Peregrino.

Va por ahí
Sin rumbo definido
El sueño indocumentado
No sabe que es esclavo
Y que lo hirieron a traición
Tan solo siente un gran dolor
Producto del vacío
De una mentira ilusa
Que un anhelo le vendió
 
Le contaron de otros suelos
Con cielos desbordados
Del espejo de los lagos
De la jaula nadie habló
De la cárcel recurrente
Del agravio y la aflicción
 
Va por ahí
Con la pena en el pecho
El migrante siempre arrecho
Dispuesto a trabajar
Con sus manos labradoras
Con sus pies de mil caminos
Es el peregrino
Que a mi poesía hace llorar.
 
Ilka Oliva Corado.
Noviembre 27 de 2014.
Estados Unidos.
 

Deja un comentario