Como para migrar con el agua al cuello.

Como cuando uno no sabe nadar y lo lanzan la mar, como cuando una bolsa plástica nos está asfixiando y no nos deja respirar. Como cuando la violencia paraliza todo ímpetu de sobrevivencia. Como cuando las oportunidades son inexistentes. Como cuando los gobiernos se lavan las manos y ríen a carcajadas celebrando la suerte de los marginados. Como cuando ellos mismos son los que crean las causas de la miseria y de la opresión.

Como para que fuera una película de terror, una pesadilla de la cual no se despierta nunca. Como para que fuera una bofetada a la dignidad humana. Como para dar un vitoreo a la avaricia y al soborno. Como para agachar la cabeza y decir sí patrón. Como para llorar para siempre hasta quedarnos sin ojos porque se nos volvieron sal. Como para escribir una novela de ficción -basada en hechos reales- que se venda como Bestseller.

Como para motearse y levitar toda una eternidad. Como para ir a misa y confesarse todos los días y besarle la mano al sotanudo que viola niños. Como para insultar al de sotana que lucha por la equidad y los derechos humanos. Como para decir que yo no fui, que fue Teté.
Como para discriminar al de color barro porque no destiñe. Como para oprimir al menos afortunado. Como para alardear de una toga y utilizarla para estafar al analfabeta.
Como para alimentar la impunidad con nuestros actos.

Como para que seamos todos cómplices con nuestro silencio. Como para voltear la cara y fingir amnesia colectiva. Como para tener chilate en lugar de sangre. Como hacer trueque nuestra voz por la desidia agazapada. Como para acomodarnos y taparnos los oídos. Como para creernos mejores personas porque vivimos con múltiples mascaras que nos permiten ocultar nuestra inmunda escoria.

Como para celebrar las remesas. Como para decirles a las mujeres violadas que ellas se lo buscaron y lo pidieron. Como para felicitar al toro de lidia que abusó a una niña.

Como para decirle huevón al que vive en la pobreza. Como para justificar nuestra desvergüenza con misericordias de doble moral. Como para inventarse fumadas que desacrediten la dignidad de los oprimidos. Como para hacerse a un lado y dejar que pasen los desamparados y que no nos contaminen con su tribulación.

Como para jactarse de un par de zapatos frente a un niño descalzo que no ha comido en tres días. Como para hacer alarde de la educación superior frente aun analfabeta. Como para lucir un automóvil frente a un jornalero que tiene la espalda astillada.

Como para vanagloriarse de una casa frente a los desalojados de los asentamientos.
Como para irse de culo con solo imaginar que un día nosotros podremos estar en los zapatos de los marginados, analfabetas, oprimidos, rechazados, discriminados, abusados y nos toque ver todo desde el otro lado del cristal.

Entonces: como para llorar el dolor en nuestros pies marchitos.

Como para gritar y no ser escuchado. Como para pedir justicia y que los otros finjan no escuchar. Como para ser invisible. Como para no dormir porque el hambre no lo permite. Como para ser desalojado del único lugar donde se tenía un techo.

Como para que la sociedad nos enjuicie y nos castigue por pertenecer a la clase obre, campesina y proletaria. Como para que nos violen y los otros finjan no ver. Como para que otros nos llamen huevones porque nuestra miseria –a la que el sistema obliga- es la comodidad de ellos.

Como inventarse fumadas para salir del paso. Como para culpar a otros. Como no aceptar que se es parte del problema. Como para negar que la migración indocumentada es forzada. Como para que nos digan que los que nos fuimos nos cobardes.
Como para que nos dejen a nuestra suerte. Como para que nos digan que es la avaricia la que nos hace buscar otro país.

Como para que todos comamos mierda, unos en plato de porcelana y otros en despeltrados. Unos en la avaricia y otros en la miseria. Cada uno pagando el precio estipulado. Como para vivir bajo las máscaras de la doble moral hasta convertirnos en polvo. Como para no tener la entereza de involucrarnos.

Como para negar que se migra con el agua al cuello y de ribete se nos acuse a los mojados indocumentados de que no tenemos derecho a buscar en otro suelo lo que el propio nos negó y encima, acusarnos de desertores y que digan que merecemos todo lo que nos sucede en el trayecto fronterizo.

Como para dedicar estas letras a todas aquellas personas que carecen de integridad y que desde la indiferencia y lo ralo del chilate que tienen en la venas, se atrevan siquiera a manifestar que su postura es imparcial.

Como para ser imparcial ante lo injusto, la migración forzada tiene su razón de ser y nos compete a todos detenerla. Como para decir que a quien no le guste que se vista y que se vaya -de indocumentado-.

Ilka Oliva Corado.
Julio 30 de 2014.
Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s