Un grito de auxilio.

Desde un desierto
En una balsa
En lo alto de una muralla
En la orilla de un río
En el eco de una montaña
En lo oscuro de un túnel
En el camino espinado
En las fauces de un muro
Un grito de auxilio
Qué nadie escuchará.
Un golpe certero
¿Quién quiere emigrar?
Un grito de auxilio
¿Vida dónde estás?
Un grito de auxilio
¿Quién quiere escuchar?
Un grito de auxilio
¿Quién acudirá?
Silencio absoluto
Fue un murmullo nomás
Así sopla el viento en la adversidad.
¿Fue un grito de auxilio?
No, los que emigran no saben gritar, lloran en silencio su calamidad.
Ilka Oliva Corado.
07 de noviembre de 2014.
Estados Unidos.

Deja un comentario