A tiempo de tempestad

A tiempo de tempestad, te busqué para detener las agujas del reloj, posada como sombra de ocaso sobre una laja de quebrada seca, brisa recurrente, cuento los fantasmas de aquellas amuralladas ansiedades, en las hojas que el viento sopla hacia el lugar donde se desatan los infiernos; y plácida te digo amada mía que, me has libertado.
Ilka Oliva Corado.
Nov. 8 de 2014.
Estados Unidos.

Deja un comentario