La marcha de la hipocresía.

Mientras el mundo tiene puestos los ojos en Francia y en la “marcha de los hipócritas” –me refiero a la foto del recuerdo que se tomaron líderes políticos en un remedo de marcha en las calles de París, en completa soledad, alejados del pueblo que se manifestaba de verdad- han muerto 35 niños y ancianos refugiados de Siria en Turquía, Líbano y Jordania debido a las temperaturas gélidas. Pero esto no es noticia. Esas vidas son insignificantes. -Como también lo son las vidas de los caricaturistas de Charlie Hebdo, pero fue una excelente plataforma el atentado extremista para que líderes políticos terroristas salieran a expeler boñiga-. Estos líderes políticos capitalistas jamás se manifestarán por ellos. Todo lo que tenga que ver con Siria solo corresponde a las personas que tienen conciencia de verdad. Ahí los religiosos radicales se quedan fuera, entran solo los religiosos revolucionarios, rechazados y consecuentes. Pocos. Lo demás es inmundicia.

Mientras los intelectuales y periodistas del mundo están en guerra de ideologías y credos, desmenuzando las causas del ataque contra la revista francesa Charlie Hebdo, en México, el ejército reprime a los padres de los 43 alumnos normalistas desaparecidos y los medios de comunicación oficiales lo anuncian en portada de ésta manera: “normalistas agreden al ejército en Iguala.”

Mientras que la libertad de expresión es un estira y encoge entre majaderos que señalan a los caricaturistas de Charlie Hebdo   y los responsabilizan de haber provocado su propia muerte, en España amanecen muertos en los basureros varios indigentes de la tercera edad debido a las gélidas temperaturas, los medios de comunicación no se percatan porque esa no es noticia. En Guatemala periodistas que nunca se pronuncian cuando el gobierno de militares de derecha extrema, reprime a otros periodistas, resulta que sienten en el alma lo que les sucedió a los caricaturistas de Charlie Hebdo. ¡Alabado sea el Señor de las hipocresías y del oportunismo! Curioso también que quienes aprueban el atentado contra Charlie Hebdo en su mayoría sean personas de derecha extrema por lo tanto religiosos radicales.

Jamás se vería una “marcha de los hipócritas” exigiendo el rescate por las más de 275 niñas secuestradas en Nigeria. Tampoco para exigir la eliminación de la ablación de clítoris en tantos países del mundo. Ésta práctica atenta contra los Derechos Humanos de las niñas y sus propias vidas. ¿A quién le importa eso? Solo son niñas, solo son mujeres… ¿Cuántos de estos líderes se manifiestan contra los matrimonios infantiles en los que obligan a niñas a casarse con hombres que les triplican la edad? Esa frase tan conocida, “mejor casada que violada” es una bofetada a los Derechos Humanos.

Una marcha así de la hipocresía de líderes políticos por los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero, México. Cuántos de estos políticos de países “desarrollados” han movilizado a doctores para que asistan la emergencia de ébola en África, ¿cuántos? ¿Aló Cuba? ¡Siempre Cuba! ¿Cuántos de estos países otorgan becas a estudiantes palestinos. ¿Aló Venezuela? ¡Siempre la Venezuela Bolivariana!

¿Cuántos de estos países dan refugio al pueblo Sirio? ¿Aló Uruguay? El Uruguay de Mujica.

Mientras que lo acontecido en Francia es un hervidero de oportunismo que sirve para desviar la atención de las masas, de lo que en realidad sucede, el capitalismo nuevamente ha matado a Fidel Castro y propagó la noticia como pólvora. Pero ni la propia muerte –quirina que andando se orina- puede contra él, mucho menos unos escuálidos capitalistas.

Mientras tanto…, Israel sigue atacando Gaza. Y calladitos todos porque calladitos se miran más bonitos. Mientras tanto…, Obama –con sus once ovejas- califica de ilegal la intención de Palestina de sumarse a la Corte Penal Internacional. Claro, le tiemblan los tibios y sigue apoyando firmemente a Israel.

Y como siempre desde los tiempos de Chávez, los zarpazos capitalistas no dejan respirar a Venezuela. Cualquier distractor internacional es bueno para lanzarse con todo contra la Revolución. Ahora con el sabotaje de alimentos, ese boicot que propician los de derecha extrema porque están en contra de todo avance de su propia patria. Están desapareciendo toneladas de alimentos y de artículos de primera necesidad para crear un desabastecimiento y que ponga a Venezuela en crisis para que su propio pueblo se vuelque contra sus líderes revolucionarios. ¿Qué tanto le pesará la Revolución Bolivariana a Estados Unidos? Que teme que se convierta en una Cuba o en un Rusia y sea inquebrantable. Tanto como le pesa Palestina a Israel.

¿Cuándo veremos una marcha de la hipocresía manifestarse por la libertad total de Venezuela? ¿Por la de Cuba? ¿Por la de Palestina? ¿Cuántos de estos terroristas de verdad harán una marcha para exigir el fin del bloqueo económico a Cuba?

Nunca. Porque ellos son los radicales que le temen a los pueblos en desarrollo.

En Estados Unidos desde los atentados del 11 de septiembre se ha propagado como virus la islamofobia, pero eso no es nada comparado con el odio que se le tiene a Cuba y Venezuela. Solo hay que ver los noticieros y los ataques constantes que hacen los medios de comunicación y el empeño que ponen los periodistas escuálidos en repetir como disco rayado la misma canción a manera que las masas la aprendan y borren de sus cerebros todo pensamiento crítico y ante todo propio. Arrancar de tajo toda conciencia, toda humanidad y todo principio es la primera misión de Estados Unidos. Ya con la mente en blanco ellos se encargan de hacer que las multitudes memoricen América la hermosa…

Por cierto, me preguntaba así por pura curiosidad, ¿cómo se vería la marcha de la hipocresía apoyando el juicio contra el genocida Ríos Montt, y gritándole al mundo que sí hubo genocidio en Guatemala? Digo, de la misma forma en que estos expelentes de boñiga apoyaron el ataque de Estados Unidos a Irak y “el juicio” que le quitó la vida a Saddam Hussein.

¿Y usted qué tal, es chicha o limoná?

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado.

Enero 13 de 2015.

Estados Unidos.

11 pensamientos en “La marcha de la hipocresía.

  1. Que bueno que cada vez vemos con mayor claridad lo que realmente sucede. A veces nos precipitamos y caemos en el juego de los instrumentos mediàticos manejados por el gran capital. Las grandes empresas mediàticos crean una realidad conveniente a sus intereses. Ahora en la era mediàtica de la tecnologìa de punta es cuando màs incomunicados estamos. Saludos.

    Me gusta

    • Lo que me causa tanta curiosidad es que he visto infinidad de comentarios de personajes de extrema derecha que aprueban el atentado. Y muchos otros que se llaman de izquierda, que también lo aceptan como respuesta al ataque de los caricaturistas en sus publicaciones. Creo que aquí entra el poder de discernir más allá de las pasiones, la libertad de expresión tiene que respetarse. Y claro, el aprovechamiento de las autoridades, siempre no se hace esperar. (Como cuando ganó Barrando la medalla en los Olímpicos, el chucho y el coche se querían codear con él pero antes era un indio pisado cualquiera e invisible para todos). DE los periodistas mediocres ni qué decir, todo lo que venga de fuera lo sienten propio, pero lo verdaderamente propio lo rechazan, culeros que son…

      El otro día usted decía que ningún ser humano debería morir por expresarse, sea de derecha o izquierda y tenga el credo que tenga. ¿Por qué los de izquierda respetamos eso y los de derecha no? ¿Por qué los extremismos? Yo rechazo el ataque a la revista y aún así para muchos sea el exceso en sus caricaturas. Yo no lo veo así. A mí cada vez que escribo de la izquierda latinoamericana o de pseudo artistas aprovechados de los mártires, me cae palo, pero aún así publico los comentarios de los lectores aunque opine distinto, porque creo firmemente en la libertad de la expresión.
      En fin…

      Me gusta

      • Usted dice: ¿Por què los de izquierda respetamos eso y los de derecha no?. Me parece que no debemos de ser dicotòmicos porque eso no hace ser extremistas. El idioma requiere precisiòn, considero que tambièn es el momento de tener claros los conceptos de libertad de expresiòn, libertad de informaciòn, libertad de comunicaciòn. libertad de prensa…Bueno…en fin.

        Me gusta

      • Por eso lo escribí así “los de izquierda no, los de derecha sí” . Porque quería ver su respuesta. Usted por lo que veo, no sé, en cierta forma culpa a los de Charlie Hebdo por lo acontecido. ¿O me equivoco? Para usted ellos se pasaron en su extremismo. ¿O me equivoco? Me extraña, no se anda por las ramas.

        Me gusta

  2. Considero que disentir en temas religiosos es uno de los puntos màs susceptibles del SER HUMANO. Yo soy ateo pero jamàs elaborarìa una caricatura obscena de la guadalupana, pero si dirìa que no creo porque es una leyenda propia del pensamiento màgico relgioso.

    Me gusta

    • Pero a eso vamos, se respeta que usted jamás haría una caricatura de ella, pero otros sí, y están en todo su derecho. De eso se trata e defender el derecho a expresarse aunque uno no esté de acuerdo. Abrazos, patojón.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s