Guatemala: el país de la eterna impunidad.

La noticia que ya no causa espanto, el genocida Ríos Montt es declarado mentalmente incompetente por el Instituto de Estudios Forenses, con toda la intención de que el violador de Derechos Humanos no enfrente el Juicio por Genocidio, solo confirma que seguimos con la cabeza metida en el agujero. ¿Cuántas patrañas más para que siga Guatemala sumida en la impunidad? ¿Cuántos embajadores estadounidenses más seguirán metiendo sus narices en las decisiones que solo corresponden a los guatemaltecos? ¿Vamos a seguir permitiendo que Estados Unidos imponga su voluntad sobre nosotros? ¿Qué la oligarquía siga moviendo las piezas del tablero? ¿Qué siga esta violencia institucionalizada que está acabando con nuestra tranquilidad? ¿Qué siga esta dictadura silenciosa? ¿Vamos a seguir negando que hubo genocidio?

Momento propicio para realizar “ese estudio” y sacar de la línea de fuego al genocida, si Guatemala está vuelta un caos y olvida pronto. Por ahí leía una frase que se ha hecho popular en los carteles que desfilan en las manifestaciones de los sábados, “se metieron con la generación equivocada” pues que se vea, hay que demostrarlo.

Los únicos que han estado en pie desde siempre han sido los campesinos y los Pueblos Indígenas, ellos sí han llevado palo y están ahí con la consecuencia en acción. ¿Para cuándo se les unirán los capitalinos? ¿Esos estudiantes que están formando colectivos y organizan ponencias? ¿Para cuándo esa creatividad hermosa que lucen en los carteles se convertirá en acción? Hablo de una verdadera maniobra.

No se puede jamás en la vida venir a exigir cambios si primero no se reconoce el Genocidio, si no se respeta la Memoria Histórica. Si esas masas que salen a manifestar por la corrupción siguen negando que hubo Genocidio. Esa hipocresía nuestra, conmemorar el Holocausto y negar el Genocidio. Es por eso que la peste que tiene al gobierno infestado se ríe de nosotros en nuestras narices, si nosotros mismos con nuestra doble moral le faltamos el respeto a nuestros hermanos. ¿Con qué derecho entonces exigimos honestidad de parte de las autoridades si nosotros estamos negando el Genocidio irrespetando con esto nuestra Memoria Histórica? No creen ustedes que es tiempo que vayamos por los cambios que corresponden? Ellos pretenden aprovechar el momento de turbulencia para que siga impune el genocida, pues nosotros demostrémosles que en realidad despertamos y que vamos a luchar porque ese Juicio por Genocidio se lleve a cabo y los culpables paguen. Que nuestra intención de cambiar Guatemala es real, que no se trata de doble moral y que vamos a empezar por donde corresponde.

Es ilógico que se pelee por reformas que tienen que ver con partidos políticos y no vayamos por la Asamblea Nacional Constituyente. Hay que cambiar de estrategia las marchas de los sábados funcionaron pero ya no, aunque volvamos una navidad las noches con los farolitos y estrellitas encendidas, aunque vayamos con las batucadas y los cascarones de tortugas como en las posadas. Cambiemos de método. Pero, ¿hasta dónde seremos capaces de dar? ¿Hasta que el cuero aguante o solo ahí nomás? Muchos clasemedieros y estudiantes de universidades privadas dicen que este es solo el inicio, y los comprendo para ellos que nunca estuvieron involucrados en las luchas del pueblo raso y han estado del lado del opresor con su silencio y apatía, esto que se vive hoy en día les ha de resultar emocionante, y se les agradece y qué bueno que ya estén empezando a despertar.

Sinceramente yo creo que los del inicio han sido los campesinos y los Pueblos Indígenas, y ellos llevan siglos en las luchas que a los clase media y urbanos les han importado un bledo. Así es que vamos poniendo las cosas en su lugar. Que ellos se unan es otra cosa, que tengan motivación y sean innovadores también. Pero los arrestos son de los campesinos, los obreros, proletarios y los Pueblos Indígenas. La cosas como son. No he visto a masas clase media apoyando al Pueblo Ixil que se ha apostado frente al Congreso. Ni siquiera para llevarles un vaso de agua y un pan con frijoles, tomando en cuenta que ellos han gastado en pasaje, que sus salarios son de miseria y que viajaron desde lejos. ¿Los apoyarán ahora que quieren darle carpetazo definitivo al Juicio por Genocidio? ¿Hasta dónde llega el despertar que tanto lisonjea la clase media y los estudiantes de universidades contando la USAC? USAC es pueblo, andan diciendo, ¡pues que se vea! Porque fue al pueblo raso al que violaron , torturaron y masacraron los genocidas. No se puede llamarle corrupto a un genocida como Otto Pérez Molina. Si vamos a hacer algo pues hagámoslo como es, es genocida y también corrupto. Que no nos dé miedo ver las cosas como son.

¿Qué tal un paro general? ¿Qué tal que las marchas sean entre semana? Claro, entre semana es imposible nos despiden del trabajo. Entre semana solo van los campesinos y los Pueblos Indígenas, y duermen en la calle y amanecen al siguiente día y están ahí. Las marchas entre semana solo las llevan a cabo estudiantes y docentes combatientes como los chilenos, por eso han logrado reformas a las leyes en educación. Manifestaciones entre semana solo las hacen los indignados griegos y los españoles. ¿Cuándo vamos a votar por una izquierda en Guatemala como en Grecia y España? Claro, ¿cuándo la izquierda guatemalteca llevará gente honesta a las urnas para que el pueblo las vote? ¿Cuándo vamos a mandar a la mierda a Estados Unidos como Grecia a mandado a la Europa cuatrera? Gran lección nos dio Grecia, sus manifestaciones sí han tenido resultados consecuentes. Lo de nosotros se está convirtiendo en pretexto para reunirnos los sábados con los cuates, hacer un poco de ejercicio caminando en las marchas, tomarnos la foto y después ir a echarnos los tragos y ahí murió. Con esto ya tenemos la conciencia tranquila, y seguimos negando el Genocidio. O sea, tenemos conciencia pero tampoco para tanto.

¿Qué es lo que nos detiene a exigir una Asamblea Nacional Constituyente? ¿Nuestra doble moral? ¿O es que somos tan ingenuos como para pensar que hay un solo candidato político que nos represente? No lo hay, ni en la izquierda que en Guatemala siempre ha sido mezquina. No es tiempo de llamar a pensar mejor nuestro voto porque por cualquiera que votemos solo estaremos contribuyendo a que siga la impunidad y la corrupción y a que se pierda nuestra Memoria Histórica. Hay que cambiar de estrategia lindas fueron las marchas de los sábados y todo lo que quieran pero ya no funcionan. Si queremos cambios reales hay que apretar la tuerca. ¿Estaremos dispuestos o lo de “somos la generación del cambio y se metieron con la generación equivocada” es palabrería de niños bien?

En Guatemala sí hubo Genocidio y hasta que todos lo comprendamos y dignifiquemos nuestra Memoria Histórica tendremos la integridad para exigir una limpieza en el gobierno y en el sistema. El cambio comienza en nosotros. Nosotros somos el cambio.

¿En qué estamos colaborando para que esta impunidad siga reinando en el país? ¿Qué estamos dispuestos ha hacer para que desaparezca? Y por favor, no son necesarias las patadas de ahogado de aquellos que dicen “pero es que yo ya hice, ya cumplí ahora le toca a otros.” Aquí los de verdad hicieron, hacen y seguirán haciendo, porque la lucha es para toda la vida. Los que recién empiezan bienvenidos, respiren porque  el camino es largo.

Érase una vez un lugar llamado el país de la eterna primavera.

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado.

Julio 08 de 2015.

Estados Unidos.

2 pensamientos en “Guatemala: el país de la eterna impunidad.

  1. Comentarios como este me nutren para llegar a una definiciòn del guatemalteco urbano. En virtud de que Guatemala es multinacional es difìcil definir la idiosincrasia de la gente guatemalteca en general. He sabido de reuniones de profesionales de todas las disciplinas y nunca se han puesto de acuerdo en una definiciòn genèrica del guatemalteco. Con la actual coyuntura me estoy dando cuenta que el guatemalteco urbano es sentimentaloide y “alcahuete (acà se usa ese tèrmino para el que es complaciente y perdonador con el culpable, hasta de delitos de lesa humanidad). Ya he oido a muchas personas de mi alrededor decir que pobrecita doña Roxana Baldetti, que ya no sigamos haciendo leña del àrbol caìdo. Bueno…y muchas otras expresiones como esa.

    Me gusta

    • Vaya por fin alguien congruente. He estado recibiendo comentarios que no publico porque solo son insultos hacia mi persona, de gente claro que ha ido a manifestar y que niega el genocidio. Me dicen que no sea cizañuda y que apoye las marchas porque es lo que tenemos, já, las he apoyado pero no apoyo la doble moral ni el racismo, ni la inhumanidad. Solo una persona inhumana niega el genocidio. Yo exijo que la gente sea honesta y que tenga una conciencia real y que no ande manifestando solo cuando les tocan los bolsillos. Estas manifestaciones no han sido por la hambruna, ni por la falta de recursos en las escuelas ni en los hospitales, (que claro son producto de la corrupción) han sido porque se sintieron tocados en sus bolsillos, no por conciencia y sentir en dolor de los otros. Ir a manifestar y negar el genocidio es algo más que doble moral, es algo inhumano.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s