Rafael Correa en tierra de Jacobo Árbenz.

En la visita del presidente ecuatoriano Rafael Correa a Guatemala en el marco del V Foro Regional Esquipulas dictó cátedra con su discurso socialista por ende equitativo, honesto y sobre todo reivindicador. Que un presidente socialista visite el país en tiempos en que gobierna un presidente genocida, es una demanda a la justicia, a la memoria histórica y a la identidad. Es un reto a la avaricia, al oportunismo y a la impunidad. Es un desafío a la doble moral, a los presidenciables alagartados, al sistema mediocre y a la sociedad apática.

Privilegio de quienes pudieron presenciar su intervención en vivo, a mí me tocó hacerlo vía YouTube, de dicha que existe la tecnología. Y aun así se me erizó la piel, se me aguaron los ojos y también aplaudí cada una de sus palabras pronunciadas con la certeza de quien sabe lo que significa el pueblo, el hambre, la miseria, el racismo, y el desarrollo. Siempre el Sur, el Sur de mis amores.

Aunque no todo es perfecto a Rafael Correa le falta todavía aceptar que la mujer tiene el derecho absoluto sobre su cuerpo y con esto al aborto. Los derechos de las mujeres siempre son los últimos en tomarse en cuenta, y es una lucha doblemente aislada, en cuestiones de género nos hace falta tanta equidad. Y no hablo desde la entraña del feminismo, que lo respeto pero no soy feminista, hablo de una raza humana, todos los mismos derechos y todos las mismas responsabilidades. Donde el género no tenga siquiera cabida de mención, donde no nos tengamos que etiquetar y en base a eso obtener beneficios o ser marginados.

Pero regresando al tema del discurso de Correa ante las fauces de los representantes de los caciqueros, genocidas, estafadores, avaros, violadores, y mojigatos, el hombre pegó una jaboneada magistral, es que el que sabe, sabe, lo demás son babosadas. De una pieza sin doble juego.

“Paz sin justicia es simplemente pacificación, la insultante opulencia de unos pocos en América Latina al lado de la más intolerable pobreza, son también balas cotidianas en contra de la dignidad humana.” Cátedra de conciencia explicada con manzanas. Y a unos cuantos que me imagino que hasta disentería les dio. Pero ni olotes cargaban porque desde hace ya varios años la milpa no crece y el jilote no llega a mazorca, debido a que los caciqueros están destrozando el medio ambiente con sus ventas de tierras a empresas extrajeras que contaminan los ríos, deforestan montañas que se derrumban cada vez que llega el invierno y también cada vez que llega el verano la sequía fulmina a los más vulnerables. Malaya, habrán dicho, un mi costal de olotes para aguantar el discurso completo de Correa. A los que se estriñeron les tocó su supositorio, no cualquier mediocre genocida y bandolero admite entero un discurso de un presidente socialista.

Y ahí no hubo cómo acusarlo de traidor y de extranjero comunista, ante los medios de comunicación y tampoco la manera de levantarles demandas como lo han hecho con columnistas y periodistas, no hubo cómo recurrir a columnistas vendidos para que le escupieran el veneno de la mezquindad con apoyo de entidades gubernamentales, en esta ocasión les tocó tragárselo ellos mismos. ¿A qué les sabría?

Se imagina usted esa belleza de saludar al excelso Jacobo Árbenz frente a genocidas y a vende patrias. Y tener la entereza de saludar orgullosamente a La Patria Grande Latinoamericana, con ese carisma que tienen los hombres revolucionarios –de los de verdad- al estilo Hugo Chávez. No hombre si era para desmayarse de emoción –o de cólera para los traidores-. Y el patético  de Arzú que andaba dedicándole hipócritamente canciones a Rigoberta Menchú quedó frito con la reverencia con la que Rafael Correa se dirigió a ella. Que sus canciones se las haga supositorios y las guarde para cualquier emergencia post discurso Correa.

Fuera de comentar este discurso en mi estilo jacarandoso y desbocado, y tomándolo con la seriedad del caso, hay mucho para aprenderle a países como Ecuador y a gobernantes que saben que estar en la silla es una responsabilidad para con su pueblo y que es su obligación como ser humano brindar los recursos y oportunidades de desarrollo a los más vulnerables. Caso contrario sucede en Guatemala, los ricos más ricos y los pobres más pobres. Por el egoísmo y la codicia de los hambrientos de poder y de dinero. Por los politiqueros de anodinos.

“La superación de la pobreza es el mayor imperativo moral que tiene el planeta, ya que por primera vez en la historia de la humanidad, la pobreza no es fruto de la escasez de recursos o factores naturales, sino consecuencia de sistemas injustos y excluyentes.” ¿Aló vende patrias? Cómo les habrá dolido la bofetada a los ruines. Zurrados en sus sillas de seguro. “Esto no se va a resolver con caridad, con compasión, siempre hay lugar para aquello, para la solidaridad, esto se va a resolver reformando las estructuras injustas, que han acompañado a nuestros países durante siglos, esto se va a resolver por medio de procesos políticos, por eso estamos aquí compatriotas, para servir y transformar, esas estructuras tan injustas y volverlas estructuras incluyentes, para el bien común para todas y todos. Y para aquellos que nos quieren robar conceptos tan sublimes, como el de libertad, que entiendan bien: no puede haber libertad sin justicia, no solo aquello en regiones tan desiguales como América Latina solo buscando la justicia lograremos la verdadera libertad.” ¡Qué magistral pijeada! Es que hasta las hemorroides aplaudieron la jaboeneada, por eso era la incomodidad de los impunes en sus butacas.

¿Aló jueces vendidos y corruptos? ¿Aló Corte Suprema de Justicia? ¿Aló Corte de Constitucionalidad? ¿Aló periodistas y columnistas lame botas? ¿Aló a todos aquellos que niegan que hubo genocidio en Guatemala? ¿Aló a quienes andar persiguiendo defensores de derechos humanos? ¿Aló a los rastreros que firmaron la Ley Monsanto? En conclusión, ¿Aló culeros?

“El desarrollo es tu tipo de problema político, el punto de partida, la pregunta clave, es quién manda en una sociedad, ¿las élites, o las grandes mayorías? ¿El capital o los seres humanos? ¿El mercado o la sociedad?” Aló excelsos estudiantes universitarios…

“El mayor daño que se le ha hecho a la economía es haberla desvinculado de su naturaleza original de economía política,   nos han hecho creer que todo es un asunto técnico, y sin considerar las relaciones de poder dentro de las sociedades, han convertido sobre todo a los economistas, en funcionales a los poderes dominantes.” Qué jaboneada para aquellos que tienen el título por gusto, a los que les gusta coleccionar pergaminos y que muy bien abren las piernas para cuando les toca la ensartada, todo sea por la comodidad de clase y los reflectores. Porque cualquiera que tenga dos dedos de frente es incapaz de venderse. Pobre de aquel que deshonre la oportunidad que tuvo de acceso a la educación superior y que con su título se dedique a asaltar y a oprimir a su pueblo. -Aplica para cualquier profesión-. Hay que quemarlo con leña verde.

“Las instituciones políticas y programas de un país dependen de quién maneja el poder y América Latina ha estado, históricamente dominada por élites que excluyeron de los beneficios del progreso a las grandes mayorías.” ¿Aló Cacif y comparsa?

“La pobreza en América Latina es fruto de la inequidad y ésta a su vez consecuencia de las perversas relaciones de poder, donde pocos dominan todo.” Nuevamente, ¿aló come mierdas? “Cambiando esas relaciones de poder al servicio de las mayorías y a través de procesos profundamente democráticos.”

La tasa de crecimiento, ¿Aló Gobierno de zoquetes que está vendiendo la tierra a empresas extranjeras?

“Haciendo vivir mejor a los demás todos vivimos mejor, compañeros.” Aprendamos pues, que algo se nos pegue, ya que somos buenos para imitar, imitemos lo bueno.

“El salario digno, definido como aquel que permite a una familia salir de la pobreza son su ingreso familiar. Se puede pagar un salario mínimo para evitar un mal mayor: el desempleo, pero con la nueva legislación ninguna empresa puede declarar utilidades sino paga el salario digno hasta el último de sus trabajadores.” Esto sucede en Ecuador. ¿Para cuándo lo veremos en Guatemala? Si lo que hace el sistema es lanzar fuera de sus fronteras a los más vulnerables de la población.

“A diferencia del socialismo tradicional que proponía abolir la sociedad privada para evitar esta explotación, utilizamos instrumentos modernos y algunos inéditos, para eliminar las tensiones entre capital y trabajo. La forma más digna y sostenible de enfrentar el problema de la pobreza es la generación de trabajo de calidad, con buenos salarios y seguridad social.”

“Por eso es importante que gobierne gente independiente que solo tiene como objetivo el bien común.” O sea no a esas marionetas que representan a los grandes monopolios y a las élites y mucho más si tienen las manos manchadas de sangre.

“La clave de la calidad educativa son los maestros. La profesión de profesiones.” Ecuador ha hecho lo contrario de Guatemala en la manera de tratar el problema de la formación de docentes y sobre todo el salario justo – o digno-. Nos habla de la construcción de escuelas y de los recursos para la educación en general. En Guatemala hablar de educación y de escuelas en un gobierno de genocidas y de rastreros es intolerable y da para sentencia de muerte y si es extranjero para que lo expulsen del país por andar con ideas comunistas.

Ecuador no es el país perfecto y de hecho Rafael Correa no es un ser humano perfecto como tampoco lo somos todos nosotros, este escrito no es para alabarlo, pero hay mucho por aprenderle   él y a Ecuador.

Guatemala está el hoyo, en el culo del abismo y pocos apuestan por el desarrollo y por la equidad, pocos luchan desde sus espacios y tan opaco es el sector que se pronuncia. Como docente que soy me siento honrada en la forma en que él se refiere a la profesión de profesiones, y la manera en que motiva a los estudiantes a seguir tan digna profesión. En Guatemala en cambio el gobierno y las élites no   quieren maestros, quieren soldados. Serviles soldados que también son pueblo, para acallar la voz de sus hermanos, quieren policías para que maten a sangre fría a cualquiera que se atreva a pronunciarse. En Guatemala no quieren talentos, quieren represión.

“Tampoco creemos, esto es muy importante, en el infantilismo primitivista, según el cual la pre modernidad es equivalente al buen vivir y la miseria es parte del folklore. Queridos compañeros, una familia indígena, ancestral que en el siglo veintiuno no tiene servicios básicos: agua potable, alcantarillado, acceso a la salud, a la educación, a la energía a caminos, a la comunicación, eso no es folclore, eso es miseria, eso no es cultura, eso no es injusticia, no podemos engañarnos con esas cosas.” Aquí con este pronunciamiento Rafael Correa dio un golpe certero a las clases dominantes que se empeñan en que Guatemala sigo siendo analfabeta, un país de mayoría obrera, campesina y proletaria, a servicio de los patrones caciqueros. Que se empeña en que la gente viva en asentamientos de donde tienen el descaro de sacarlos para que se dediquen a rodar por las calles, como las hojas secas cuando llega noviembre. Una Guatemala desestabilizada y atemorizada para el bien de unos cuantos.

De esas universidades de lucro sin fin a las que Correa se refiera que existían en su país, abundan en Guatemala, cualquiera que tenga el dinero puede comprar un título universitario, abundan los catedráticos mediocres que a cambio de dinero o sexo son capaces de promover a alumnos haraganes, son docentes egoístas que no comparten el conocimiento porque temen que el alumno los supere. ¿Cuántas instituciones en Guatemala se benefician de la educación superior? ¿Cuántas se dedican a inculcar segregación, odio, racismo, avaricia?

Ecuador es un ejemplo soberano de lo que se debe hacer en Guatemala con esas universidades, pequeños monopolios a favor de los que dirigen las marionetas. Invertir en educación, obligación del sistema. El salario justo a los catedráticos.

“Existe nueva dependencia disfrazada muchas veces con etiquetas muy bonitas, y tal vez una de las muestras de ese neocolonialismo es la propia Organización de Estados Americanos, la OEA. ¿Por qué tenemos que discutir nuestros problemas en Washington? ¿Cómo puede sostenerse la irracionalidad de que la sede de la Organización de Estados Americanos esté en el país del criminal bloqueo a Cuba? Bloqueo que incumple abiertamente la carta fundacional de la OEA y que ha sido condenado nada menos que 21 veces por las Naciones Unidas, la última condena en octubre de 2013 con el respaldo de 188 de los 193 países miembros de las Naciones Unidas. ¿Cómo pudimos obtener esto? ¿Qué le vamos a decir a las siguientes generaciones? El bloqueo a Cuba constituye sin lugar a dudas el mayor atropello al derecho internacional, al derecho interamericano, y a los derechos humanos en nuestro continente. Ya debemos generar nuestros propios espacios de procesamiento de conflictos regionales.” Me recordó la canción de Carlos Puebla: La OEA es cosa de risa.

Creo que es necesario que estudiantes de diversificado y de universidad lo vean y que el maestro deje un su trabajo para puntos de unidad, que invite a los alumnos a analizarlo y a exponer sus puntos de vista. Mínimo par que tengan una idea de la monumental exposición que hizo el presidente ecuatoriano que con ejemplo y estadísticas propias de los avances en su país encara la miseria, y la problemática de ventas de tierras, recursos naturales, educación y opresión que se vive en Guatemala. Este discurso es necesario que lo veamos todos sin distinción de clases, sin que unos sean capitalinos y otros pueblerinos, sin que unos sean letrados y otros analfabetas. Es que nos compete a todos, porque todos debemos aprender. Sin distinción de fronteras.

El derecho de libre emisión del pensamiento que tenemos todos los seres humanos que en Guatemala es negado totalitariamente y quien se atreve a desafiar si es extranjero es muy probable que sea expulsado del país y si es nacional lo más probable es que aparezca muerto un día cualquiera bajo la hipótesis de la violencia común. Lo mismo con los defensores de derechos humanos y de los campesinos que defienden la tierra.

A las clases dominantes en Guatemala posiblemente el discurso magistral de Rafael Correa tal vez les agrió la cena, les forzó una zurrada con cólicos de mal de amebas, algo pasajero que ya olvidaron. Ese trago amargo que son obligados a beber los desleales. Pero estoy segura que a mucha gente capaz, honesta, perseverante, justa, que se pronuncia todos los días, en cualquier circunstancia, en pro del desarrollo, la equidad y la justicia, la visita de Rafael Correa en tiempos en que el país es gobernado por un genocida, ha sido una bocana de aire puro, un abrazo solidario, una palmadita en el hombro, una guía, un testimonio de que el avance, los cambios y el progreso se pueden realizar.

Es entonces este escrito para agradecer a ese presidente socialista la osadía de ir a dictar cátedra a Guatemala con la humildad y la genialidad que lo caracteriza pero sobre todo, este escrito es para aplaudir y para agradecer a quienes siguen resistiendo y siendo parte del cambio, a los que apuestan hasta con su propia vida para que las generaciones siguientes encuentran un mundo que les brinde las herramientas y las oportunidades para vivir con dignidad y en equidad.

Refrescantes las palabras de Correa en un país que está impregnado de sangre e impunidad. Por lo menos a él no habrá clase dominante que lo mande a juicio y que los calumnien y castiguen desde una Corte  Suprema de Justicia, desde una Corte de Constitucionalidad. No habrá carta de migración que lo invite inmediatamente a largarse del país por desestabilizador de masas, por su carácter e ideología socialistas. No habrá quién escriba un artículo en medios vendidos acusándolo de extranjero peligroso para la paz guatemalteca.

Qué privilegio tuvo Guatemala con la visita de Rafael Correa, y qué vergüenza debe darles a los que se atreven a escupir, a vender y a deshonrar esta nuestra hermosa Patria Grande Latinoamericana. ¡Viva el socialismo! Vivan los que tienen la entereza de hacer Patria sin fronteras. A ustedes que son  de una pieza y que siguen resistiendo, gracias. Gracias por el ejemplo y por la guía.

Ilka Oliva Corado.

Agosto 24 de 2014.

Estados Unidos.

2 pensamientos en “Rafael Correa en tierra de Jacobo Árbenz.

  1. Pingback: GUATEMALA: Rafael Correa en tierra de Jacobo Árbenz (por Ilka Oliva Corado) - Resumen Latinoamericano

  2. Contundente exposición digna de imitar para bien de las clases desposeídas, un pueblo hambriento es una bomba de tiempo, esa es la razón de tanto emigrante sufrido porque en sus países de origen no encuentran oportunidades.
    Saludos.
    L. Pozuelos.
    Guatemala
    Acatempa
    Jutiapa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s