Una vez más el pueblo.

 

Una vez más la sangre
la tortura
la violencia militar
una vez más
los paramilitares
los medios siempre oficiales
serviles del que tiene más

Una vez más el pueblo
los marginados
los rasos olvidados
los que no tienen defensa en la sociedad
los que tienen voz y gallardía
los campesinos que dan la cara
que no tienen universidad
que van descalzos a trabajar el día
a exigir la oportunidad
a declarar respeto
a defender la tierra

Una vez más el pueblo
como todos los días
las clases sociales y sus ironías
el letrado que no actúa
que mediocre se esconderá
atrás de la cortina
a leer sus libros en la vitrina
pretencioso de buena educación
con sus pergaminos y sus corbatas
no tiene lodo en la patas
pues usa zapato fino
que le compra papá
que le regala la impunidad
Una vez más la sangre
que se ha vuelto río
una revuelta
donde también matan a los críos
que se atreven a soñar
la adolescencia castigada
la niña siempre violada
que será mamá
aplauden al político de oratoria estrafalaria
firman leyes avergonzantes
festejan la impunidad
en el palacio y en un restaurante
en la avenida que cerrarán
y con bocinas proclaman
la encadenada libertad
y les creen con esperanza
de que la pobreza y la violencia
terminarán
mientras ellos festejan
con niñas tiernas que violarán
en alguna mansión autorizada
con seguridad presidencial
con firmas reconocidas
que promocionan la impunidad

Una vez más el pueblo
el silencio del que no actúa
del que observa a distancia
con su apatía de universidad
con su lejanía de clase social
con sus pensamientos de propiedad
con sus egos de diferencia
que los limitan en su mediocridad
que pague el más necesitado
que asesinen a los marginados
que los torturen, que los desaparezcan
que encarcelen a lo inocentes
un juicio ya organizado
con sentencia declarada
y que desaparezcan a los manifestantes
a los organizadores, a los que proclaman libertad
Una vez más la sangre
corre el río en el invierno
con sus furias desatadas
lleva consciencias y vidas segadas
torturas de las que nadie hablará
flotan los cuerpos como en el pasado
los de siempre los observarán
vieja historia que repite
como los saludos en el convite
del que es dueño de la impunidad
obedientes los miserables
que han vendido a su pueblo
la masa obrera que madruga
la campesina que se manifiesta
la proletaria que trabajando está
digna la vida de quien no se esconde
en un título de universidad
digna la vida de quien es culto para libertar.

Ilka Oliva Corado.
Septiembre 22 de 2014.
Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s