, humor y muchas veces de cosas que no nos gusta leer.

  8. La clase urbana y ahora por los medios de comunicacion electronicos no tan urbana, es esa a la que pertenece el panzon que andubo de putas el viernes pero el sabado da abrazos de franciscano en el bautizo con la familia el sabado, o la señora que dicen que derecho tienen esos huevones…a recibir una bolsita…cuando ella fue educada en el mejor colegio con los mejores prejuicios que puede encontrarse en latinoamerica, al adolecente que despues de comprar su carro nuevo para parecerse siempre a alguien mas, le gusta jugar al revolucionario yuppi de fin de semana y el domingo a rapido y furiioso….no entiende que vale mas 3 minutos de escuchas que la cia le da a la cicig que 18 sabados de autocomplasencia…..aca a esta clase si te ve en traje tipico sos un indio revoltoso… que porque no vienen a luchar por los derechos de los capitalinos? Pero ni hablar pobre Jimmy que malos son con el…..si el solo esta al servicio de los mismos … para depertar a lo mismo ….el juego de la mosca diria Miguel Angel…y tambien diria que mal agradecimiento no querer abrir los ojos a tanta manipulacion….. Señorita Ilka…le toca la de Cassandra… Gritando por toda Troya…. pero el caballo tiene muchos años dentro…solo le pido que no se desanime y si se desanime que no desmaye… y si desmaya que regrese siempre hecha flor. Solo una recomendacion o dos Carl Jung y la mas importante Jiddu Krisnamurti…

  9. Yo he leído comentarios de mujeres que le dicen a Sandra “vieja puta, mal nacida, ladrona, asesina, etc,etc.” y me entran unas ganas de llorar. ¿Cómo una mujer pueda decirle eso a otra mujer?. Llora sangre el poco amor propio que las mujeres se tienen, porque una mujer que se aman y se valora no atropella con sus palabras pendencieras a otra. Independientemente de su pasado, y del hecho de que todas tenemos pasado, está el hecho de que si no le vas a Sandra no votes por ella y punto. Pero no hay necesidad de insultarla porque al hacerlo decimos más de nosotros que de ella. Gracias por su publicación Ilka, espero que al menos toque un par de conciencias y antes de insultar pensemos si de lo que vamos a decir tenemos pruebas, si aporta y si es positivo. Todo lo que sembremos eso cosecharemos.

    • Carmen, el intentar desacreditar a un mujer es un crimen. Más si viene se otra mujer. Todos tenemos que liberarnos del patriarcado, empezando por las mujeres que somos las que criamos hijos machistas, abusadores e hijas sumisas… Hay que cambiar esto.

  10. Pingback: Guatemala – Sandra Torres en el país de la misoginia patriarcal | Latinoamérica - La patria Grande

  11. Pingback: Sandra Torres en el país de la misoginia patriarcal. | Pagina Popular

  12. Susana, gracias por comentar. Es tan triste que como mujeres nos despedacemos de esa forma, que también los hombres nos despedacen. En Guatemala pesa mucho el clasismo, el vivir de apariencias, en sentirnos superiores, el alardear. Muy poca conciencia social, muy poca humanidad. Respecto a lo demás de tu comentario acerca de los programas sociales y lo que ella significa para la política en estos momentos escribiré otro artículo, aunque intuyo que ya sabrás la línea que llevará. 🙂
    Abrazos.

  13. Pingback: Sandra Torres en el país de la misoginia patriarcal | Día del Sur Noticias

  14. Dennis Orlando Escobar Galicia

    Me gusta tu opiniòn. A la Sra. Torres, tanto los “hombres” como las mujeres, la atacan no por sus argumentos polìticos ideològicos; la atacan porque no tiene un rostro y una figura de modelo mediàtico. Ademàs la atacan porque su mequetrefe exesposo no asumìa liderazgo y tan solo veía pasar el agua, y ella, en cambio, no aceptò a ser la sombra y asumiò posturas valerosas. Vale recordar que su principal detractora fue nada menos que Roxana Baldetti, a la que consideraban muy “fisiquìn” y digna compañera de fòrmula del genocida Tito.

Deja un comentario