Señora, usted.

Señora, usted. ( Para vos)
Que le pone el pecho a todo
Con su elegancia y su modo
Sutil y feroz su letra denuncia
No renuncia a revelar
La verdad que es tan cruda
Y no hay ninguna premura
Que la empuje a olvidar
Con su pluma y su tacto
Retrata las sombras de los espectros
Altaneros y evasivos en la pasividad
De las masas dormidas
En la apatía que anida
Tanta perversidad
Señora, usted
De sonrisa sureña
De palabra fecunda
Que no busca festejo
Ni aparentar
Ningún falso halago
Por recurrente y avaro
Logra comprar
Su pensar tan preciso
Su razón elocuente
Nada contra la corriente
No es una más
Autónoma y solidaria
Su mirada descubre
Lo invisible que esconde
La doble moral
En las sombras de la cotidianidad
Donde caminan las penas
Las miserias ajenas
La agonía y el dolor
El silencio comprado
La letra indiscreta
Donde bailan las marionetas
En festejo de opresión
Es usted la premisa
De que el viento y la brisa
Son niebla y son voz
Indómito encanto
Grito insurrecto
De los parias olvidados
Por esta funesta sociedad
Tragedia de mediocridad
Su talento iracundo
Camina en el inframundo
Respira devastación
Astillada la angustia
Evade la pena
Ya es suficiente condena
No tener voz
Pero usted lo denuncia
Haciendo de la causa perdida
La promesa que anida redención
Evidente y patente
Fiel y transparente
¿De dónde ha venido?
¿Por qué no se ha ido?
Señora, usted
Poesía temprana
Tuza en llamarada
Ceniza y fogón
Soberana lindeza de la expresión.
Ilka Oliva Corado.
Marzo 03 de 2014.

2 comentarios

  1. Que belleza…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.