Brujas libertarias.

Las brujas son como esas revelaciones incitantes, como los aguaceros que alborotan la humedad, que despiertan los ríos, que convocan tormentas y que engendran nubes que lanzan conjuros, crean pócimas que hacen que las flores de desierto se vuelvan jardines de serranías.

Las brujas son legión a la que la jauría le teme por su honradez comprobada. Lunas hechiceras en cuarto menguante, encantadoras de almas solitarias. Seductoras en las tinieblas y lunas llenas que hacen que el tropel despierte en la penumbra.

Las hay de todas las edades, en todos los abismos y callejones oscuros. Caminan por las avenidas sin necesidad de disfrazarse de normales, cultas, sagradas y doncellas. Carecen de doble moral, aborrecen las mentiras y la manipulación. Son diosas de la ventura. Son cortesanas autónomas. Aman, se entregan sin medida y sus conjuros no los utilizan para enredar y encarcelar afectos.

Son dueñas de sus decisiones, de sus cuerpos, de sus sentimientos y pensamientos. No falsifican, son auténticas. Nada ni nadie logra intimidarlas.

De pronto se les ve sobrevolando entre la bruma, a veces en una escoba y en otras caminan entre la multitud como las mortales.

Creadoras del transformismo, se pueden convertir en mares despiertos y en ocasos sosegados. En pétalos de nardos o en copos de nieve. En amantes que cautivan y en delirios que enloquecen. Por su naturaleza son exóticas y eróticas. Se entregan en un mirada y se desnudan soberanas en el silencio de una caricia.

Ellas albergan avernos que liberan en los conjuros, los vuelven torrentes y veredas. Los crean rebelión. Son gurús combativas, visionarias, consecuentes, revolucionarias. Por excelencia anarquistas y putas.

No reprimen, no juzgan y no hostigan. Ellas: redimen, encausan y abrigan. Y aunque las han intentado desaparecer, oprimir y difamar, la historia mal contada no ha podido con el albedrío de las lunas de octubre, donde las brujas sui generis llevan a cabo su convite atemporal.

Para: las ancestras, para las de siempre. Gracias por la autonomía.

Para: vos, con este sortilegio inusual. Gracias por el vaho.

Ilka Oliva Corado.

Octubre 31 de 2014.

Estados Unidos.

 

2 pensamientos en “Brujas libertarias.

  1. Me llega. Yo tuve esta relación con cuatro brujas del Estado de Vermont cuando estuve en Johnson Ville en VSC en 2010, como escritor residente por un mes y, un día me visitaron y almorzaron conmigo. Quedé prendado de ellas con fascinación inolvidable.
    Carlos René García Escobar
    cargadorazo@gmail.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s