Oda de un suspiro.

I.

Déjame que te escriba
Que te desnude
Que que contemple
Deja que el sueño recurrente
Te acerque un poco a mí
Para respirarte
Para complacerte
Para decirte amor
Que no necesito inventarte
Para postergarte

Dejáme que te descubra
Que te admire
Que te sienta
Déjame enloquecer
En la premura
De esta noche oscura
Donde tú eres la luz.

II.

Te has vuelto puerto
Aire, serranía
La luz del medio día
Y la niebla otoñal
La brisa de la noche
Cuando el invierno
Ha de llegar

Letargo de un suspiro
Un poema de los míos
Qué solo tú entenderás.

III.

No me renuncies
No me rechaces
No te defiendas
No te contengas
Que este desarmado amor
Es inocente
Alienado
Un bohemio alucinado
Que trafica con la ilusión
De darte nombre ( rebeldía)
De pronunciarte ( lozanía )
De vivirte ( adición)
De acariciarte ( redención)
De admirarte (Venus)
Oda de un suspiro
Verso de un ocaso
Poesia de un trastorno
Quimérico encanto
Musa austral
Cordura de mi locura
Melodía en mi soledad.

Ilka Oliva Corado.
Octubre 1 de 2014.
Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s