Estados Unidos deportará a niños migrantes.

¿Causa sorpresa esta decisión? No. Porque no se esperaba otra cosa de un país que se beneficia de la mano de obra barata de millones de indocumentados a los que les ha prometido una reforma migratoria que no cumplirá. Partiendo desde ahí y las deportaciones masivas de todos los días, era de esperarse que no brindara ningún tipo de apoyo a los niños migrantes que están viajando solos a Estados Unidos. Más de 47,000 han llegado al país desde octubre pasado, cifra preocupante.
Como si fuera mínima la desgracia de llevar las huellas de la frontera a tan corta edad, -lo de sobrevivirla no es solo un decir-. Experimentar la aterradora realidad de llegar a este tan anhelado suelo para sufrir todo tipo de vejaciones por parte de las autoridades migratorias, desde agresiones emocionales y físicas hasta abusos sexuales. ¿Cuántos de ellos se atreven a hablar y a denunciar lo que viven en la frontera, en los centros de detención estadounidenses? ¿Quién les cree? ¿Qué justicia es la encargada de hacer que los culpables paguen?
Aquí la alarma no es que los deporten ni que les nieguen asilo o algún tipo de status temporal que les permita reunirse con sus padres y vivir en el país, lo impresionante hubiera sido que Estados Unidos en labor humanitaria se dignara a recibirlos a sabiendas que ellos son los principales culpables de esta migración descomunal que hace que millones salgan de sus países de origen en busca de las oportunidades que estos les niegan.
Cuál será el grado de necesidad que tienen estos niños para que salgan en parvadas y viajen solos en busca de sus padres, de sus familiares a los que tienen años de no ver. Qué tengan que emigrar para huir de la violencia. Qué a tan corta edad se hagan cargo de la economía familiar, porque hay quienes no tienen un solo familiar esperándolos en Estados Unidos y sin embargo emigran, porque el hambre obliga.
Pero es que ¿a esa edad qué niño comprende la magnitud de lo que significa migrar sin documentos y atravesar México que es una enorme fosa clandestina?
Es un descaro el de los países centroamericanos que permiten que lo más preciado de su pueblo emigre: la niñez y la adolescencia que son la semilla del porvenir. Los lanza fuera a que mueran solos y lejos. Los obliga a emigrar para que en el camino los abusen, torturen, desaparezcan y los que logren salvar la vida jamás vuelvan a tener tranquilidad. ¿Qué clase de Estado es el que arroja la semilla de su patria al abandono migratorio? ¿Qué clase de país no ofrece un traslado que respete la dignidad humana? ¿Qué clase de país de llegada rechaza a la población más vulnerable de la humanidad? Aprovechados todos, se benefician del infortunio del migrante indocumentado. Unos en remesas, otros con el tráfico de sus cuerpos, otros con la explotación laboral. El único que pierde es el indocumentado.
Piense usted en lo que están viviendo en este mismo instante miles de emigrantes indocumentados que están intentando cruzar las fronteras de la muerte. Ahora esfuércese un poco más e imagine que toda vejación que quepa en su cabeza, la están viviendo niños que viajan solos. Qué humanidad de mierda, perversa, acomodada y asesina que marchita los botones y no los deja convertirse en flor.
Un esfuerzo más; imagine usted el retorno de esos niños que ya fueron abusados en la frontera, en las propias instalaciones migratorias en Estados Unidos, ¿qué llevan en la cabeza, en el alma? ¿quién los espera en sus países de origen? ¿Qué autoestima pueden tener? Qué soledad tan terrible helándoles la sangre. Comienzan pues los silencios, las pesadillas, la negación a vivir, el odio que es brasa viva, la cólera, el desamor, la frustración, todo esto en la infancia. ¿Cómo superarlo? Cómo ayudarlos si no fuimos capaces de brindarles oportunidades para que no se vieran forzados a emigrar, ¿qué haremos para reinsertarlos a la sociedad podrida que los espera? ¿Cuándo exigiremos a los Gobiernos de los países de origen que a los migrantes no los vean como remesas y a los niños como carne fresca para exportar?
Que Estados Unidos no les permita la estadía legal era de esperarse, aquí lo que urge es evaluar por qué los países centroamericanos obligan a que la semilla fértil emigre en condiciones tan detestables. Qué harán para ofrecerles mejores condiciones de vida. Nada, ya sabemos. Nunca lo han hecho ni lo harán. ¿Nos quedaremos como siempre, de espectadores? Creo que sí. Es más cómodo.
Es así como con 47,000 niños que deportará Estados Unidos, comienza una nueva crisis humanitaria que por indocumentada solo interesa para fines de explotación. Una crisis que lleva años en silencio e invisibilidad, sabrán el desierto, las fosas clandestinas, los ríos, túneles, alambradas y muros, cuántas vidas de niños se perdieron en el intento. ¿Cuándo seremos capaces de nombrarlos?
Ilka Oliva Corado.
Junio 23 de 2014.
Estados Unidos.

2 comentarios

  1. Y en tu opinión al dejarlos acá se les va a borrar lo que han vivido? Porque culpas a USA cuando el problema son los países Centroaméricanos. Nadie los esta invitando a venir pero si sus países de origen los están obligando a salir mas corriendo que andando de ahi. Es lamentable lo que estos niños sufren y no se lo deseo a nadie, solo de imaginarme que mis hijos fueran los que estuvieran ahí siento 1 rabia 1 impotencia horrible. Pero no por eso voy a culpar a USA nadie me obliga a estar aca.. nadie te obliga a estar aca… porque hablas mal del país en que resides en el que malo que bueno has hecho tu vida

  2. Haay, Sara, esto eslo que sucede cuando no nos enteramos de las políticas de los gobiernos de aqui, y de todo el mundo. Ilka no está hablando mal de USA. Ilka habla de la mala políticas que
    se practica en contra de los debiles…especialmente el aprovechamiento de las grandes potencias en contra de los países que no lo son. De la ley del mas fuerte, que puede ser practicada por los políicos aprovechados de aquí, de Centroamerica y de todo el mundo. Lea la historia de la bananera en nuestro país…lea acerca del Coronel Jacobo Arbenz Guzman, un gran visionario, y como terminó y provocado por quien….no tome partido sin antes enterarse…

Deja un comentario